estos sí que son 'early adopters'

'Gadgets' para mayores: qué tecnología necesitas tener si ya pasas de los 65 años

Según cumplimos años, nuestras necesidades van cambiando y también los aparatos que nos rodean. Cuando se llega a la tercera edad, aparecen problemas de salud, los

Foto: La mayoría de los dispositivos para la tercera edad están enfocados en la salud (PxHere)
La mayoría de los dispositivos para la tercera edad están enfocados en la salud (PxHere)

Según cumplimos años, nuestras necesidades van cambiando y también los aparatos que nos rodean. Cuando se llega a la tercera edad, aparecen problemas de salud, los olvidos suelen ser más frecuentes y, en ocasiones, la seguridad personal también se vuelve más frágil. Ante todo ello, y a pesar de que muchos abuelos se erigen como enemigos de la tecnología, el mundo de los ‘gadgets’ y las ‘apps’ ofrece soluciones para hacerles la vida mucho más fácil.

Desde ‘wearables’ que avisan si su portador tiene algún percance hasta pastilleros inteligentes que recuerdan la hora de la toma o aplicaciones móviles que permiten contratar de una manera fácil y rápida a un cuidador que venga a casa cuanto antes. Incluso ya se han creado robots pensados para hacerles compañía y ayudar a los más mayores en su día a día.

Pulseras para estar conectados

Una de las últimas novedades disponibles en el mercado español es V-SOS Band. Se trata de una pulsera inteligente creada por Vodafone desde la que el usuario puede solicitar ayuda simplemente pulsando un botón durante tres segundos. El dispositivo estará conectado hasta a cuatro contactos y, una vez que se emita el aviso, cambiará de color para comunicar al usuario de que la ayuda ya está en camino.

Además, este ‘wearable’ resistente al agua alertará ante cualquier caída gracias a sus sensores y proporcionará la localización GPS exacta de dónde se encuentra su usuario a los familiares. La pulsera también emitirá un aviso a los móviles de los parientes si detecta que en una hora no ha habido ningún movimiento o actividad, al igual que si necesita cargarse.

Su autonomía media es de un mes y cuenta con un sistema de carga inalámbrico que facilita que en dos horas la pulsera vuelva a estar lista para su uso. Su precio es de 79,90 euros en las tiendas Vodafone y es necesario pagar una cuota de 5 euros al mes para utilizar el servicio. Además, habrá que descargarse dos aplicaciones, V by Vodafone para activar y gestionar la suscripción mensual y V-SOS Band para recibir y gestionar la información relativa al mayor.

La V-SOS Band forma parte de la gama de productos V by Vodafone que también cuenta con relojes inteligentes para niños. (Vodafone)
La V-SOS Band forma parte de la gama de productos V by Vodafone que también cuenta con relojes inteligentes para niños. (Vodafone)

Otra alternativa para mayores es el reloj inteligente con sello español Nock Senior. Además de las funciones básicas de un reloj, permite a los familiares conocer la ubicación del mayor en todo momento y establecer zonas de seguridad para ser notificados si se entra en ellas. Asimismo, el usuario también podrá mandar una notificación y su posición actual ante cualquier imprevisto y recibir y enviar llamadas a través del reloj con solo pulsar un botón.

Para todo ello, además de adquirir el reloj por 95 euros, tendrás que contratar su servicio con varios planes: 12 euros al mes, 30 euros al trimestre o 99 euros al año. El coste del reloj sin ningún servicio asciende a 195 euros.

Algo más sencilla (aunque también útil) es la opción Silincode SOS. Esta pulsera de silicona disponible en diferentes colores y tallas incorpora un código QR que permite acceder a los datos personales y médicos de la persona que la lleva puesta. De este modo, en caso de emergencia, podrán identificar a su usuario y contactar con un familiar.

Además los datos se podrán modificar fácilmente desde una ‘app’ o un ordenador con acceso a internet. Su precio es de 19,95 euros.

A salvo dentro y fuera de casa

Otra propuesta tecnológica con ‘wearable’ incorporado es Protección Senior. Desarrollada por CaixaBank y Securitas Direct, se trata de un sistema de seguridad que consta de una unidad central para el hogar y un reloj inteligente para el mayor.

Por un lado, el dispositivo para casa permite enviar avisos de emergencia, ya sea presionando durante dos segundos el botón SOS o repitiendo dos veces ‘Necesito asistencia”. Además, incorpora un chat de voz que permite hablar con otros usuarios y facilita datos como la temperatura, la humedad relativa o la calidad del aire del lugar.

El reloj también cuenta con el servicio de alertas a través de un botón, a la vez que indica la actividad del usuario, como la distancia o los pasos recorridos. Asimismo, lleva incorporada la tecnología de detección de caídas que, ante cualquier percance, envía una alerta automática con la localización GPS del usuario tanto si está dentro como fuera de casa.

Otro sistema de teleasistencia es Sensovida. Consta de una pulsera y una red de sensores con forma de enchufes que se pueden colocar por toda la casa y permiten detectar comportamientos anómalos, a partir de rutinas establecidas, para emitir avisos. Por ejemplo, si alguien va al baño por la noche y no sale en una hora, o si se suele despertar entre las 9 y las 10 y un día a las 12 aún no lo ha hecho.

Para evitar sustos, tampoco vendrá nada mal una luz en el baño que se active por movimientos. Esto lo consigue el sensor de movimiento Rain Bowl que colocado en el inodoro ilumina con luces coloridas las visitas nocturnas al baño.

Está disponible en Amazon por 12,95 dólares.

Para controlar la salud: monitores cardíacos y pastilleros inteligentes

Los ‘gadgets’ no solo se centran en ayudarnos en momentos críticos, sino que algunos también sirven para monitorizar el estado de nuestra salud a lo largo del tiempo. Es el caso del dispositivo Qardio Core, que hace un seguimiento de nuestro ritmo cardiaco en el día a día. Se trata de una cinta que se coloca alrededor del pecho y se conecta al ‘smartphone’ a través de Bluetooth para ofrecernos todos los datos sobre nuestro corazón. Además, este dispositivo mide los niveles de estrés, la frecuencia respiratoria y permite llevar un control de nuestra actividad.

Aunque también es utilizado por deportistas, está especialmente recomendado para personas con antecedentes de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, presión arterial alta, colesterol alto, diabetes o exceso de peso. Su precio es de 499 euros y, por el momento, su ‘app’ solo está disponible para iPhone.

Algo más barata es la opción (aunque en inglés) desarrollada por el Centro de Investigación Técnica de Finlandia. Por 399 euros con cinta y la ‘app’ Beat2Phone podrá contar con un dispositivo que permite detectar arritmias y también ayudar a prevenir infartos cerebrales en etapas tempranas.

Ya más de andar por casa, la tecnología también nos echa una mano con los olvidos. Por ejemplo, los pastilleros inteligentes que, además de permitir distribuir las píldoras según los días de la semana, avisan cuando se acerca la hora de tomarlas. Es el caso de Pill Drill que, premiado en el CES 2017, ofrece recordatorios al paciente, permite hacer un seguimiento de los consumos y manda notificaciones a los familiares. Eso sí, está en inglés y su precio es de 279 dólares (unos 238 euros).

Otros más sencillos y baratos que también recuerdan las tomas son, por ejemplo, el Vita Carry disponible por 30 euros o el Vitility por 12 euros que lo hace a través de una ‘app’.

‘Apps’ para abuelos

Para los mayores que no se apañen con los ‘smartphones’, también hay alternativas para convertirlos en dispositivos mucho más amigables. Por ejemplo, Wiser, descargable en la Play Store de Google, permite personalizar el sistema operativo del móvil y hacer sus iconos, letras y botones mucho más grandes y fáciles de utilizar.

Parecidas también son Help Launcher, para personas con problemas de visión, o Ultimate Volume Booster, que permite subir el volumen de las llamadas mucho más de lo que permite el teléfono con sus opciones por defecto. Incluso hay herramientas para quitar el lío de las contraseñas y poder gestionarlas todas desde una ‘app’, como Dashlane.

Los móviles y las tabletas también pueden servir para ejercitar la mente a la vez que nos divertimos. Por ejemplo, CogniFit, con versiones para iOS y Android y también para ordenador, tiene una gran variedad de juegos para entrenar más de 20 habilidades cognitivas como la memoria o la percepción auditiva. Otros recomendables son Fit Brains Trainer, NeuroNation o Lumosity (también disponible para ordenador).

Estos ejercicios son buenos para mantener la mente en forma y prevenir la demencia (Pixabay)
Estos ejercicios son buenos para mantener la mente en forma y prevenir la demencia (Pixabay)

También resultará útil llevar un control de las pastillas en el móvil gracias a la herramienta Medisafe o que los familiares sepan en todo momento donde se encuentra el mayor con la ‘app’ zaragozana CerQana. Además, existen aplicaciones móviles que permiten de una manera rápida y sencilla contratar a un cuidador a domicilio. Es el caso de Joyners, que a través de su ‘app’ facilita indicar a la persona contratada las tareas que debe realizar y en menos de una hora está en tu casa. Los familiares también podrán comunicarse con los cuidadores desde cualquier parte y en tiempo real durante el servicio.

En materia de cuidados, incluso ya se ha dado un paso más y se han diseñado robots pensados para ayudar a los más mayores en sus tareas cotidianas. Es el caso de los españoles Asibot y Maggie, desarrollados en los laboratorios de la Universidad Carlos III, que les facilitan tareas como entrar en la ducha o comer, a la vez que pueden socializar con ellos ya que bailan, cantan y juegan a la pelota. Otro ejemplo es TIAgo, de PAL Robotics, que ya han sido probado con éxito en hogares para ayudar a personas mayores.

Mientras tanto, otros se centran más en labores de compañía como el robot con forma de bebé foca Nuka. También llamado en otros países Paro, permite a los mayores interactuar con él como si fuera una mascota y así reducir sus niveles de ansiedad y tristeza. Además, hay varios proyectos en desarrollo como GrowMeUp, dentro del programa europeo Horizon 2020, que cada vez incorporan más tareas propias de humanos.

Aunque la mayoría de estos robots aún no están a la venta, los mayores de 65 años ya tienen a su disposición numerosos ‘gadgets’ y ‘apps’ para que su vida y la de quienes les rodea sea mucho más fácil gracias a la tecnología.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios