Cómo fabricar tu propio altavoz inteligente y otros 'gadgets' sin casi saber de informática
  1. Tecnología
contruye tu propio amazon echo y otras cosas

Cómo fabricar tu propio altavoz inteligente y otros 'gadgets' sin casi saber de informática

Con algunas nociones de electrónica y el amplio abanico de tutoriales disponibles en internet se pueden hacer unas gafas de realidad virtual o una aspiradora robótica. ¿Te atreves a intentarlo?

Foto: Las placas de Arduino o las Raspberry Pi son algunos indispensables de los proyectos DIY. (Open Knowledge Foundation / Flickr)
Las placas de Arduino o las Raspberry Pi son algunos indispensables de los proyectos DIY. (Open Knowledge Foundation / Flickr)

Para llevarse a casa cada nuevo ‘gadget’ que sale a la venta, hacen falta unos bolsillos (y una cuenta bancaria) bien repletos. Los precios de dispositivos como altavoces inteligentes, aspiradoras autónomas o gafas de realidad virtual pueden alcanzar sumas desorbitadas, dependiendo, claro está, de la marca y la calidad, que no están al alcance de cualquier apasionado de la tecnología de a pie.

Afortunadamente, existen alternativas para todo aquel que, sin tener un título en informática, sí maneje ciertas nociones de electrónica, código y/o disponga de tiempo y ganas para apuntarse a la moda DIY (siglas de ‘do it yourself’ o hazlo tú mismo).

Bose Soundwear: el altavoz más bizarro
Carmen Castellón M. Mcloughlin

Gracias a instrucciones, 'kits' y tutoriales disponibles en internet es posible construir en casa algunos cacharros perfectamente funcionales con un presupuesto mucho menor que el necesario para comprar sus equivalentes comerciales en una tienda. No solo se ahorra, sino que confeccionar los aparatos permite también aprender algo más sobre tecnología y, por qué no, disfrutar de la satisfacción de sacar adelante un proyecto propio partiendo de cero.

En la sección de entretenimiento…

¿Que no quieres dejarte los cuartos en un altavoz Amazon Echo? Una alternativa es fabricar en casa uno de estos dispositivos de audio inteligentes. Existen variaciones del método, así que los ingredientes pueden variar. El camino más fácil pasa por reutilizar un teléfono o una tableta que ya no uses y que disponga de un asistente virtual, ya sea Google Assistant, Siri, Alexa o Cortana, y un altavoz con Bluetooth.

El secreto está en configurar el móvil en el modo ‘siempre escuchando’, para que los oídos del mayordomo digital permanezcan continuamente abiertos a tus órdenes, y conectarlo al dispositivo de audio ya sea con un cable o de forma inalámbrica.

La ruta más complicada requiere de un poco más de maña y de algún que otro elemento adicional, además de algunas nociones de informática. Inicialmente, es necesario contar con una Raspberry Pi —preferiblemente la 3, la Zero W o la 2—, un cable MicroUSB, una tarjeta MicroSD de almacenamiento, un micrófono USB, unos altavoces y un teclado y un ratón para controlarlo todo.

Este método para fabricar un Echo casero (explicado aquí más detalladamente), va a exigir que el usuario abra una cuenta gratuitamente en la plataforma para desarrolladores de Amazon y cree un perfil para su altavoz inteligente. En la Raspberry Pi debe instalar el servicio de voz, bien a través del código del proyecto Alexa Pi o bien con el programa que proporciona la propia empresa de comercio electrónico, ambos disponibles en GitHub.

placeholder Es posible fabricar unas gafas de realidad virtual con Arduino. (Maxime Coutté / Team Relativity)
Es posible fabricar unas gafas de realidad virtual con Arduino. (Maxime Coutté / Team Relativity)

Si más que por el oído te decantas por la vista, otra de las opciones para los amantes del DIY es construir unas gafas de realidad virtual de código abierto. El proyecto original es idea de un grupo de estudiantes franceses que, aseguran, no tenían dinero suficiente para unas Oculus Rift. En lugar de ahorrar durante meses, fabricaron su propio juguete utilizando una placa de Arduino, un chip que combina un acelerómetro y un giroscopio, unas lentes focales y una pequeña pantalla LCD (ellos recomiendan este y este modelo, respectivamente), además del código libre que han publicado en GitHub

Fabricar la carcasa es otro cantar. Los chicos emplean una impresora 3D para diseñar unas gafas bastante logradas, pero, si no tienes acceso a una de estas máquinas, puedes echar mano de tu imaginación y habilidades manuales para confeccionarla con cartón rígido.

Gracias a defensores del DIY como estos galos, también es posible hacer realidad (en una versión adaptada, al menos) el accesorio favorito de la malvada bruja de ‘La bella durmiente’: su espejito mágico. Si bien el resultado no te informará de quién es la más guapa del reino, sí podrá darte otro tipo de información bastante más útil, como la meteorológica.

Los ingredientes básicos de la receta para fabricar un espejo inteligente son una Raspberry Pi 3 (o un modelo anterior con un adaptador wifi), un monitor con puertos HDMI y USB (será la interfaz del dispositivo), un espejo de dos direcciones (aproximadamente del tamaño de la pantalla), un marco para este y un teclado y un ratón.

placeholder MagicMirror es un proyecto del apasionado de la electrónica Michael Teeuw. (Michael Teeuw / Xonay Labs)
MagicMirror es un proyecto del apasionado de la electrónica Michael Teeuw. (Michael Teeuw / Xonay Labs)

De nuevo hay alguien que ya se ha encargado de desarrollar el código necesario para el proyecto, así que no tienes que ser ingeniero. En este caso, la labor corre a cargo del neerlandés Michael Teeuw, que lo ha publicado con el nombre de MagicMirror y que explica bien el sencillo proceso de instalación en GitHub. Además, deben configurarse en la Raspberry Pi opciones como la verticalidad de la pantalla, la activación del wifi también en modo de bajo consumo y otras cuestiones explicadas en la web de la iniciativa.

MagicMirror ofrece un amplio abanico de funcionalidades o módulos, muy similares a los que pueden aparecer en la pantalla de un teléfono, para mostrar en el espejo. Sus dueños pueden, mientras observan su reflejo, consultar la predicción del tiempo, la hora, las noticias del día o, incluso, leer algún cumplido que les alegre el día.

Todo para tu hogar

Claro que entre las opciones de tecnología DIY no solo hay sitio para el ocio. Los ‘gadgets’ para el hogar son otra de las posibilidades que pueden fabricarse con un presupuesto ajustado y una serie de componentes electrónicos.

Entre estas ideas para el ámbito hogareño, una de las más llamativas es la construcción de una aspiradora robótica. Con un aspecto bastante más original que el de Roomba, es posible conseguir que el aparato también se mueva y limpie de forma autónoma gracias a una placa de Arduino.

Además del chip, que sirve de cerebro a la máquina, esta necesita una serie de sensores para detectar los obstáculos, como los de infrarrojos y ultrasonidos que pueden encontrarse en el mercado. Asimismo, serán necesarios un chasis fabricado en algún material como madera o impreso en 3D, varios motores eléctricos simples —los responsables del proyecto original aconsejan que sean cuatro—, cuatro ruedas, una batería de unos 12 voltios, una pequeña aspiradora, un controlador o módulo intermediario entre la placa y el motor de 1 amperio y cables.

Una vez construida la estructura externa, hay que colocar los componentes electrónicos sobre ella, conectar el controlador a los motores y a la placa y esta última a los sensores. Por último, debe instalarse la aspiradora en una posición y ángulo tal que la boca de absorción enfoque hacia el suelo. El último paso consiste en ponerla en funcionamiento, algo que se realiza con el código que sus inventores han publicado para uso de otros aficionados.

Una placa de Arduino sirve también de cerebro a otro tipo de dispositivo que puede encontrarse en las tiendas a un alto precio: un controlador de luz que sube o baja la intensidad de las bombillas al detectar el sonido de palmadas. En este caso, los encargados de detectar el ruido que hacen las manos al chocar son los sensores de sonido instalados junto con un micrófono en un chip (como este).

Para su construcción se requieren, además, un relé, algunos cables para conectar los distintos elementos, una placa de prueba sobre la que colocarlos, el ‘software’ de Arduino y un ordenador para configurar el conjunto. Con el fin de probar el invento, puede utilizarse una bombilla LED añadida al circuito, que debería encenderse, si todo va bien, cuando los sensores detectan el sonido.

De nuevo, el inventor de este curioso ‘gadget’ ha colgado el código necesario para hacerlo funcionar en una plataforma en internet, de manera que solo hay que copiarlo y pegarlo en el programa de Arduino para ejecutarlo. La parte peligrosa llega cuando se desea conectar el dispositivo a la corriente de la casa, un paso nada recomendable si no se dispone de los suficientes conocimientos de electricidad y se toman las precauciones adecuadas.

Para los que no se atrevan con la anterior, una opción más sencilla y mucho menos arriesgada es utilizar los kits de DIY para fabricar simpáticas lamparitas que distribuye ‘online’ la empresa LittleBits. Aptas para el público infantil, estas disponen también de una serie de sensores de sonido que detectan las palmadas o la voz para encender o apagar las luces.

placeholder La plataforma LittleBits distribuye kits de tecnología DIY, sobre todo para niños. (LittleBits)
La plataforma LittleBits distribuye kits de tecnología DIY, sobre todo para niños. (LittleBits)

Aunque unas bombillas que responden a órdenes y aplausos ya son bastante llamativas, si quieres sorprender a tus amigos o a los invitados a tu próxima fiesta puedes optar por fabricar un fotomatón casero. Como elementos principales necesitarás una Raspberry Pi 3 (o un modelo más antiguo y un adaptador wifi), un monitor con puerto HDMI (donde verás las imágenes), ratón y un teclado para configurar el invento, una cámara y un trípode para sujetarla.

La parte más complicada es encontrar e instalar el ‘software’ fotográfico, pero existen en internet diferentes soluciones adaptadas a Raspberry Pi. La del desarrollador Phillip Trenz, por ejemplo, está disponible con instrucciones incluidas en la plataforma GitHub. A la hora de conectar la cámara al ordenador, es conveniente que la deshabilites en su función de lectura de archivo, para que pueda tomar las instantáneas, y configurarla para que las saque en formato JPEG.

Si bien todas estas alternativas merecen una intentona, puede que busques otra cosa. Lo cierto es que el abanico disponible en internet es mucho más amplio, con lo que tienes dónde elegir. Cerraduras inteligentes, antenas wifi a partir de latas de conservas o un proyector para tu móvil son algunas de las otras ideas de un catálogo digital que crece por momentos.

Tecnología
El redactor recomienda