Miedo y poco presupuesto

Vox tira la toalla en Facebook: por qué es el único partido que ya no paga por anunciarse

A falta de seis días para el 28-A y cuando el resto de grandes partidos están bombardeando las redes sociales con anuncios, Vox ha decidido no hacer absolutamente nada. ¿Por qué?

Foto: Santiago Abascal, presidente de Vox. (EFE)
Santiago Abascal, presidente de Vox. (EFE)

De arrasar en Facebook con campañas de pago en las elecciones andaluzas del pasado diciembre a desaparecer por completo en una cita clave: las generales del próximo domingo. A falta de seis días para el 28-A y cuando el resto de grandes partidos están bombardeando las redes sociales con anuncios, Vox ha decidido no hacer absolutamente nada. ¿Número de anuncios activos en Facebook? Cero. ¿En Instagram? Cero. ¿A qué se debe semejante cambio de estrategia? No hay un único motivo, pero sí dos razones fundamentales: miedo a que algo salga mal y descarrile los resultados históricos que pronostican las encuestas y, sobre todo, que los simpatizantes del partido ya se están movilizando por sí solos en redes. Vox genera tal polarización que no hace falta ni pagar para viralizarlo.

Es una de las grandes sorpresas de la campaña electoral. Cuando todo el mundo, especialmente sus rivales políticos, esperaba que Vox calcara la estrategia digital usada en las elecciones andaluzas, solo que ahora más afinada, con más presupuesto y en clave nacional, ha ocurrido justo lo contrario. Vox no está destinando ni un euro a campañas publicitarias en redes sociales. En comparación, PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos han publicado ya cientos de anuncios en Facebook e Instagram (miles en el caso de Ciudadanos). Vox se niega a dar una explicación oficial. "Preferimos no hacer valoraciones", señala a Teknautas Manuel Mariscal, responsable de estrategia digital. Pero varias fuentes políticas conocedoras de las decisiones del partido explican los verdaderos motivos.

El primero es el miedo. Como adelantó este diario, Vox decidió paralizar sus campañas de pago en Facebook a mediados de marzo poco después de que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publicara una circular especificando (a medias) qué podrían hacer los partidos y qué no. La Agencia no aclaraba cuán lejos podrían ir en en las técnicas de 'microtargeting' ni tampoco hasta qué punto permitía o no el 'spam' electoral por WhatsApp sin consentimiento previo de los ciudadanos.

Ante la duda, y por temor a sanciones que pueden llegar a los 20 millones de euros de multa, Vox decidió no mover ficha. El resto de partidos, sin embargo, se lanzaron en tromba a anunciarse, incluso días antes del arranque de la campaña el pasado día 12.

"El nivel de escrutinio de los medios sobre Vox respecto al resto de partidos es muy diferente. Saben que si recurren a una campaña polémica, va a ser analizada hasta el milímetro en busca de alguna irregularidad, de un fallo. Lo tienen todo a favor, las encuestas son inmejorables. Y su estrategia en redes es muy, muy agresiva. Han decidido no arriesgar y centrarse en lo que necesitan ahora más que nunca: llenar eventos y mítines", explica una fuente política conocedora de los planes de Vox que pide mantener el anonimato. En otras palabras, los 25 escaños que algunas estimaciones dan a Vox son asumidos ya como una rotunda victoria en el seno del partido.

(EFE)
(EFE)

Hay otro factor que el entorno cercano a Abascal señala como decisivo para tomar esta decisión: los propios simpatizantes están movilizándose por sí solos para viralizar el contenido que el partido sigue publicando en Facebook, Instagram, Twitter o YouTube. Los datos son la mejor prueba. "Construiremos un muro de hormigón en Ceuta y Melilla para frenar la inmigración ilegal": casi 4.000 likes en Facebook y 1.000 comentarios; "¿Por qué va a triunfar Vox el 28 de abril? Santiago Abascal lo explica en menos de 2 minutos": 7.000 likes y casi 4.000 compartidos en Facebook. "Ya sabemos quién manda en España... pero hasta el 28 de abril": casi 200.000 visualizaciones en YouTube. "No moleste Cuatro". El 28 de abril tu voto a VOX será el mayor zasca a los medios progres": 180.000 visualizaciones en Instagram y más de 2.000 comentarios.

Vox conoce mejor que nadie su base de 'cibervoluntarios' y azuza el movimiento. "Muchas gracias a todos los simpatizantes que estáis colaborando con vuestros vídeos", agradece en un mensaje en Facebook, junto con un vídeo-montaje creado supuestamente de forma desinteresada por un simpatizante. "Hay un ejemplo muy bueno de esta Semana Santa: la foto de un Cristo señalando un cartel de Vox y la frase "Señor, dame una señal", inundó las redes. Y todo empezó por un simpatizante que la publicó y luego todos la fueron copiando y republicando", explica otra fuente política consultada. Resultado: miles y miles de impactos a coste cero.

Otras fuentes conocedoras de la estrategia de Vox señalan a un tercer motivo del cambio de estrategia en las campañas online de pago: la falta de recursos, tanto de personal cualificado como de presupuesto. La formación tenía previsto estrenar una nueva página web justo antes del arranque de la campaña, pero hubo un imprevisto: un ataque de denegación de servicio (o DDoS) que tumbó la web antigua durante días de forma intermitente. Fuentes del sector de ciberseguridad y hosting conocedoras del incidente aseguran que la web de Vox llegó a recibir varios cientos de miles de peticiones en menos de media hora. Retomar el control de la página y asegurarse que la nueva versión cumplía con todos los requerimientos legales y de protección de datos, algo que aún no se ha conseguido, retrasó toda la planificación inicial.

(Reuters)
(Reuters)

Respecto a la falta de presupuesto, directivos en empresas de microtargeting que trabajan con otros de los grandes partidos y conocen la estructura interna de Vox aseguran que ese es en realidad el gran culpable del giro de última hora. Vox contaba con un presupuesto inferior a los 20.000 euros para su estrategia digital el 28-A. "En unas elecciones generales, con menos de 50.000 euros eres irrelevante. Te puede llegar para unas municipales o autonómicas, pero para unas generales juegas en otra liga. Tus rivales son partidos que invierten cientos de miles de euros. Si al final han decidido no invertir es porque tienen que estar más secos que la mojama", señala un ejecutivo del sector del microtargeting político.

No parece que la situación vaya a cambiar de aquí al domingo. Vox cuenta con las encuentas a favor y se ha hecho un hueco en el debate político. Si la juagada le sale bien, podrá reservar su escaso presupuesto para las elecciones autonómicas y municipales. Si fracasa y consigue menos escaños de los previstos, tal vez será el momento de volver a las trincheras de Facebook.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios