Circ (antes Flash) se queda sin fondos

Despidos y 55 millones a la basura: el 'rey' de los patinetes en España, en problemas

Circ, la 'startup' alemana que hasta hace poco tenía el mayor número de patinetes en la capital, se queda sin fondos y directivos clave entre despidos y dimisiones. ¿Qué está ocurriendo?

Foto: Lukasz Gadowsk, cofundador de la empresa de patinetes eléctricos de alquiler Circ. (Imagen: EC)
Lukasz Gadowsk, cofundador de la empresa de patinetes eléctricos de alquiler Circ. (Imagen: EC)

"O algo cambia o en marzo se acabó". Así de rotundo es uno de los directivos de Circ (antes llamada Flash), la empresa alemana que hasta hace unos meses era la que más patinetes de alquiler tenía en toda España. Fundada en 2018 por el millonario polaco Lukasz Gadowski y dos socios, la 'startup' había conseguido 55 millones de euros de financiación, se había expandido en 14 países (40 ciudades) y fichado en España como jefa a la máxima responsable de Deliveroo en nuestro país, Diana Morato. La directiva ha durado solo diez meses en el puesto, se han ido también otros ejecutivos clave y, lo peor, a Circ se le acaban los fondos. Su situación es el mejor ejemplo de la burbuja de los patinetes en España y, especialmente, en Madrid: empezaron 22 compañías, ahora quedan media docena pero solo hay hueco para, en el mejor de los casos, dos o tres.

Circ aterrizó en España a finales del año pasado y entró a lo grande. En unos meses se hizo con más de 1.300 licencias en Madrid. El pasado abril dio otro golpe sobre la mesa: compró a precio de saldo la zaragozana Koko, otra de las víctimas del 'hype' de los patinetes. En medio año pasó de la nada a ostentar el mayor número de vehículos en la capital, casi 2.300, por encima de "los americanos", como se conoce en el sector a los otros dos gigantes, Lime y Bird, ambas con sede en California. Durante este tiempo Circ cambió de nombre (dejó de llamarse Flash) e hizo una ambiciosa expansión en Portugal llegando a múltiples ciudades, desde Braga o Lisboa pasando por pequeñas localidades como Portimão (55.000 habitantes) o Matosinhos (45.000 habitantes), algo que ha disparado sus costes.

Los problemas de Circ no serían importantes si no fuera porque es una de las mayores del sector y porque todas las demás se encuentran en una situación similar o incluso peor: Tier, también alemana, cerró ya sus operaciones en España el pasado septiembre. Nadie la echa de menos. ¿Qué está ocurriendo? ¿Cómo es posible que con 55 millones de euros y fichajes estrella como el de Diana Morato, artífice de la expansión de Deliveroo en España, se enfrente ahora a un posible cierre o venta?

Las baterías extraíbles de los patinetes de Circ. (Foto: Circ)
Las baterías extraíbles de los patinetes de Circ. (Foto: Circ)

No es solo culpa de Circ. Media docena de directivos del sector consultados coinciden en señalar a dos grandes culpables que han reventado el sector de los patinetes eléctricos de alquiler. El primero son las propias compañías de 'scooters'. Las cosas no arrancaron bien en los primeros meses de 2018 cuando comenzamos a ver los primeros vehículos por las calles. "Se trataba de ser los primeros en llegar, inundar las calles con estos aparatos, conseguir que la gente se bajara tu aplicación antes que la del competidor. Daba igual lo que dijeran los ayuntamientos. Si te decían que era ilegal dejarlos en la calle, los ignorabas, era una carrera loca por ser los primeros", explica un directivo del sector cuya compañía aún opera en Madrid y pide el anonimato.

El resultado de esta guerra inicial ya lo conocemos: cientos de vehículos tirados por las aceras, estorbando a los peatones, vandalismo y ayuntamientos muy, pero que muy cabreados. "Fue un absoluto desastre, las compañías de patinetes fueron las primeras en equivocarse por completo. No crearon una relación de cooperación con los ayuntamientos, no se presentaron como la solución a un problema, sino como un problema en sí mismo", explica otro directivo. Ese punto de arranque condicionó para mal todo lo que vino después.

Lukasz Gadowski, fundador de Circ y de Delivery Hero. (Foto: Mdr.de)
Lukasz Gadowski, fundador de Circ y de Delivery Hero. (Foto: Mdr.de)

Ante semejante caos, llegó el turno de las ciudades de responder. Y lo hicieron con regulaciones totalmente restrictivas, como el caso de Barcelona, donde está prohibido usar patinetes de alquiler si no es acompañado de un guía turístico, o Madrid, donde un rocambolesco sistema de licencias ideado por el gobierno de Manuela Carmena ha hecho totalmente inviable operar un negocio rentable.

El consistorio estableció un número máximo de patinetes por distrito y abrió las licencias a todas las compañías que se quisieran presentar. El resultado es una situación "absurda", tal y como lo califican desden el sector, y ponen un ejemplo. En el barrio de Sol, uno de los más concurridos del distrito Centro, el ayuntamiento estableció un cupo máximo de 32 patinetes pero repartidos entre 16 empresas. Tocan a dos cada uno. Con dos vehículos al día los números simplemente no cuadran, lo que ha obligado a las empresas a renunciar a licencias por no poder ponerlas en funcionamiento. De las 2.300 que tenía Circ en Madrid, ha renunciado a casi 1.600. En total, de las 8.200 que deberían estar en uso en la capital, solo hay 5.566.

Esta es la situación a la que se enfrenta Circ y el resto de 'statups' del sector: un estrangulamiento lento pero efectivo que ha ido dejando bajas por el camino. Empresas que cierran (como Tier), otras que se venden al mejor postor a precio de saldo (como Koko) y otras que, como Circ, pese a tener millones en el banco y algunos de los directivos más experimentados en sus filas, está al borde del cierre o la venta.

¿Despido o dimisión?

Consultados por Teknautas, Félix Petersen, el nuevo responsable de Circ en España y Portugal, niega que la compañía se encuentre en problemas y carga todas las culpas en las regulaciones adversas de las diferentes ciudades, sobre todo Madrid y Barcelona, y en los errores de su antecesora en el cargo, Diana Morato, la ex jefa de Deliveroo hasta el pasado marzo. "Los relevos en España se deben en parte a los resultados obtenidos, no estábamos contentos. Desde que hicimos los cambios la situación es estable. Operativamente, cada patinete ahora da dinero y nos estamos centrando en reducir costes todo lo posible para ser rentables a nivel global", explica Petersen, quien asegura que fue la organización quien decidió prescindir de Diana Morato al frente.

Contactada por este diario, Morato ha preferido no realizar declaraciones, pero fuentes del sector cercanas a la directiva aseguran que fue ella la que en realidad decidió dar el paso y presentar su dimisión. ¿El motivo? Había perdido la fe en el proyecto, en que Circ pudiera acabar siendo una de las dos o tres elegidas para ganar la batalla a todas las demás. Gran parte de esa pérdida de confianza apunta al cofundador, Lukasz Gadowski, creador de la 'startup' de entrega de comida a domicilio Delivery Hero, vendida en Alemania a Takeaway.com por más de 500 millones. Hasta tres fuentes diferentes consultadas que han trabajado directamente con Gadowski le describen como un "jefe horrible", un "kamikaze de los negocios" o "una persona sin empatía que no sabe crear un ambiente de equipo, una familia. Solo había gritos, gente llorando y despidos por cualquier tontería", señalan.

(Imagen: Circ)
(Imagen: Circ)

Oficialmente, Circ solo reconoce "algunos errores, que se han ido subsanando", explica Petersen, quien señala que se trata de un negocio aún muy inestable por la regulación pero también por la estacionalidad. "En invierno la gente apenas coge patinetes, es normal. Los mercados nórdicos pegan un bajón muy grande, de hasta el 50%, dependemos más del Sur de Europa". Fuentes del sector van más allá: la agrevisa expansión en Portugal y otros países y los gastos desmedidos con la introducción de nuevos modelos de patinetes con baterías intercambiables, aseguran, han supuesto un coste adicional desmedido en un negocio en el que no te puedes permitir gastar ni un euro de más. A comienzos de noviembre Circ despidió al 10% de toda su plantilla en Europa. Ahora la pregunta es qué pasará en los próximos meses.

Varios inversores consultados señalan que ya se están produciendo conversaciones para resolver la incógnita. Y hay varias opciones: una fusión de varias de las empresas europeas más grandes (Voi, Tier y Circ); la venta de Circ a alguno de los 'grandes' de los patinetes (Lime, Bird), o a los gigantes tradicionales que se están colando en la movilidad urbana, como Acciona en España, Ford con Spin, BMW y Daimler con Hive y Seat con Ufo; o un cierre definitivo de Circ, algo que se descarta de momento. "Basta que Lukasz ponga unos millones más para seguir tirando unos meses hasta que haya una venta en buenas condiciones", señalan. Donde no hay duda es en lo que va a ocurrir en 2020: una guerra sin piedad de la que solo sobrevivirán dos o tres empresas. Con Circ empieza la criba.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios