¿Cuánto se mueve un jugador de frame a frame?

¿Gol ilegal por un pixel? El fallo técnico del VAR que cabrea al fútbol (y afecta a España)

La unión entre la falta de cámaras más precisas y la poca claridad en las decisiones ajustadas ha llevado a las altas esferas del fútbol a replantearse la intervención del VAR en este aspecto

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Jueves 9 de enero de 2020. Gerard Piqué marca el 3-1 en la semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid, pero el árbitro, ayudado por el VAR, señala fuera de juego. Como se ve en las imágenes, la posición adelantada es ajustadísima y la marcan unos poquísimos centímetros. Sábado 9 de febrero de 2019. Morata marca el 2-2 en un partido de liga entre Atlético y Real Madrid, pero acaba anulado por unos 6 centímetros. A pesar de los meses de diferencia, nos encontramos ante una ocasión casi calcada, esta vez incluso más ajustada que la anterior.

Ambas acaban siendo ilegalizadas por decisión del VAR, pero ¿y si esa decisión dejase de ser correcta por imposibilidad técnica? No, no es una pregunta sin base ni el sueño de los fanáticos que odian el videoarbitraje, sino que es algo que se empieza a oír cada vez con más fuerza dentro del mundo fútbol y que está cobrando más y más vuelo. Tanto, que empieza a ganar adeptos entre las altas esferas como la UEFA y la IFAB.

Hace unos días, tras la polémica generada en Inglaterra después de que se señalaran 8 fueras de juego casi invisibles a través del VAR en apenas dos jornadas, el presidente de la Comisión de Árbitros de la UEFA, el italiano Roberto Rosetti, aseguró que el videoarbitraje no debería cambiar la decisión del colegiado en casos de fuera de juego por cuestión de pocos centímetros y que no fueran "claros". ¿El motivo? En el país británico se han centrado las críticas en dos fallos técnicos claros que acabarían con la potestad del videoarbitraje en estos casos y que también afectan a nuestro país: falta de cámaras más rápidas y precisas y, por tanto, un sistema incapaz de clarificar de forma efectiva eventos tan ajustados.

No son acusaciones nuevas ni algo que los expertos no lleven ya un tiempo señalando, es más en Inglaterra la cruzada contra el VAR lleva desde que se puso en marcha a principio de esta temporada, pero es posible que desconozcas su fondo. No se habla de percepción sobre las normas o sobre si el fuera de juego de un centímetro da ventaja a un jugador, sino de si el sistema técnico y la tecnología de la que dispone el VAR es capaz de acertar en ocasiones en las que las diferencias son menores a unos pocos centímetro.

Sistemas parecidos lo han hecho en otros deportes como el tenis donde el margen de error del conocido Ojo de Halcón es de solo 3,6 milímetros, pero expertos y análisis apuestan porque eso es imposible de conseguir en el fútbol, al menos a día de hoy y con la tecnología que se usa para señalar estas situaciones. ¿Dónde están los fallos y cómo podrían subsanarse? Aquí van algunos detalles.

Cámaras y píxeles

El primero de los motivos técnicos tiene bastante que ver con un posible cambio del que se habla con bastante repetición y que recomienda dejar unos 10 centímetros de margen para señalar un fuera de juego desde el VAR y que incluso comparte el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin (que tilda el VAR de "desastre"). Detrás del error está la velocidad de grabación de las cámaras usadas para revisar las jugadas. Al igual que el linier es incapaz de capaz de captar con claridad a día de hoy jugadas ajustadísimas, los análisis dicen que las cámaras que se usan habitualmente en la retransmisión de los partidos tampoco.

En Inglaterra, país en el que empezó este debate, algunos medios hicieron diferentes estudios al respecto para ver su fiabilidad y encontraron un error de márgenes muy claro. Allí, la encargada de la retransmisión de los partidos de la Premier League es Sky TV que utiliza normalmente unas cámaras de 50 frames por segundo para dar una calidad HDTV. Gracias a ellas la calidad de retransmisión ya es muy buena, pero ¿es suficiente para captar un fuera de juego de apenas 5 centímetros con total seguridad y eficacia? Cada vez más expertos y jefazos del fútbol apuntan a que no.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

En agosto de 2019 el periódico Daily Mail confirmó que el VAR utilizaba esas cámaras para sus revisiones (la Premier también lo ha confesado) y publicó un análisis que explica el problema. Una cámara de 50 fps capta un 'frame' cada 0,2 segundos, ese tiempo es imperceptible para el ojo humano pero puede cambiar un fuera de juego ajustado pues su margen de error es muy amplio. En el caso que trataron en este medio inglés, el atacante al que se le señaló el fuera de juego iba a una velocidad de 23,4 kilómetros por hora. Según sus cálculos entre 'frame' y 'frame' dicho sujeto podría haberse movido hasta 13 centímetros y se señaló un fuera de juego por 2,6 cms.

A esto hay que sumar que el momento en el que el balón se despega del pie del pasador podría estar entre ambos frames por lo que dependiendo del frame tomado para la revisión el jugador puede estar o 2,6 centímetros fuera o 10 dentro de la línea defensiva. Por todo ello los expertos consultados por el medio dan un margen de error del sistema de 13 centímetros, aunque hay quien asegura de que el margen es incluso más amplio.

¿Hay solución para este problema? Existen varias formas de mejorar el resultado y aunque de momento todo apunta a un cambio en la normativa que dé ciertos centímetros 'de gracia' hay quien apuesta por cámaras más rápidas (como las que se usan en las metas de pruebas de atletismo, en el tenis o en la propia línea de gol del fútbol) pero el mayor problema está en la cantidad de variables que existen en estos casos. No solo hay que valorar el punto en el que se encuentra el jugador que cae en fuera de juego sino que también necesitas saber el momento exacto en el que el balón sale de la bota del pasador y todo eso contando con variables como partes del cuerpo que no entran en juego o la propia perspectiva de la cámara.

Además, a este problema hay que sumarle otras quejas que se han generalizado. El tamaño de las líneas que marcan el fuera de juego, la poca capacidad para el zoom o la clarificación de las jugadas (las líneas llegan a ocupar más que la diferencia entre los jugadores y se muestran imágenes pixeladas e inteligibles sobre la supuesta fuera de juego) han despertado las sospechas de aficionados y profesionales. Y, lo más importante, poco o nada se sabe de cómo funciona el sistema usado para la evaluación de las jugadas y qué garantiza que el operador humano del VAR acierta a la hora de señalar algo tan ajustado de forma segura y sin perder más de uno o dos minutos.

¿Qué pasa en España?

Vale, ya se conocen los errores encontrados, pero ¿cómo afectan a nuestro país? Por lo que ha podido saber Teknautas el caso es muy similar al británico, al menos en lo que a aspectos técnicos se refiere. A día de hoy tanto la Premier League como La Liga comparten el mismo proveedor de VAR, Hawk-Eye Innovations. La dueña del exitoso 'Ojo de halcón' tenístico, lleva su sistema a ambas ligas y en los dos casos ofrece pocos detalles sobre cómo funciona. Desde El Confidencial nos hemos puesto en contacto tanto con la compañía inglesa como con los encargados de esta en España y los detalles ofrecidos son bastante limitados.

Lo que sí han confirmado es que utilizan, como en Inglaterra, la misma señal de cámara que envía a la televisión la proveedora del servicio que en el caso de España es Mediapro. ¿Qué cámaras utiliza Mediapro para seguir el fuera de juego? Pues la empresa y La Liga (institución que encarga las cámaras que van a cada partido y cómo se reparten) dan datos diferentes. Mientras la compañía de Roures asegura que las cámaras van desde los 50 fps hasta los 850 en el caso de las 'high', LaLiga habla de 25 frames por segundo. En el último caso el margen de error sería el doble que en Inglaterra.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

En concreto, según explican desde La Liga, la cámara más usada para revisar los fueras de juego es una colocada en la grada a la altura de la línea de 16 metros y aseguran que ofrece una velocidad de 25 fps. Además, cuentan que dependiendo del nivel del partido hay más o menos cámaras en el campo y que el VAR puede utilizar cualquiera de ellas para revisar las jugadas. De las 30 que se llevan a un gran encuentro como un Clásico a las 14 que van a los de categoría más baja dentro de las dos primeras divisiones.

Pese a la falta de una información más precisa de las herramientas utilizadas queda claro que el problema también es extrapolable a nuestro país pero, de momento, según confirman desde la Real Federación Española de Fútbol (que este año lleva también la gestión del VAR junto a Hawk-Eye), no hay intención de cambiar nada. Al menos hasta que la IFAB tenga su reunión oficial anual en febrero. Desde el organismo capitaneado por Luis Rubiales explican que siguen a rajatabla las normas de la asociación encargada de definir las reglas del fútbol a nivel mundial y sus futuras modificaciones y se limitan a seguir sus dictámenes hasta que se decida si algo cambia.

"Es imposible acertar"

Alguien que conoce bastante bien el caso patrio y que ha sido bastante crítico con la situación del VAR desde que llego a España es Nacho Tellado, un arquitecto aficionado al fútbol que se hizo famoso al demostrar en programas de televisión y periódicos los posibles fallos del sistema, y él lo tiene claro. "A día de hoy es un sistema en pañales y con numerosos fallos. Obviamente se necesita un periodo de aprendizaje pero el problema está en que después de tanto tiempo no queda claro si tienen intención de mejorar algo", apunta Tellado a Teknautas. Habla de fallos en la perspectiva, en las líneas e incluso fallos de concimiento del reglamento.

Este arquitecto que hasta ha sacado su propia 'app' para que tires tú mismo las líneas de fuera de juego con el móvil y que lleva más de 7 años analizando jugadas denuncia una falta de iniciativa por parte tanto de los proveedores como de las ligas para mejorar el sistema. "Yo de verdad creo que es relativamente sencillo que esto sea más preciso teniendo dinero y ganas, pero claro si no se depura el sistema es imposible acertar de forma exacta en casos tan ajustados". Según él, intentar justificar jugadas tan confusas con los medios que hay ahora mismo disponibles es poco más que ciencia ficción. "Dicen que es fuera de juego pero no se puede comprobar de forma clara, tienes que fiarte de lo que te dicen porque sí".

Él cree que será muy difícil llegar a una precisión como la del tenis por el mero hecho de que en el fútbol hay muchísimas más variables y, lo que es más importante, los cuerpos que mides son irregulares y están en continuo movimiento, pero sí cree que hay un gran espacio de mejora. "Lo bueno y lo malo aquí es que son matemáticas, concretamente en este caso hablamos de geometría descriptiva, no es percepción ni asuntos subjetivos por eso o se hace bien o se hace mal, o aciertas o fallas. Eso es bueno los que queremos un fútbol más justo y malo para los que prefieren el fanatismo, las conspiranoias y demás".

¿Cómo cree que debería empezar el cambio? Apunta a un cambio humano. "Yo con mi método, que lo puede usar cualquiera en la 'app', he conseguido más precisión que el propio VAR. No es porque sea más listo que nadie sino porque sé de lo que hablo y manejo estas herramientas. Si colocaran a más personas como yo manejando la máquina estoy seguro que habría muchos menos problemas".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios