Arranca un piloto en Valencia

El Gobierno iniciará el rastreo de móviles con CCAA y operadoras para combatir el virus

La Comunidad Valenciana, en coordinación con el Gobierno central, comenzará a acceder a datos anónimos y agregados de telefonía de la población para intentar controlar el brote

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Más munición para combatir el brote de coronavirus. El Gobierno ha comenzado a coordinarse con varias CCAA para recabar datos anónimos y agregados de los móviles de la población (no hay datos personales involucrados), estudiar los movimientos que realizan y poder así conocer si las duras medidas de confinamiento social desde la declaración del estado de alarma están surtiendo efecto. Hay varias comunidades ahora mismo con proyectos de este tipo sobre la mesa, pero la Comunidad Valenciana ha sido la primera en obtener el visto bueno del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital tras varias semanas de "bloqueo" en las conversaciones.

El proyecto lleva en marcha en Valencia desde hace al menos dos semanas y ahora es oficialmente el primer "piloto" con el respaldo del Gobierno. La propia ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, lo ha confirmado hoy en una rueda de prensa junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa. "Para el seguimiento de estas medidas [de confinamiento] vamos a tratar de desarrollar elementos de inteligencia artificial para entender los desplazamientos de las personas y anticipar posibles cuellos de botella, aglomeraciones o situaciones de tensión", ha explicado, a la vez que confirmaba el proyecto de Valencia como el primero que tiene oficialmente luz verde del Gobierno.

En Valencia, un grupo de especialistas en salud pública, 'software' y modelos matemáticos llevaba ya un tiempo trabajando con dos operadoras, Vodafone y Orange, en tener listo el trabajo previo de recolección de datos, justo esperando este momento. "La situación ha estado bloqueada durante la última semana, no había avance, nosotros queríamos comenzar ya con el proyecto, pero tras la declaración del estado de alarma se suponía que necesitábamos luz verde del gobierno central. La situación es tan desesperada, porque esa es la realidad, la situación es grave, que la administración central al final estaba abierta a todo", explica a Tekanautas Nuria Oliver, doctora por el MIT, chief data scientist de Data-Pop Alliance y una de las personas que ayudó a montar precisamente los departamentos de big data de Telefónica y Vodafone.

Nadia Calviño, durante la rueda de prensa que ofreció este lunes en La Moncloa. (EFE)
Nadia Calviño, durante la rueda de prensa que ofreció este lunes en La Moncloa. (EFE)

El equipo de Valencia usará los datos anónimos y agregados facilitados por las operadoras para extraer patrones de movilidad de la población. ¿En qué barrios está saliendo mucha gente a la calle? ¿A qué horas? ¿A dónde se desplazan quienes tienen que ir a trabajar? ¿Está habiendo demasiadas aglomeraciones en un punto concreto del a ciudad? ¿Ha tenido el cierre de escuelas un impacto en el distanciamiento social? ¿Cuánto exactamente?

"Vamos a usar los datos que captan las antenas de telefonía. No son datos tremendamente precisos, es mucho más preciso lo que te da una 'app', pero se pueden hacer muchas cosas con ellos. Todos los modelos epidemiológicos se basan en analizar la probabilidad de que las personas pasen de la categoría de "susceptible de contagio", a "expuesto" y a "infectado". Eso depende de la movilidad, son variables que se pueden calcular a gran escala usando los datos de telefonía", explica Oliver.

El proyecto es muy similar al que los operadores ya han firmado en el pasado con el Gobierno y otros organismo públicos, solo que será la primera vez que se use el rastreo anónimo y agregado de móviles para intentar frenar una epidemia de tal magnitud como el coronavirus. Fomento ya trabajó con Orange en 2018 para acceder a los datos de abonados y analizar la movilidad interprovincial de viajeros a nivel nacional. A finales del año pasado, el INE firmó un polémico acuerdo con Telefónica, Vodafone y Orange para conocer los patrones de movilidad en todo el país.

(Reuters)
(Reuters)

La crisis del coronavirus ha hecho que estos datos de movilidad sean vitales para intentar ganar tiempo y frenar la temida curva de contagios. Otros países como Bélgica, Italia, Coreal del Sur o Israel han recurrido también a estos datos y mucho más. En Corea del Sur, China y Taiwán, por ejemplo, los datos provenientes de las 'apps', más precisos por usar localización por GPS, han sido utilizados de forma masiva para controlar los movimientos de la población, en muchos casos llegando incluso a identificaciones personales. No es el caso de Italia o ahora España, donde se usarán datos agregados y anónimos.

"China está super feliz, normal. Han usado estas herramientas sin cuidar para nada la privacidad y ahora ya tienen la excusa para seguir usándolas. Está claro que hay un riesgo, por eso lo importante es delimitar y definir los términos y condiciones de uso. Esta pandemia va a estar entre nosotros meses, el impacto social y económico será inmenso, por eso es vital poder usar cualquier herramienta al alcance para limitar el impacto del coronavirus. Pero eso no quiere decir que vayas a seguir teniendo acceso a esos datos tras el estado de alarma. Si es una 'app', se inutliza y listo. Si son los datos de antenas, los operadores dejan de suministrarlos, y ya", señala Oliver.

Ana Berenguer, Directora General de Análisis y Políticas Públicas de la Generalitat Valenciana y otra de las responsables del proyecto, señala que la idea detrás es poder tener mejor información para asignar mejor los recursos. "Estamos intentando hacerlo en conjunto con el Departamento de Salud para mejorar nuestros modelos epidemiológicos y hacer una proyección mucho más exacta de los recursos sanitarios que necesitaremos y evitar colapsos: dónde hay un crecimiento exponencial, dónde tenemos que asignar más UCI, donde hay que reforzar la presencia policial etc", explica a este diario.

(Reuters)
(Reuters)

Matemáticos y epidemiólogos consultados que trabajan sin descanso estas semanas en construir modelos de evolución del Covid-19 coinciden en señalar que los datos de movilidad que pueden aportar los operadores serán clave para afinar las predicciones. "La situacion es basante difícil, los contagios siguen avanzando de manera exponencial y las medidas de contención que hemos adoptado no son suficientes, son simples matemáticas. Estamos en un escenario de movilidad parcial, y por eso es tan importante conocer cómo esa movilidad está frenando o alimentando los contagios. Los datos de telefonía serán fundamentales en esto", explica Alex Arenas, investigador y matemático de la Universidad Universidad Rovira i Virgili y responsable de uno de los modelos de predicción más precisos de los creados en España.

Según Arenas, sigue siendo vital reducir el número de contactos medio por habitante a 4 o menos personas al día. "Si estás por encima, la curva se nos va. En nuestro modelo, las personas mayores, por ejemplo, que se quedan siempre en casa y viven solos, está en contacto de media con 2-3 personas. Pero la gente que tiene que seguir yendo a trabajar aumenta sus contactos 5 o 6 persona y otros hasta 8 o 10. Esa es ahora mismo nuestra gran debilidad. Si gracias a los nuevos datos logramos medidas mas estrictas de movilidad para frenar en seco la curva, bienvenidos sean".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios