AMBOS PARTIDOS USAN LA MISMA HERRAMIENTA

La chapuza de Podemos en WhatsApp: 'spam' masivo no autorizado a miles de usuarios

Podemos se queja de que WhatsApp ha cerrado su cuenta y no la de otros partidos. La realidad es que la forma en que realizaban envíos masivos era irregular y "chapucera"

Foto: Acto de Podemos en Pamplona. (Foto: EFE)
Acto de Podemos en Pamplona. (Foto: EFE)

La noticia saltaba anoche, justo tras el primer gran debate, y en pocas horas la información ya corría por toda la red. El WhatsApp de Podemos desde el que la formación morada enviaba propaganda electoral a todos los simpatizantes que se habían dado de alta en el servicio había dejado de existir. El jefe de Comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, mostró su sorpresa e indignación en Twitter ante la decisión de la 'app' de mensajería. Sin embargo, el motivo real de la decisión no es una arbitrariedad del negocio propiedad de Facebook. La realidad es que Podemos estaba usando WhatsApp de forma indebida según los términos de uso de la 'app'. O, en palabras de especialistas del sector de 'marketing' digital consultados, han montado una auténtica "chapuza".

Juanma del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos, explicaba esta misma mañana en su cuenta de Twitter que su equipo contaba con todos los permisos para usar esta herramienta. Aseguraba incluso que habían seguido "el cauce establecido para la verificación de las cuentas de Podemos". Hasta ahí todo correcto, pero también se le escapaba un pequeño detalle que es fundamental en este caso. En un último mensaje, explicaba que utilizaban "el mismo servicio y la misma herramienta en la mediación con WhatsApp que el resto de partidos políticos".

¿Por qué esto es tan importante? Da una idea clara de cómo utilizaban la 'app' de mensajería y muestra una pista clave sobre el motivo del cierre. Del Olmo deja claro que utilizaban una herramienta de mediación con WhatsApp que les permitía realizar estos envíos masivos, algo prohibido por la propia compañía y que confirman a Teknautas desde Facebook. Es más, su uso en otros países y en procesos electorales ya ha provocado numerosos cierres de cuentas en todo el mundo. "Aplicamos los mismos estándares de implementación para todos los usuarios de WhatsApp a nivel mundial. Nuestros términos y servicios son explícitos y no permiten la mensajería masiva o programas de terceros para automatizar los mensajes".

"Todo apunta a que Podemos está usando el WhatsApp estándar, el que usa todo hijo de vecino: añaden una herramienta de intermediación para gestionar los envíos, y nada más. Vamos, una chapuza: escogen un mensaje, usan la aplicación de intermediación y lo distribuyen de forma automática pero individual a miles de personas. Es entonces cuando el algoritmo de WhatsApp detecta que es 'spam': ve un único número de móvil enviando miles de mensajes pero nadie responde de vuelta, es unidireccional, no hay interacción. Y lo está haciendo desde una cuenta de WhatsApp estándar. Es ahí cuando se produce el cierre automático", explica un especialista en envíos de mensajes masivos a través de 'apps' de mensajería que pide mantener el anonimato.

Contactados por este diario al respecto, desde Podemos aseguran que están analizando lo ocurrido pero insisten en que usan las mismas herramientas que otros partidos. "El sistema que hemos utilizado es idéntico el utilizado por el resto de partidos. Se trata de un comportamiento discriminatorio, de una injerencia de una empresa en un proceso electoral y, por tanto, afecta a la calidad de nuestra democracia", apuntan en un envío masivo en Telegram.

El truco aquí reside en WhatsApp Business, la única herramienta permitida por la 'app' de Facebook para este tipo de envíos masivos en el entorno empresarial o de organismos y partidos políticos: ofrece la posibilidad de lanzar hasta un máximo de 20 mensajes por segundo. Si no quieres que bloqueen tu cuenta, debes contratar directamente WhatsApp Business o una 'app' de intermediación que a su vez use WhatsApp Business.

Eso es justo lo que está haciendo el Partido Popular, cuyo servicio de WhatsApp no ha sido cerrado. Contactados por este diario, responsables de la estrategia digital de la formación aseguran que "hace un año tuvimos exactamente el mismo problema que Podemos, aprendimos del error. Lo que están haciendo es muy 'amateur'. Ahora lo hacemos de forma diferente y nuestro servicio sigue operativo", explican. No confirman, sin embargo, cómo lo hacen ni el proveedor contratado "por un acuerdo de confidencialidad firmado". Fuentes del sector consultadas señalan sin embargo aplicaciones de intermediación como Nexmo, que sí se conectan a WhatsApp Business para realizar los envíos y no incumplir los términos de uso de la aplicación.

Esta estrategia responde en parte la duda del jefe de Podemos ante la supuesta injusticia de WhatsApp: "¿Por qué han cerrado solo la cuenta de Podemos y no la del resto de partidos que están haciendo lo mismo? El PSOE acaba de hacer un envío masivo hoy a las 12:55", se quejaba.

La respuesta está precisamente en cómo están gestionando su WhatsApp, de forma muy similar al PP pero con otro proveedor de intermediario. "Usamos la aplicación Envía WhatsApp que se conecta a WhatsApp Business. Con ella podemos gestionar todo: no pasarnos de los 20 envíos por segundo permitidos, segmentar a quién enviamos cada mensaje, las horas, etc.", explican a Teknautas fuentes del PSOE responsables de estos envíos. "En total, tenemos unos 30.000 usuarios en la base de datos y los envíos son uno a uno. Automatizados con Envía WhatsApp, pero individualizados. Así cumplimos de forma estricta todas las reglas".

Desde Podemos, aseguran a este diario que la herramienta que usa la formación es exactamente la misma que la del PSOE, Envía WhatsApp. Sin embargo, fuentes conocedoras de sus envíos confirman que no es la única que emplean, usan varias para diferentes objetivos y números verificados. Y esa es la clave: cualquier fallo en el uso o configuración de esas 'apps' puede acabar en un cierre de cuenta.

WhatsApp, por ejemplo, no permite contactar repetidamente a usuarios que no desean ser contactados, crear cuentas o grupos de forma automática o el uso de 'apps' de terceros conectadas al WhatsApp estándar y no a WhatsApp Business. Tampoco permite el envío de contenido (fotos, vídeos, enlaces...) que no se corresponda con el mensaje principal. Es decir, si envías un mensaje tipo "hac clic en este vídeo para ver el último mitin de Pablo Iglesias", y el enlace no conduce al vídeo sino a otro contenido, WhatsApp puede cerrar la cuenta por entender que se está haciendo 'spam' o hasta un intento de 'phishing'. Solo hay algo claro: Podemos ha incurrido en alguno de estos fallos que ha desencadenado lo que no debería haber ocurrido, el bloqueo de su cuenta.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios