Google prohíbe a sus empleados usar Zoom en el trabajo por sus fallos de seguridad
  1. Tecnología
"no cumple estándares de seguridad"

Google prohíbe a sus empleados usar Zoom en el trabajo por sus fallos de seguridad

La compañía ha avisado a sus trabajadores de que ya no podrán utilizar Zoom por no cumplir la herramienta con los estándares de seguridad exigidos en Google

Foto: Google prohíbe a sus empleados usar Zoom en el trabajo por sus fallos de seguridad
Google prohíbe a sus empleados usar Zoom en el trabajo por sus fallos de seguridad

Hacer videoconferencias a través de Zoom ya no es posible para aquellos que trabajen en Google. Debido a los fallos de seguridad de la aplicación que se han puesto en evidencia al aumentar su utlización en pleno confinamiento por el coronavirus, la compañía ha dado orden a sus empleados de no usar la herramienta en el entorno laboral para evitar que se cuelen en las videollamadas de su plantilla y protegerse de los ciberdelicuentes, que podrían tener acceso a información sensible de la compañía al no garantizar la herramienta el cifrado de extremo a extremo de las reuniones 'online'.

[Zoom, el invento que muere de éxito con el Covid-19]

Así, según informa 'Buzzfeed News', Google ha comunicado a sus trabajadores a través de un correo electrónico interno que ya no se podrán usar los servicios de Zoom —aplicación ideada en los años 90 por el ingeniero informático Eric Yuan que tiene como mantra la simpleza a la hora de conectar a amigos o equipos de trabajo de forma 'online'— por sus "vulnerabilidades" en materia de seguridad. "Recientemente, nuestro equipo de seguridad ha informado a los empleados que utilizan Zoom de que ya no se podrá usar la 'app' en ordenadores corporativos, ya que la aplicación no cumple con nuestros estándares de seguridad para las herramientas que suelen usar nuestros empleados", ha relatado a 'Buzzfeed News' un portavoz de la empresa, haciendo hincapié en que Google ya ha capado el uso de la aplicación en los equipos de la compañía.

No obstante, dada la situación que se ha desatado con el Covid-19, Google permitirá a aquellos trabajadores que estuviesen en contacto con su familia o amistades por medio de Zoom seguir haciéndolo "a través de un navegador web o un dispositivo móvil", blindándose así la red informática de los de Mountain View. Con esta medida, Google sigue los pasos de la compañía aeroespacial de Elon Musk, SpaceX, que recientemente también vetó la aplicación a sus más de 6.000 trabajadores instando a que se comunicasen por otras vías al estar preocupados por su seguridad y privacidad.

En este sentido, y desde que Zoom se ha usado masivamente durante la cuarentena decretada en medio mundo por el coronavirus SARS-CoV-2, son varios los fallos de seguridad que se han puesto al descubierto al ganar la aplicación popularidad, lo que ha conllevado que las videollamadas de Zoom hayan pasado de los diez millones, dato ofrecido por la propia compañía que se corresponde con el mes de diciembre de 2019, a los más de 200 millones de reuniones diarias. A pesar de la magnitud que ha alcanzado la herramienta, el hecho de que se haya sabido que mandaba información de los usuarios a Facebook o que no cifraba todas las llamadas de extremo a extremo, ha hecho mella en su imagen, teniendo que salir al paso la compañía con un comunicado en el que garantiza que trabajarán para mejorar su servicio: "No diseñamos el producto con la previsión de que, en cuestión de semanas, muchas personas en el mundo estarían de repente trabajando, estudiando y socializando desde su hogar. Estos nuevos casos de consumo nos han ayudado a descubrir problemas imprevistos con nuestra plataforma".

Tecnología
El redactor recomienda