NUEVO CONCURSO

BCN repite la "chapuza" de Madrid y aboca al caos a 21 'startups' de motos de alquiler

El Ayuntamiento genera desconcierto en gran parte del sector al fijar un máximo de 381 motos por compañía. "Esto es algo que te impide prestar un servicio viable", aseguran algunas de las compañías.

Foto: Motos compartidas de Acciona en Barcelona. (Foto: Acciona)
Motos compartidas de Acciona en Barcelona. (Foto: Acciona)

"De todas las que podían hacer han escogido la peor". Eso lo afirma un directivo de una empresa de 'motosharing'. Habla de la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de ejecutar un reparto salomónico de las licencias para poner motos de alquiler en la Ciudad Condal. La corporación de Ada Colau permitirá 331 motos por 'cabeza' a un total de 21 empresas, que en los próximos días deben presentar la documentación y garantías para poder empezar a operar, algo que está previsto en el mes de marzo. Un modelo que guarda muchas similitudes por el modelo que impuso el equipo de Manuela Carmena para los patinetes eléctricos compartidos en Madrid y que acabó abocando un rosario de cierres, fusiones y compras de compañías a precios de saldo.

Un sector tembloroso como un flan en el que solo las firmas con músculo financiero detrás, como Lime, Bird o Acciona, han conseguido mantenerse rectas. "Es una chapuza cortada por el mismo patrón", resumen estas mismas voces, realmente críticas con la decisión. "El 'motosharing' no es un fénpomeno tan nuevo como el de los patinetes. Por eso es sorprendente que hayan tirado por este camino. Desde hace cuatro años, está a la orden del día en esta y otras ciudades como Madrid".

El pasado 7 de febrero el Ayuntamiento de Barcelona publicó la decisión., En el listado de autorizados aparecían 21 empresas. Entre ellas, las cinco que ya operaban en la ciudad. Pero también otras 16. En total, eran 6.958 licencias. A nadie le tocó el gordo, como ya ocurriese en el reparto de Madrid con los patinetes, donde cada compañía podía pedir permisos en función de su estrategia e intereses. Aquí fueron todo 'pedreas'. 331 para cada uno. "Esto nos pilla a pie cambiado", confiesa una de las firmas que llevaba operando ya en la ciudad un tiempo. "El modelo es prácticamente insostenible. Ni para los que estábamos ni la para los que van a probar suerte. Es muy difícil con los vehículos que nos han autorizado sacar rentabilidad, con la infraestructura fija que tienes que manejar".

Las motos de Ecooltra responden bien a la hora de acelerar (Foto: Aroa Fernández)
Las motos de Ecooltra responden bien a la hora de acelerar (Foto: Aroa Fernández)

Aseguran que se repetirá el problema de Madrid. "Nadie opera en el mundo con tantas empresas ni de coches ni de motos ni de nada en un municipio. ¿Por qué? Porque al usuario no puedes obligarle a tener una veintena de apps en el móvil"; añade. La clave, aseguran estas empresas, es que los clientes tengan vehículos a mano cuando lo necesiten y que no tengan que caminar demasiado. "Eso no es posible con una flota de 300 y pico motos en una ciudad en Barcelona", analizan.

Esto se podría solucionar mediante agregadores de servicios. "Eso lo debería haber contemplado el Ayuntamiento en todo caso. Si lo dejas en manos privadas, es un intermediario más y cada empresa tiene su propio modelo de precios y fidelización. Eso lo complica mucho todo". Añaden estos directivos que la ciudad tiene tanto "un clima" como una cultura "de la movilidad" idóneo para este gremio. "Si no toman medidas para arreglarlo es probable que las plataformas de motos de alquiler queden unos años condenadas aquí"

La principal víctima

La más afectada por este plan, en caso de que llegue a cristalizar, es eCooltra, la primera que llegó a la ciudad. Cuenta a día de hoy con cerca de 2.300 motos en la ciudad. Prácticamente el 80% (unas dos mil) tendrán que plegar velas. "Si finalmente tenemos que hacer el recorte siempre podemos utilizar estas motos para reforzar el servicio en otras ciudades o abrirnos hacia el área metropolitana de Barcelona, algo que está en mente", explica el CEO de esta compañía, Oriol Marimon-Clos, que remata que la comunicación con el Ayuntamiento ha sido fluida desde el día que empezaron a operar y apostaron para instalarse allí. De momento, confiando en que "hay tiempo para rectificar", eCooltra ha creado un manifesto online y una recogida de firmas para que las autoridades reconsideren la decisión.

Las motos de Movo, negocio en el que participa Cabify
Las motos de Movo, negocio en el que participa Cabify

El problema que se presenta es que todos los viajes no se producen en un mismo núcleo urbano. Uno puede coger la moto en Sabadell y dejarla en Plaza Cataluña en Barcelona. No es un pensamiento exclusivo de esta firma, aunque sí que puede ser la más interesada en un modelo así. No hay que olvidar que las cinco compañías Scoot, Ecooltra, Yego, Movo (Cabify) y Acciona, que ya estaban en la ciudad prácticamente ya movían 6.000 motos. Diferentes empresas consultadas señalan que la clave para esto puede estar en el plazo de 24 horas para "retirar los vehículos que están mal aparcados" que fije la normativa. "Todo depende de la flexibilidad que tenga el Ayuntamiento", explican.

El próximo paso que aparece en la hoja de ruta es la presentación de la documentación necesaria. "Son temas más administrativos, no suponen grandes barreras de entrada ni garantías de cara a asegurar que realmente eres capaz de operar sin problemas", añade Marimon-Clos. "Obviamente se ha producido un efecto llamada con un concurso así. Y eso puede crear situaciones de mal servicio que al final por la que paguemos todos".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios