el proyecto ya está en marcha

El Gobierno 'alista' a técnicos de Transportes y del INE para rastrear móviles en toda España

El Gobierno anunció este lunes un piloto en Valencia para rastrear móviles de forma anónima y agregada para frenar la epidemia. El rastreo en realidad ya se está realizando a nivel nacional

Foto: Un diputado consulta su móvil con unos guantes durante el pleno extraordinario para explicar la declaración del estado de alarma. (EFE)
Un diputado consulta su móvil con unos guantes durante el pleno extraordinario para explicar la declaración del estado de alarma. (EFE)

El Gobierno avanza en su plan de usar los datos anónimos y agregados de los operadores de telefonía para luchar contra la epidemia de coronavirus. Este lunes, la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, anunció por sorpresa un piloto en la Comunidad Valenciana para analizar los hábitos de movilidad de esa población en plena cuarentena. Es el primer proyecto de este tipo que recibe luz verde por parte del Gobierno central, pero lo que no anunció el ministerio es que la secretaría de estado de digitalización e inteligencia artificial ya está recabando datos de movilidad de los operadores para toda la población española. Y ha pedido ayuda interna a otros ministerios y organismos públicos para acelerar la tarea al máximo.

Fuentes del Gobierno confirman que la secretaría que dirige Carme Artigas, dependiente de Nadia Calviño, ha iniciado ya un proyecto a escala nacional para requerir los datos anónimos y agregados a los operadores (Telefónica, Vodafone y Orange) y poder comenzar a estudiar tendencias de movilidad en toda la población en pleno estado de alarma. Saber si las medidas de confinamiento social están siendo efectivas y cruzar datos de movilidad con datos sanitarios de contagios, focos de infectados, fallecidos etc, es fundamental para "aplanar" la curva del brote lo antes posible.

Para este proyecto, la secretaría de estado de digitalización ha pedido ayuda al ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que dirige José Luis Ábalos y al Instituto Nacional de Estadística (INE). Varios técnicos de estos dos departamentos están ya trabajando a tiempo completo en la recopilación de datos con los operadores y otro personal del ministerio de asuntos económicos. El motivo de seleccionar a personal de Transportes e INE responde a una razón muy directa: son dos de los organismos que han realizado ya proyectos muy similares al que se requiere ahora.

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.
Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

En el 2018 el entonces ministerio de Fomento (ahora Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) pagó 150.000 euros a la operadora Orange para realizar un estudio de movilidad basado en datos anónimos y agregados de sus clientes. El año pasado el INE hizo lo mismo: pagó 500.000 euros a Telefónica, Vodafone y Orange para conocer con más exactitud los hábitos de movilidad de los españoles y actuar conforme a cómo se mueven los ciudadanos. El proyecto de Transportes estaba ya finalizado pero el del INE seguía en marcha. Parte de los técnicos que estaban trabajando en el estudio del INE, y de los que lo hicieron en el de Fomento, han sido ahora 'llamados a filas' para este nuevo proyecto en plena crisis sanitaria del coronavirus.

La información que entregarán los operadores al Gobierno no incorporará ningún dato personal. Se trata de datos que recopilan las antenas de telefonía sobre nuestros movimientos y que se agregan y anonimizan antes de entregárselos al cliente en cuestión, en este caso el ministerio de Asuntos Económicos. ¿Adónde vas si sales de casa? ¿Cuánto tiempo pasas en un punto determinado de una calle? ¿Dónde aparcas el coche? ¿Estás siempre en el hogar?

Además, a través de las diferentes aplicaciones que cada operador desarrolla, tienen información adicional sobre tu ubicación por GPS y hábitos de navegación. Ambos frentes combinados y unidos a los datos de evolución de la epidemia, resultan en 'mapas agregados de calor' que muestran flujos de movimiento de personas y pueden revelar aglomeraciones desconocidas de gente en puntos de la ciudad y mayor movilidad laboral de la esperada.

La región más avanzada ahora mismo en este proceso es la Comunidad Valenciana, que se encuentra en plena fase de recepción y análisis de datos. El plan del gobierno central es recabar ya los datos de los operadores a nivel nacional, pero esperar a conocer qué conclusiones e informes elaboran en Valencia. "La idea es primero analizar una pequeña muestra, Valencia, y que todo lo que hagamos allí, visualizaciones, métricas, flujos de trabajo... nos valga para escalarlo a nivel estatal", señalan fuentes del gobierno, que calculan que a finales de la semana que viene se podrían tener las primeras conclusiones claras sobre los flujos de movilidad urbana y decidir si ajustar o aumentar las medidas de confinamiento.

Este proyecto es uno de los cuatro frentes digitales anunciados por Calviño esta semana para ayudar a frenar el coronavirus a base de mejores herramientas e información. Entre ellos está el lanzamiento a nivel nacional de una 'app' de autodiagnóstico llamada Asistencia Covid-19 y pensada para descongestionar los teléfonos de asistencia ciudadana y de urgencias. La Comunidad de Madrid ha sido la región que ha servido de piloto y el lugar donde ya está disponible la 'app' desde hace días. Otro de los proyectos es la puesta en marcha de la llamada "oficina del dato", un sistema que integrará y recopilará en tiempo real los datos de evolución de la epidemia en todas las CCAA. Todos son urgentes pero el rastreo de los móviles para obtener datos de movilidad es ahora la máxima prioridad del Gobierno.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios