tecnología para salvar vidas

Bombas y radios antiguas: la tecnología de la que depende el rescate de Tailandia

Drones, robots, sistemas de drenaje, radios con tecnología de malla... Todo tipo de sistemas se están probando para realizar un rescate 'in extremis'

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

La situación en la cueva tailandesa se ha convertido en todo un espectáculo mediático a nivel global. Tras 9 días de búsqueda en los que ya muchos focos empezaron a fijarse en este caso, el haber encontrado a los chicos y a su entrenador en una situación tan límite ha provocado que todo el planeta se haya fijado en esa pequeña gruta del sureste asiático. Y con las cámaras han llegado las múltiples ideas para sacar a los chicos sanos y salvos, entre las que la tecnología y la ingeniería tienen un peso crucial.

El último en lanzar su propuesta para intentar liberar a este equipo de fútbol perdido en el interior de la tierra ha sido el magnate estadounidense dueño de Tesla, SpaceX y The Boring Company, Elon Musk, que incluso ha anunciado que mandará un equipo de ingenieros al lugar para ver en qué pueden ayudar. Pero no es el único. Drones, robots, sistemas de drenaje, radios con tecnología de malla... Todo tipo de sistemas se están probando para intentar realizar un rescate que, por ahora, es incierto. Incluso algunos inventos de hace 20 años han sido clave durante estos días.

Bombas de drenaje

Un producto que lleva ya entre nosotros bastante tiempo, pero que está siendo fundamental en este rescate son las bombas de drenaje. 20 de estos sistemas llevan días trabajando a destajo para poder conseguir sacar el agua de la gruta antes de que vuelvan las lluvias. De momento, según las autoridades tailandesas, han conseguido drenar el 40% de toda el agua que había en uno de los sectores de la cueva y su idea es conseguir sacar tal cantidad de líquido que los chicos puedan salir del lugar sin tener que zambullirse en las peligrosas galerías. En litros, según asegura la revista 'Wired', han sacado hasta 120 millones en 75 horas.

Bombas funcionando a destajo en la cueva de Tailandia. (Reuters)
Bombas funcionando a destajo en la cueva de Tailandia. (Reuters)


Muchas veces nos centramos en las tecnologías más punteras, pero las herramientas más sencillas pueden ser las más necesarias para estas situaciones. El propio Musk ha anunciado que podría mandar baterías y bombas si las autoridades necesitan más potencia para seguir sacando todo el agua que anega las galerías.

Radios de hace 20 años

Otros dispositivos fundamentales en estos casos son los que tienen que ver con la comunicación. Sin ningún tipo de dispositivo de radio habría sido imposible que los buzos ingleses avisaran de que habían encontrado con vida a los jóvenes y sería una locura organizar un rescate para los niños con garantías.

En este caso, y aunque las autoridades ya están intentando colocar un cable de fibra óptica desde la superficie hasta el lugar donde se encuentran los chicos, varias compañías han desplegado todas sus herramientas en la zona para echar una mano. La compañía israelí Maxtech Networks, por ejemplo, ha mandado a la zona 17 radios equipadas con tecnología de malla. Estos inventos permiten a cualquiera comunicarse en un rango de unos 3 kilómetros sin necesidad de torres ni visión directa. Se usan en desastres naturales, incendios u otro tipo de ocasiones extremas similares para evitar quedarse aislado.

Soldados tailandeses cargando con todo tipo de cables. (Reuters)
Soldados tailandeses cargando con todo tipo de cables. (Reuters)

Lo más llamativo es que los buzos ingleses utilizaron algo aún más antiguo para avisar del descubrimiento. Se trata de un sistema desarrollado hace 20 años y que se llamó HeyPhones. Se trata de un sistema totalmente casero que utiliza ondas de frecuencia ultrabaja para comunicarse a través de las rocas. Es tan especial que lo crearon los espeleólogos de Reino Unido, y hasta hoy solo lo utilizaban ellos.

Un sistema similar al HeyPhones usado por los buzos británicos. (Unión de Espeleología de Irlanda)
Un sistema similar al HeyPhones usado por los buzos británicos. (Unión de Espeleología de Irlanda)

Están siendo tan importantes los sistemas de radio que los especialistas que trabajan sobre el terreno ya están intentando crear o encontrar un sistema de radiolocalización que pueda darles una ubicación exacta de dónde están los niños para probar un rescate por excavación.

Drones subacuáticos

Por último, no hay que olvidar que la tecnología más puntera también está teniendo su protagonismo aquí. Sobre todo, los drones y robots pueden ser fundamentales para estudiar unas cavidades en las que los seres humanos nos movemos con mucha dificultad. Para poder investigar con más rapidez y exactitud, la compañía PTTEP ha mandado tres drones aéreos, equipados con lentes y cámaras térmicas. ¿El objetivo? Crear un mapa de toda la cueva y encontrar los puntos potenciales de acceso.

Además, al estilo del dron de los murcianos NIDO Robotics, el Sibiu Nano, la misma compañía también mandó dos robots subacuáticos. Uno que funcionaba de forma prácticamente autónoma y otro que está controlado por un técnico desde el exterior para poder mapear todo el fondo de la cueva. Pero de momento estos no han podido entrar en acción por la situación en la que se encuentra la gruta.

Sibiu Nano. (NIDO Robotics)
Sibiu Nano. (NIDO Robotics)

Con la llegada de Elon Musk al caso de la cueva tailandesa, el problema adquiere un rango aún mayor y vistas sus ideas (plantea meter un tubo de nylon hasta los niños para que se muevan por él como si fuera un castillo hinchable), seguro que muchos más expertos se suman a la causa. Habrá que ver si la tecnología finalmente puede dar una solución definitiva al problema.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios