Es el fin del "llévate una rebequita"

Ingenieros crean el primer tejido para ropa que te refresca o calienta según haga falta

¿Fibras recubiertas de nanotubos de carbono que interaccionan con el calor humano de forma instantánea? Puede parecer ciencia-ficción pero acaba de ser publicado en 'Science'

Foto: Tejido desarrollado en la Universidad de Maryland (Faye Levine)
Tejido desarrollado en la Universidad de Maryland (Faye Levine)

Hay prendas con propiedades térmicas y otras que transpiran manteniéndonos más frescos, pero hasta ahora nunca un tejido había aunado ambas características.

Esta semana, unos investigadores de la Universidad de Maryland publican en 'Science' el desarrollo de una tela capaz de regular automáticamente la cantidad de calor que atraviesa el material. Cuando hace calor y humedad, es decir, cuando estamos sudando, permite que la radiación infrarroja pase a través de ella. Cuando las condiciones son secas y frías, el tejido reduce la cantidad de calor que escapa.

La tela está confeccionada a base de fibras hechas de dos materiales sintéticos: uno absorbe agua y el otro la repele. Al mismo tiempo, los hilos están recubiertos de nanotubos de carbono, un metal ligero y conductor de electricidad que hace que la ropa funcione como una persiana sintonizable, capaz de transmitir o bloquear el calor: si sube la temperatura o la humedad, las hebras se compactan y abren poros en la tela para que el calor escape. Si ocurre lo contrario, éstas se abren y reducen los espacios para evitar la fuga térmica y poder mantener la temperatura.

"Esta es la primera tecnología que nos permite controlar dinámicamente la radiación infrarroja", ha explicado Yu Huang Wang, profesor de bioquímica en la Universidad de Maryland y uno de los autores del artículo.

YuHuang Wang y Min Ouyang con la nueva tela que han desarrollado (Universidad de Maryland)
YuHuang Wang y Min Ouyang con la nueva tela que han desarrollado (Universidad de Maryland)

Además de tener un efecto en la temperatura, la gran novedad es que el comportamiento del tejido modifica el acoplamiento electromagnético entre los nanotubos de carbono. "Se puede pensar en este efecto de acoplamiento como la flexión de una antena de radio para cambiar la longitud de onda o la frecuencia con la que resuena", añade Wang. "Es una forma muy simplificada de pensarlo, pero imagínese acercar dos antenas para regular el tipo de onda electromagnética que captan; cuando las fibras se acercan, la radiación con la que interactúan cambia, y en la ropa, eso significa que la tela interactúa con el calor que irradia el cuerpo humano".

Esta interacción es casi instantánea, por lo que, antes de que el portador se dé cuenta de que hace calor, la prenda ya podría estar aportándole frío. Y al contrario, cuando un cuerpo se enfría, el mecanismo de cierre dinámico funciona a la inversa para conservar el calor. "El cuerpo humano es un radiador perfecto, emite calor rápidamente", explica Min Ouyang, profesor de física en la universidad estadounidense y co-autor del estudio. "Durante toda la historia, la única forma de regular ese radiador ha sido quitarse o ponerse ropa, pero esta tela es un verdadero regulador bidireccional".

Durante toda la historia, la única forma de regular el calor ha sido quitarse o ponerse ropa, pero esta tela es un verdadero regulador bidireccional

Aún falta algo más de trabajo antes de ver este tejido en las tiendas, pero los investigadores dicen que todos los materiales utilizados están ya disponibles y el recubrimiento de carbono se puede agregar más o menos fácilmente. "Creo que es muy emocionante poder aplicar estos fenómenos al desarrollo de un tejido que tiene la capacidad de mejorar la funcionalidad de la ropa", concluye Ouyang.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios