este viernes en la audiencia provincial de madrid

Dalas Review, en el juicio: 3 horas impasible y un minuto de llanto. "Solo la vi 15 minutos"

El 'youtuber' declara esta mañana en el juicio en el que la Fiscalía Provincial de Madrid pide cinco años de prisión por dos presuntos delitos de abuso de menores y ciberacoso sexual

Foto: Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review. (EFE)
Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review. (EFE)

Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review, se declara inocente. El 'youtuber' español, que ha sido juzgado la mañana de este viernes por dos presuntos delitos de abuso sexual a una chica de 13 años y ciberacoso sexual, ha defendido su inocencia durante tres horas con una enorme frialdad y seguridad en la Audiencia Provincial de Madrid, donde se ha desarrollado el juicio, en el que también están participando diversas menores de edad, tanto de manera presencial como a través de videoconferencia. Solo al final, durante apenas un minuto, rompió a llorar asegurando que "para miles de personas ya soy culpable". El acusado ha negado en todo momento los hechos de los que le acusa la Fiscalía Provincial, que pide para él cinco años de prisión, once de inhabilitación y nueve de alejamiento de su presunta víctima.

Dalas Review, en el juicio: 3 horas impasible y un minuto de llanto. "Solo la vi 15 minutos"

"Fueron 15 minutos, no tres horas"

Dalas Review se ha mostrado tranquilo y sereno durante prácticamente todo el juicio, respondiendo sin nerviosismo a las preguntas de la Fiscalía y atendiendo a los testimonios de todos los testigos.

La Fiscalía mantiene que Dalas Review estuvo cerca de tres horas con su presunta víctima entre Atocha y el parque de El Retiro, donde presuntamente la besó y le hizo tocamientos en la zona vaginal y en los pechos. El 'youtuber', sin embargo, lo ha negado: "Estuvimos cerca de 15 minutos, y solo en Atocha. Ella quería que le firmase mi libro, así que se lo firmé, hablamos un poco y nada más", dijo esta mañana en la Audiencia Provincial de Madrid. Su testimonio ha sido apoyado por una testigo, que asegura que estuvo hablando con él por teléfono durante las tres horas que habría durado el supuesto abuso.

Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review.
Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review.

Para reforzar su argumento, el acusado ha aludido a su condición de persona pública: "Desde que soy famoso no puedo estar en ningún centro comercial ni andar por la calle sin que la gente me reconozca y me pare para hacerse fotos conmigo. Nunca se me habría ocurrido ir con nadie a un sitio como el Retiro ni Atocha para darle un beso ni hacer tocamientos de ningún tipo".

"Estuvimos 15 minutos en Atocha. Ella quería que le firmase mi libro, así que se lo firmé, hablamos un poco y nada más"

En cualquier caso, y más allá de su condición pública, Dalas Review ha negado cualquier tipo de interés en la chica de 13 años: "Nunca he tenido ninguna intención con ella. Quedamos dos veces, en la presentación de mi libro y el día que dice que abusé de ella, pero fue solo porque ella insistía. No he hecho absolutamente nada de lo que me acusan", asegura.

También ha negado las acusación del segundo presunto delito que se le achaca, el de ciberacoso sexual a menores. El 'youtuber' niega que, por Skype, hiciera ningún tipo de proposición sexual a la menor ni le pidiese fotos desnuda: "Nunca. Jamás. En absoluto. Hablaba mucho con ella porque decía tener problemas en el colegio y con su madre, que –según ella– la maltrataba. Nunca intenté nada con ella en el plano sexual".

Cinco testigos en contra de él

El juicio ha contado con un total de ocho testigos: dos policías nacionales, una amiga de Dalas Review, los padres de la supuesta víctima, ella misma y otras tres chicas, entre las que se encontraba su expareja, la también 'youtuber' María Rubio (Miare). Salvo los dos policías (que se han ratificado en su atestado, con lo que se desconoce a quién han defendido) y la amiga de Dalas Review, el resto de testigos han suscrito la versión del Ministerio Fiscal, que mantiene la acusación de los delitos de abuso sexual a menores de 16 años y ciberacoso sexual infantil, pidiendo una pena total de cinco años de prisión.

Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review.
Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review.

Para Dalas Review, sin embargo, todo esto "es una conspiración de mi ex", según aseguraba a los medios presentes antes de entrar a juicio. En este sentido, el 'youtuber' ha insistido en su teoría de que tanto María Rubio como su madre son las instigadoras de un grupo de WhatsApp en el que diversas jóvenes se habrían puesto de acuerdo para acusarle falsamente.

"No quería defraudarle, quería seguir estando de buenas con él, así que me inventé un tuit en el que 'reconocía' que íbamos a mentir a la Policía"

Entre las testigos se encontraba la joven con la que Dalas hablaba en un vídeo en el que ella reconocía que dicho grupo se creó para mentir a la Policía y crear una falsa acusación. Sin embargo, en esta ocasión la testigo ha cambiado su versión: "Hice ese vídeo con él porque no quería defraudarle, quería seguir estando de buenas con él, así que me inventé un tuit en el que 'reconocía' que íbamos a mentir a la Policía".

En cualquier caso, varias testigos sí han reconocido que, en un momento dado, todas acordaron borrar el grupo de WhatsApp. El aparente motivo lo daba alguna testigo: "Él iba a decir que todo era una conspiración y que era mentira lo que se iba a denunciar, pero no era mentira", así que "se borró el grupo para no perjudicar a la chica".

Tras casi tres horas de juicio, solo hubo un momento al final en el que se quebró la seguridad de Dalas y este echó a llorar. Fue apenas un minnuto en el que el acusado aseguró entre lágrimas que "a muchos ya les da igual la sentencia. Para miles de personas que no me conocen de nada ya soy culpable".

Visto para sentencia

El juicio ha quedado visto para sentencia. Para la defensa de Dalas Review, "no se ha mostrado ni una sola prueba de que haya existido ni el ciberacoso ni el abuso sexual. La menor no ha aportado ninguna captura de conversaciones en las que ni siquiera hable con Dalas de la supuesta escena en El Retiro".

Además, en opinión del letrado, la supuesta víctima "tiene tendencias confabuladoras y va cambiando de versión según con quién hable. Aunque solo tuviera 13 años, no se sostiene su credibilidad y ofrece muchas dudas. Además, ¿por qué tardó cuatro meses en avisar a sus padres de lo que estaba pasando? Si habían abusado de ella, ¿por qué no lo dijo antes?".

Para la acusación, los delitos están probados; para la defensa, hay total ausencia de pruebas

En el lado contrario, la fiscal ha asegurado que "durante el juicio ha quedado probado que el acusado ha reconocido los acercamientos y el interés en la víctima". En relación a los argumentos de la defensa de Dalas al asegurar que la supuesta víctima y una testigo hubiesen podido cambiar sus versiones, la fiscal tiene claro que esto se debió a "la necesidad que tenían de seguir estando bien con el acusado".

El veredicto no va a ser fácil, ya que, como ocurre en muchos juicios relativos a abusos sexuales, no solo se tiene en cuenta la existencia o no de pruebas documentales, que no siempre pueden existir, sino que también hay que evaluar la apariencia de credibilidad de la supuesta víctima. Eso es lo que tendrá que decidir el tribunal para decidir si absuelve a Dalas Review o si, por el contrario, lo condena por dos presuntos delitos de abuso sexual a una chica de 13 años y ciberacoso sexual y le impone una pena de cinco años de prisión, once de inhabilitación y nueve de alejamiento de la víctima.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios