sigue siempre cuentas oficiales y cuidado con lo que publicas

Caos y bulos en la red por la llegada del Aquarius: cuidado con las donaciones online

Noelia, una joven valenciana, puso un mensaje en la red para intentar ayudar a la Cruz Roja. Ahora varias cuentas oficiales le acusan de estar difundiendo un peligroso bulo

Foto:

Noelia "solo quería ayudar" a los refugiados del Aquarius y a la Cruz Roja, que se prepara para su llegada a Valencia, pero lo que no imaginaba es lo peligroso que pueden llegar a ser las redes sociales en estos casos. Este lunes por la noche, tras hablar con dicha organización, colgó un mensaje en su cuenta personal de Facebook y en su Twitter instando a todo el que quisiera darles su apoyo a que le pasaran sus datos personales para que ella se los mandara. Ahora, su cara aparece en cuentas oficiales como la de la Guardia Civil o la de VOST (Voluntarios Digitales en Emergencias) de la Comunidad Valenciana en Twitter como autora de un bulo con el que, supuestamente, quieren robarte tus datos personales. El lío ha sido tal que se ha visto obligada a echar el candado a sus cuentas para evitar más 'linchamientos'.

"Simplemente llamé a la Cruz Roja para ver en qué podia colaborar. En principio me dijeron que estaba todo en 'standby', pero luego me llamaron diciéndome que podía darles mis datos. Les pregunte que si se lo podía pasar a más gente que conociera y me dijeron que por su puesto, que ellos gestionarían todo", explica Noelia abrumada en conversación con Teknautas. "Así que, hice el llamamiento para mis contactos pero la gente empezó a compartirlo y se ha ido de madre".

Solo unas horas después, su post en el que pedía el DNI, email, teléfono, profesión y disponibilad a los interesados, aparecía como un nuevo y peligroso bulo sobre el caso del Aquarius. Los grupos de voluntarios y otras instituciones que pasan los días rastreando y luchando contra las 'fake news' habían contactado con la Cruz Roja valenciana tras ver el mensaje y esta les había confirmado que no habían dado la orden ni a esta joven, ni a nadie, de recoger este tipo de información (ni siquiera habían lanzado un aviso de que se necesitase ayuda). Eso hizo que rapidamente se lanzasen a alertar sobre el llamamiento de Noelia sin hablar con ella. Claro, estaba pidiendo datos personales de cualquiera sin ningún tipo de autorización ni apoyo de una institución y no era la primera vez que se viralizaba un bulo similar.

Lo peor vino un poco después, y es que, aunque las cuentas oficiales habían tapado el nombre de la joven, no habían pixelado su imagen y encontrar el mensaje con la cuenta correspondiente era tan sencillo como copiar el texto en Twitter y dar a buscar (aunque el post ya no está disponible en ninguna de las plataformas). La Guardia Civil incluso llamaba "listilla" a la joven (el tuit ya ha sido borrado, lo puedes ver debajo) y su 'timeline' se empezó a llenar de insultos. "Estoy intentando contactar con ellos pero no me contestan", comenta.

Tuit de la Guardia Civil con las capturas pixeladas
Tuit de la Guardia Civil con las capturas pixeladas

Ceñirse a las cuentas oficiales

El de Noelia es un caso muy particular pues es un gran malentendido, pero muestra por qué debemos estar muy atentos a lo que vemos por la red. Todo lo que provenga de cuentas no oficiales es subceptible de ser falso o parcialmente falso.

Desde cuentas como la de la Policía Nacional, que, a pesar de hacerse eco de lo ocurrido con el post de Noelia, ha preferido no colgar las capturas de los mensajes, se recuerda que hay que evitar en todo caso dar información personal o realizar donaciones que se salgan de los canales establecidos por las instituciones y ONGs. "Confía solo en fuentes oficiales", recuerdan.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios