borrador de la generalitat valenciana

Uber y Cabify amenazan con irse también de Valencia si salen los 15 minutos de preaviso

El borrador que prepara la Generalitat valenciana establece una franja mínima de precontratación ampliable por los ayuntamientos y elimina la geolocalización

Foto: Taxistas valencianos en una concentración en Madrid. (EFE)
Taxistas valencianos en una concentración en Madrid. (EFE)

La Generalitat valenciana tiene intención de elevar la presión sobre el modelo de contratación de vehículos con conductor VTC en condiciones similares a lo que ha hecho Cataluña. La Conselleria de Infraestructuras presentó esta mañana a las asociaciones y patronales del taxi, primero, y a Unauto, después, el borrador del decreto con el que pretende "establecer una regulación para que los dos sectores puedan convivir y ofrecer a la ciudadanía el mejor servicio sin conflictos que les puedan perjudicar", según indicó la titular del departamento, María José Salvador.

Al contrario de lo que ha hecho la Comunidad de Madrid, contraria a una regulación autonómica, El Consell que preside el socialista Ximo Puig establecerá unas líneas básicas para los servicios interurbanos y urbanos permitirá que los ayuntamientos "regulen, ordenen e intervengan" estos últimos. Pero en ese colchón básico ha introducido de entrada el requisito de establecer un período mínimo de 15 minutos entre el momento de la solicitud del servicio y su inicio, plazo que los municipios podrán ampliar si lo consideran necesario. "Es necesario que cada ayuntamiento regule en función de su propia realidad territorial, no es lo mismo Benidorm que València las necesidades de transporte son diferentes", insistió la consellera. Uber y Cabify, principales operadores tecnológicos, y las empresas de VTC agrupadas en Unauto ya han advertido de que con esas condiciones dejarán de operar en Valencia o Alicante porque el servicio es inviable.

La patronal de VTC sostien que la propuesta de la Generalitat aboca al despido de 500 trabajadores y limita la libertad de elección

Según explicó la conselleria, se definirá con mayor exactitud lo que se entiende por "captación de clientes" y no se permitirá la captación de los vehículos que circulen por las vías públicas en busca de clientes, sino que deberán estar en garajes o aparcamientos. "El objetivo es evitar conductas intrusivas. Tampoco se permitirá la geolocalización", dijeron las mismas fuentes, otro requisito que cayó como un jarro de agua fría en Unauto porque limita una de las ventajas competitivas de su serviico, ofrecer al cliente la posibilidad de saber dónde está el vehículo que va a contratar. Por último, se introducirán también otras medidas como que los vehículos deberán tener menos de 10 años y en el caso de ser sustituidos deberán ser menos contaminantes y cambiarse por coches ecológicos. "El objetivo final de la Generalitat es que la ciudadanía reciba el mejor servicio posible y la forma de desplazamiento que cada uno elija no se vea afectada por ningún conflicto", indicó.

La consellera de vivienda, obras públicas y vertebración del territorio, María José Salvador. (EFE)
La consellera de vivienda, obras públicas y vertebración del territorio, María José Salvador. (EFE)

La Conselleria de Infraestructuras reunió en la mañana de este martes a los representantes de los dos colectivos. Los primeros en sentarse con el secretario autonómico de Vivienda, Lluís Ferrando, y el director general de Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, fueron los taxistas, que han presentado un escrito con reivindicaciones de máximos frente a las VTC: precontratación con 12 horas de antelación y regreso a las bases por cada servicio, principalmente. El modelo dejaría fuera de juego a estos a los chóferes que emplean Uber o Cabify. Por ahora, los taxistas han optado por un perfil bajo en su posición ante la Generalitat. No han salido a la calle como en Madrid para presionar y esperaban a conocer el borrador de la Administración autonómica para plantear posibles movilizaciones. La precontratación de 15 minutos está muy lejos de sus peticiones.

La VTC aceptan la restricción a poder ser parados por la calle (la única distinción actual con el taxi) pero consideran excesivo el plazo de precontratación que plantean sus competidores y también el cuarto de hora de período de precontratación. Hay que tener en cuenta que en Barcelona, por ejemplo, los dos principales intermediarios de VTC, Uber y Cabify, han decidido ya abandonar el servicio por un requisito similar, lo que ha dejado en el aire centenares de empleos de chóferes.

Tras conocer el detalle del decreto que prepara el Gobierno valenciano, la patronal de las VTC advirtió de que la regulación planteada para ese servicio supone la eliminación de estas licencias de transporte en Valencia y Alicante y el despido de 500 trabajadores, así como que los ciudadanos "no tengan derecho a elegir". Ricardo González, presidente de Unauto, calificó de "pancatalanista" el decreto que plantea la Generalitat valenciana, por su similitud con el que ha aprobado Cataluña, y señaló que tanto Uber como Cabify comunicaron al secretario autonómico y al director general que dejarán de operar en Valencia o Alicante si se mantiene el período de preaviso de 15 minutos en la precontratación del servicio. "Si este decreto sale tal como nos han informado no se puede trabajar. Es una medida 'ad hoc' en contra de la VTC. Se castiga a un sector y se premia a otros solo porque es un grupo violento", insistió González en declaraciones a El Confidencial.

"Si este decreto sale tal como nos han informado no se puede trabajar. Es una medida 'ad hoc' en contra de la VTC", dicen en Unauto

El Ejecutivo valenciano tiene que elevar ahora consultas a sindicatos y organismos consultivos como el Consell Jurídic para completar la tramitación del proyecto antes de someterlo a las Cortes Valencianas.

Por su parte, el sector del taxi valenciano ve insuficientes las medidas planteadas y considera que la Generalitat "ha perdido una oportunidad" de solucionar el problema, por lo que no descarta iniciar movilizaciones si la regulación se aprueba como se ha planteado.

Según la información oficial facilitada por Infraestructuras, en la Comunitat Valenciana existen 4.685 licencias de taxi por 323 licencias de VTC. Una vez trasladadas las líneas básicas, la Generalitat redactará el borrador de decreto que será sometido a información para que las asociaciones que han participado en el proceso de presentación de propuestas puedan opinar y, una vez se recabe el informe de la abogacía, se aprobará por el pleno del Consell.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios