DECLARACIONES DE LA FORMACIÓN MORADA

Cabify demanda a Podemos e Irene Montero por atentar contra "su derecho al honor"

Cabify ha presentado una demanda a Podemos y a dirigentes concretos del partido, entre ellos Irene Montero y Rafael Mayoral, por "atentar contra su honor en redes sociales"

Foto: (EFE)
(EFE)

La guerra del taxi se traslada a un nuevo escenario. A la arena política, y no hablamos de nuevas medidas legislativas y normativas. Cabify ha presentado ante el juzgado de primera instancia de Madrid una demanda a Podemos y a dirigentes concretos del partido, entre ellos Irene Montero, Juan Carlos Monerdero y Rafael Mayoral, por "atentar contra su honor en redes sociales". En la demanda, a la que ha tenido acceso Teknautas, se mencionan tuits, vídeos y otros mensajes en redes sociales en los que Podemos ataca a la compañía española. "Queremos iniciar un proceso de conciliación para darles la oportunidad de rectificar antes de iniciar medidas judiciales definitivas", confirman fuentes de la compañía.

El viernes 22 tendrá lugar una vista previa en el que ambas partes, representantes de Podemos y de Cabify, se encontrarán para exponer sus argumentos y ver si hay acuerdo en iniciar un proceso de conciliación. De lo contrario, Cabify seguirá adelante con la demanda judicial contra Podemos y sus dirigentes. Fuentes de Podemos ya han confirmado a Teknautas que los cuatro codemandados, Irene Montero, Juan Carlos Monedero, Rafa Mayoral y Óscar Guardingo, senador de Catalunya en Comú-Podem, comparecerán de forma voluntaria al acto de conciliación, pero no aceptarán ninguna de las propuestas de rectificación de Cabify.

"Nos pronunciaremos en contra de la mordaza empresarial que pretende ejercer Cabify en contra de la libertad de expresión de Podemos y de los cargos públicos de libre elección", señalan fuentes del partido. Esa será la postura oficial que mantendrán en el acto de conciliación. "Esto va para largo", avanzan.

El documento de demanda hace referencia a tuits como este de Irene Montero, en el que acusa a Cabify de no pagar impuestos:

Respecto a Juan Carlos Monedero, el documento señala varias declaraciones del dirigente de Podemos, y en especial este artículo, 'Uber y Cabify o atracarnos a nosotros mismos', en el que Monedero asegura que "Uber y Cabify buscan en España esclavos con los que hacer quebrar el taxi. A ellos les sale gratis. Luego, en esa selva, los perjudicados seremos todos".

En la demanda, Cabify asegura que "ha intentado (de buena fe) contactar reiteradamente con los principales implicados con ocasión de cada una de estas manifestaciones vertidas en contra de su actvidad. El objeto de dichos contactos no ha sido otro que solicitar la pertinente rectificación de las acusaciones realizadas y hacer saber a sus autores la falsedad de las mismas [...]. Sin embargo, dichos acercamientos han resultado infructuosos".

Pablo Iglesias apoyando una de las manifestaciones de taxistas contra Cabify en 2017 en Madrid. (Reuters)
Pablo Iglesias apoyando una de las manifestaciones de taxistas contra Cabify en 2017 en Madrid. (Reuters)

La demanda, adelantada por El Diario.es, explica cómo Podemos y sus dirigentes han acusado a la compañía de no tributar en España o incumplir la normativa laboral. "Consideramos que estas acusaciones atentan contra nuestro derecho al honor porque son falsas, por eso hemos iniciado este proceso", explican a Teknautas fuentes de la empresa. El documento hace referencia a mensajes como los de debajo, enviados desde cuentas oficiales de Podemos o de Irene Montero:

Tras conocerse la demanda, Pablo Iglesias a respondido desde su propia cuenta de Twitter. "Una multinacional demanda a un partido por apoyar una huelga de los taxistas. Señores de Cabify, en democracia existen derechos civiles, sociales, obligaciones tributarias y los partidos opinan sobre temas laborales. Bienvenidos al Estado de Derecho".

Fuentes de Podemos consultadas aseguran que "nos quieren poner mordazas por apoyar la huelga de los taxistas y defender los derechos de la gente trabajadora. Nosotros denunciamos los paraísos fiscales frente a quienes los defienden y hacen uso de ellos. Detrás de este conflicto hay una disputa política, entre los que defienden un modelo económico extractivo basado en la precariedad laboral y el recorte de derechos y quienes apuestan por la defensa de un modelo de solidaridad basado en los impuestos, de los sectores públicos de calidad y, sobre todo, el respeto y la garantía de los derechos laborales conquistados por la gente".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios