NI SE VE NI SE TOCA

Réquiem por la SIM: cómo aprovechar la tarjeta virtual y cuánto te cobrará tu operador

Cada vez más móviles integran esta solución. Si te preguntas por su utilidad, debes saber que no sirve únicamente para olvidarnos de la SIM de toda la vida.

Foto: La SIM física, ¿camino a la extinción?.  (B. Jordan / Unsplash)
La SIM física, ¿camino a la extinción?. (B. Jordan / Unsplash)

Anunciada en el Mobile World Congress de hace cuatro años, la eSIM avanza poco a poco pero sin pausa. Contando con las distintas versiones de los Samsung Galaxy S20, ya son más de 20 móviles los que la integran. Además de los mencionados Samsung y sus plegables Galaxy Z Flip y Galaxy Fold, en esta lista se encuentran todos los iPhones desde los XS y XR, los Pixel de Google desde su segunda edición y el renovado Motorola RARZ. No nos podemos olvidar tampoco de los smartwatches, que son los principales beneficiados de la llegada de la eSIM, ya que raro, muy raro, era el reloj que podía albergar una SIM y contar con conectividad móvil.

Por tanto, la ventaja en los smartwatches es obvia, poder contar conexión para llamadas y datos sin estar vinculado a un móvil. Entonces, ¿cuál es el beneficio en los móviles de la presencia de la eSIM? Más allá de que cuando cambies de operador ya no necesitarás recibir una SIM física o la imposibilidad de que se te pierda, el primer beneficio es que la eSIM nunca está sola en un smartphone, siempre convive con el hueco para una SIM tradicional. Y el hecho que de momento, y hasta que todos los operadores la adopten, vaya siempre de la mano de una SIM física aporta una clara ventaja: contar con “hueco” para dos SIMs.

¿Para qué sirve?

¿Para qué podemos querer contar con dos tarjetas SIM? La respuesta más obvia y habitual es la de poder llevar en un solo móvil el número de teléfono personal y uno de trabajo. Puede parecer una tontería e implica sus riesgos, llevar siempre el número profesional encima, pero aquellos que llevan dos móviles porque no les queda otra lo agradecerán. Y ojo, que los móviles dualSIM existen desde hace años, pero ahora es posible por ejemplo llevar dos SIM en un iPhone, dispositivo bastante habitual en el mundo laboral.

El iPhone Xr y el iPhone Xs Max fueron los primeros de Apple en tener eSIM. (Carmen Castellón)
El iPhone Xr y el iPhone Xs Max fueron los primeros de Apple en tener eSIM. (Carmen Castellón)

Otra de las grandes ventajas que ofrece la eSIM es que también nos permite usar en ella un operador con una cobertura y en la SIM física otro operador con una cobertura distinta. Esto facilita sobre todo a los más nómadas no quedarse sin cobertura cuando atraviesen o se encuentren en una zona sin cobertura en su operador habitual. No son tantos, de momento, los operadores compatibles con la SIM virtual, pero sí los suficientes como para poder hacer ya todas las combinaciones posibles de cobertura.

Además de en los cuatro principales operadores, la eSIM está presente en Pepephone y O2, segundas marcas del Grupo MásMóvil y Movistar. Eso permite por ejemplo, que sea muy barato contar en un mismo móvil con las coberturas de Yoigo, Orange (al ser la cobertura de respaldo de Pepephone y Yoigo) y Movistar, contratando una tarifa de Pepephone, desde 6,90 euros al mes con 4 GB, y de O2, con tarifas a partir de 10 euros con 5 GB. Para contar con la cobertura de Vodafone, la tarifa más barata es la Mini, con 4 GB por 19,99 euros al mes.

La eSIM es gratis, la multiSIM ya no

OperadorCoste mensualNúmero de eSIMs
Movistar8€ mes4
Vodafone2,95 € por eSIM o gratis en tarifas altas4
OrangeGratis (una eSIM adicional en One Total y One Súper) o 6,05 € / mes por eSIM5
O25€/mes3

Entrando ya en el terreno de los precios y la oferta de los operadores, la eSIM de por sí no tiene un coste, siempre que use como única SIM asociada a la tarifa. El alta o cambio de SIM física a eSIM sí que puede tener un coste. Pero lo que también facilita la SIM virtual es poder usar una misma tarifa en distintos dispositivos sin necesidad de contar con varias SIM físicas. Esta posibilidad la ofrecen Movistar, Orange, Vodafone y O2, cada una con sus precios y número de dispositivos simultáneos:

Adiós al roaming con eSIM locales

Hasta ahora hemos visto cómo en situaciones cotidianas se le puede sacar el máximo a la eSIM, ya sea contando con varias coberturas, juntando en un móvil números personales y profesionales o compartiendo tarifa entre distintos dispositivos. Pero las ventajas pueden ser incluso mayores cuando viajamos al extranjero.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Es cierto que en la Unión Europea ya no hay fronteras y podemos usar nuestras tarifas allá donde viajemos, pero puede ser interesante hacerse con una SIM local si vamos a hacer un uso intensivo. Más interesante aún resulta hacerse con una eSIM si viajamos fuera de las fronteras del viejo continente. Por ejemplo, en Estados Unidos te puedes hacer con una tarifa de datos ilimitados de AT&T por 65 dólares al mes, asociada a una eSIM. También hay operadores globales que se pueden contratar desde los ajustes de los propios móviles con eSIM, como son Truphone y GigSky, aunque si puedes evítalos, porque son más caros que los operadores locales.

Recuerda de todas maneras que a pesar de que hay más de 20 móviles compatibles con la eSIM, además de smartwatches y otros dispositivos que tienen conectividad móvil gracias a ella, el operador con el que quieras usar la eSIM tiene que tener el móvil entre la lista de compatibles. Por eso, si tienes interés en las ventajas de la eSIM y vas a cambiar de operador, consulta primero su lista de dispositivos compatibles.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios