#YoMigroAMastodon

La izquierda se rebela contra la censura de Twitter: migración en masa a Mastodon

Numerosos usuarios se han sumado a una iniciativa para migrar de Twitter a Mastodon: el cierre de cuentas de perfiles con discursos de izquierdas es una de las razones

Foto: 'Mastodon'
'Mastodon'

"Ante la censura indiscriminada, incipiente y descarada de Twitter contra las cuentas discordantes y que denuncian ataques machistas, fascistas, racistas, etc., y las nuevas reglas que entran en vigor a partir del 1 de enero, yo y otros muchos nos planteamos el #YoMigroAMastodon". Es el mensaje del tuitero @T3rrOrRojo1917, y muy similar al que muchos otros usuarios, particularmente de izquierdas, han estado lanzando en la red social durante las últimas horas. Es la gran reacción al reciente cierre de la cuenta de @BerdaderaH, uno de los alias de Julián Jiménez, también conocido como el Profe Rojo o Al otro lado del muro. "Es la tercera vez que Twitter me tumba una cuenta este año. Una con 123.000 seguidores, contra con 45.000 y la última con 13.000. La política coordinada de Twitter de tumbar cuentas de perfil izquierdista es un goteo mientras en Bolivia se demostró como Twitter colaboró activamente en el desarrollo del golpe de Estado", escribía el 27 de diciembre el propio Jiménez en su cuenta de Facebook.

[¿Qué demonios es Mastodon?]

"Twitter es una red privada y como tal actúa. Desisto de seguir utilizando dicha red social. Me da igual que la mayoría de gente este allí", añadía en su explicación. Dos días después, el propio Jiménez apelaba a aquellos "acostumbrados al 'microblogging' y hartos de la censura", a sumarse a Mastodon, una red social que, desde su punto de vista, tiene las ventajas de no tener algoritmo, no regirse por criterios empresariales ni de rentabilidad económica, sin publicidad de casas de apuestas ni juego y donde "el nazismo y el fascismo no están tolerados". El servicio, con un funcionamiento muy similar al de Twitter, no es nuevo: nació en 2016, pero tuvo su momento de auge en octubre del año pasado, cuando contaba con dos millones de usuarios. Se trata de una versión de esta red social pero libre y descentralizada, donde los únicos datos que se recogen son la dirección de correo y una contrseña.

¿Por qué suspendieron la cuenta de Julián Jiménez? Según él mismo explicó, su cuenta su suspendida por un "mensaje llamando imbécil a alguien" que le había interpelado con "una retahila de insultos". "No soy la única persona a la que le ha pasado. Ni seré el último". Este mensaje, y su llamamiento a la migración a Mastodon, parecen estar teniendo ciertos efectos. Muchos tuiteros con un discurso de izquierdas —algunos de los cuales víctimas también de otras suspensiones de sus cuentas— han optado por migrar a esta otra red social para castigar a Twitter.

Incremento en el registro de usuarios de Mastodon
Incremento en el registro de usuarios de Mastodon

"¿Por qué hay tanta gente dándose de alta ahora mismo? ¿Está relacionado con #YoMigroAMastodon?": el crecimiento de usuarios ha llegado a sorprender incluso al fundador y desarrollador de esta red social, Eugen Rochko, que ha aprovechado para recordar que la "parte buena" de Mastodon es que no hace falta estar en el mismo dominio que otras personas para hablar con ellos. La red se estructura en servidores descentralizados, llamandos 'instancias', que se mantienen gracias a los propios usuarios, bien sea poniendo dinero de su bolsillo o con donaciones de simpatizantes. El propio Rochko recordó hace unos meses que su sueño era que Mastodon se convirtiera en una "opción viable como plataforma de publicación para cualquier creador". "En otras palabras, para que las personas no se sientan encerradas en Twitter o Instagram si quieren tener éxito profesional". El 'hashtag' ha tenido mucho movimiento en las últimas horas, especialmente desde que se pactó comenzar a utilizarlo el domingo a las 20:00 de la tarde.

El caso Zozulya, en Mastodon

No son pocos los que han hecho referencia al reciente caso del jugador ucraniano Roman Zozulya, del Albacete, y a la polémica generada en torno a su figura y a las críticas por parte de los aficionados del Rayo Vallecano ante su presencia en el estadio del club madrileño. ¿Por qué esta relación? Porque el mismo día que la cuenta de Julián Jiménez era dada de baja, otro usuario referente de la izquierda en la red social, @Pablom_m, era obligado a eliminar un comentario en el que calificaba "sin eufemismos" a Zozulya y al presidente de LaLiga, Javier Tebas. La controversia con Zozulya estalló después de que LaLiga sancionara al club vallecano tras la suspensión de la segunda parte del partido entre el Rayo Vallecano y el Albacete por los continuados cánticos entre los aficionados del club local: "Puto nazi" era lo que gritaban.

Tras verse obligado a retirar el tuit en el que denominaba 'nazi' a Zozulya y 'fascista' a Tebas, el tuitero tuvo que cambiar su texto: "Lo diré con eufemismos: Zozulya es un "patriota" que financia grupos paramilitares de ultraderecha y Tebas es un "constitucionalista" que militó en Fuerza Nueva y vota a Vox". La respuesta no se hizo de rogar: decenas de internatutas en la red social se sumaron a replicar el mensaje que Twitter había obligado a borrar. "Zozulya es un nazi, Tebas un fascista y Twitter le baila las aguas a nazis y fascistas".

Precisamente por esta razón muchos otros usuarios están migrando a la otra plataforma. "Vengo de un país muy, muy lejano llamado Mastodon. Allí no hay fachas, puedes llamar puto nazi a Zozulya", escribe @flapa. "Buenos días, en Mastodon estamos gritando Zozulya puto nazi y no nos está acosando nadie. Mastodon 1 - Twitter 0", añadía @77febrero.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios