El veinteañero que descarriló el PayPal español quiere ser el gurú de las apuestas
  1. Tecnología
SU IDEA LEVANTA UNA RONDA DE UN MILLÓN

El veinteañero que descarriló el PayPal español quiere ser el gurú de las apuestas

Dos años después de salir de Verse, el neobanco que confundó, Álex Lopera crea una plataforma para 'tipsters', donde recibir consejo de especialistas en apuestas deportivas

Foto: Dani Flores, director financiero, Eloi Montes, consejero delegado, y Álex Lopera, presidente de Tipsterchat.
Dani Flores, director financiero, Eloi Montes, consejero delegado, y Álex Lopera, presidente de Tipsterchat.

Las apuestas se han descabalgado en España. Basta con ver como las principales casas de origen nacional movieron en el último curso 8.000 millones, de los que la práctica totalidad correspondían al azar deportivo. Esta explosión se ha dejado sentir también en la agenda y el debate público tras la proliferación de locales dedicados a esta actividad en barrios la periferia de grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Algo que ha llevado al gobierno de la CAM a paralizar la concesión de nuevas licencias. Pero no es lo único que se ha multiplicado. Los 'tipsters' también han crecido exponencialmente.

Foto: (Foto: FIFA19)

Son gurús de las apuestas. Son, sobre el papel, algo así como ratones de biblioteca del fútbol, del baloncesto, del tenis y otras tantas disciplinas, que se dedican, a través de redes como Twitter o aplicaciones como Telegram a hacer pronósticos, publicar sus jugadas y aconsejar a sus seguidores.

Hay quien ve futuro a estas 'pseudotutorías' de las apuestas. Tanto como para montar toda una plataforma que sirva para poner en contacto a la gente que quiere apostar y a los que han hecho de los pronósticos deportivos. Este proyecto se llama 'Tipsterchat', es obra de tres jóvenes españoles y ha levantado recientemente un millón de euros de diferentes inversores tanto de España como de Reino Unido, apenas tres meses después de la puesta en marcha de la aplicación. La idea tiene cierto aire con las plataformas de 'e-traiding' como eToro, que tiene una parte de red social donde uno puede seguir a diferentes 'brokers' y ver cómo mueven su capital.

Pagar por consejos 'premium'

placeholder Foto: Tipsterchat.
Foto: Tipsterchat.

Actualmente 'Tipsterchat', lanzado en septiembre, cuenta con 16 pronosticadores en cartera. "No son empleados de la plataforma", explica Álex Lopera, confundador y presidente de esta empresa que montó junto a Eloi Montes (más conocido por 'TipsterApuesta') y Dani Flores, consejero delegado y director financiero, respectivamente. Entre los deportes que tocan están el fútbol, el tenis, el baloncesto o el balonmano. También tienen una sección para eSports, concretamente 'Counter Strike' y 'League of Legends'. "El 80% del contenido que se muestra en la plataforma es gratuito y el 20% es 'premium'", cuenta. En esa quinta parte se mueve el negocio. El 'tipster' para ganar seguidores, reputación y crear su comunidad va publicando diferentes cosas en abierto. "Sin embargo, cuando tiene una información muy buena puede cerrar ese pronóstico y el usuario que quiera acceder tiene que pagar unos coins".

La plataforma se queda con el 30% de lo que facturan los 'tipsters' como comisión

Los 'coins' son una suerte de 'tokens' que permiten acceder a ese servicio privado. Es un modelo bastante extendido. "Tu compras una bolsa y no tienes que estar cargando un micropago constantemente a la tarjeta cada vez que quieras acceder a esos pronósticos". El 'tipster' se lleva el 70% del valor de ese 'coin' mientras que la plataforma recibe una comisión por valor del 30%. "No somos una casa de apuestas. Somos un negocio de contenido y de intermediación, como lo puede ser AirBnB o Cabify", añade Lopera. Hasta el momento, en estos tres meses, han vendido fichas por valor de 110.000 euros a los casi 15.000 usuarios que se han registrado en la plataforma. "Esperamos ser rentables muy pronto y esperamos facturar 1,6 millones de euros a lo largo del próximo año", concluye. A día de hoy, además de los tres fundadores, hay otros 16 empleados más en plantilla. La mayoría de su tráfico es de España, pero, por "cuestiones orgánicas", tienen cierta audiencia de Latinoamérica.

Antes de Tipsterchat, Verse

Aunque hizo algún pinito previo, el mayor hito 'entrepeneur' de Lopera fue ser uno de los padres de Verse, junto a Borja Rosell y a Darío Nieuwenhuis. Ellos tres transformaron una empresa que básicamente se dedicaba a hacer cajeros de 'bitcoin' en una de esas 'apps' para hacer transferencias con el móvil. Corría el año 2015 y no se había experimentado el boom de las 'neobancos', aunque ING ya trabajaba en Twyp y Bizum ya había sido puesto en marcha por la banca patria. Consiguieron que les 'regasen' con más de 30,1 millones de dólares en tres rondas en dos años.

placeholder Alex Lopera, a la derecha, junto a los otros fundadores de Verse.
Alex Lopera, a la derecha, junto a los otros fundadores de Verse.

La cosa se acabó torciendo a finales de 2017. "Aquello era un coche que iba a 200 kilómetros contra un muro de cemento", cuentan voces conocedoras de aquella primera vida de Verse. "Se quemó mucho de aquel dinero y no se conseguían ni objetivos marcados ni usuarios ni nada", rematan. "Se malgastaba dinero y mucho, por ejemplo, en campañas en televisión, algo que generó muchas fricciones". En octubre de aquel año los inversores se hicieron fuertes en un consejo y apartaron a Lopera, Rosell, y Nieuwenhuis del timón de mando. La empresa, aunque se llegó a valorar "echar la persiana", sigue como banco digital, sin implicación de ninguno de ellos.

"Un proceder arcaico"

placeholder Muchos 'tipsters' utilizan Telegram. (Foto: Reuters)
Muchos 'tipsters' utilizan Telegram. (Foto: Reuters)

"Aquello me enseñó que me tengo que rodear, profesionalmente hablando, de las mejores personas posibles y apostar por el talento y por gente que tenga ganas de apostar por el proyecto", explica Lopera cuando se le pregunta por aquella frustrada aventura empresarial. Recuerda que ya no tiene ningún tipo de relación con Verse. Está volcado en 'Tipsterchat', sobre la que asegura va a cambiar "el proceder arcaico" con el que operaban los 'tipsters' hasta ahora. 'Tipsterchat' no es el único que ha visto negocio en esto, algo que tampoco es tan nuevo. En los últimos meses, iniciativas como 'Tipsterland' intentan explotar este pastel. Ya en 2014, la 'start-up' Pyckio intentó montar algo similar pero como una red social. La diferencia, que los 'tipsters' no eran tantos como ahora.

"No existía un producto especializado para dar ese servicio. Hay quien empezó en Forocoches, luego pasó a Twitter y acabó en Telegram con grupos unidireccionales y gestionando pagos por Paypal o como fuese", agrega Lopera, remarcando que aquí se da todas las herramientas para que la gente con un "conocimiento avanzado de algunos deportes y de las apuestas pueda monetizarlo".

Los 'tipsters' eran figuras más típicas de foros, Twitter o Telegram donde trabajan en hilos y grupos

Los 'tipsters' son una figura ampliamente conocida en el mundo de las apuestas pero no tanto para el público general. Suelen ser enemigos de las casas de apuestas y no pocos han denunciado que se les ha cortado el riego. En el gremio hay algunos, los que más ganan, que cotizan sus ganancias como lo puede hacer cualquier autónomo. Otros, al suponer un pequeño pellizo, no existir facturas ni demás, pues no declaran.

La opinión pública empezó a familiarizarse con este término -una actividad completamente legal- con la 'operación Oikos' de la Policía Nacional en la que se investigaba el amaño de partidos. Durante las pesquisas, trascendió que el capitán del Huesca, Gonzalo Melero, ofrecía pronósticos en Twitter.

'Tipsters': legales pero polémicos

A pesar de ser una actividad completamente legal, no están exentos de polémica. De tanto en cuanto, se pone en duda si realmente son tan efectivos como afirman. No son pocos los perfiles en Twitter que se dedican a escrutar a estas personas. Eloi Montes, socio de Lopera, que cuenta con una notable parroquia de 60.000 seguidores en su cuenta de 'TipterApuesta', especializada en tenis, también ha sufrido estas denuncias anónimas que ponen en duda su fiabilidad.

Desde Tipsterchat aseguran que también han tomado medidas para comprobar que las recomendaciones "son profesionales y fundamentadas". "Todo tiene que estar razonado. Los 'tips' y las cuotas que se dan se verifican. Además, el usuario puede consultar las estadísticas de cada uno de los 'tipster', su efectividad, el rendimiento que ha sacado a cada recomendación... "Hemos puesto mucho afán en eso, en la transparencia. El algoritmo clasifica a los recomendadores en base a muchos criterios, como la puntuación de la comunidad y la efectividad".

Lopera también niega que su idea puede producir un 'efecto llamada' sobre las apuestas. "Somos una plataforma de contenido. No de apuestas. Hay un debate muy fuerte en torno al abuso y nosotros fomentamos un juego responsable", añade. "Nosotros educamos, damos consejos sobre cómo apostar".

Apuestas
El redactor recomienda