Ordenadores: ¿Tu ordenador va mal? Guía para entender y solucionar (casi todos) sus problemas
no te vuelvas loco con el administrador de tareas

¿Tu ordenador va mal? Guía para entender y solucionar (casi todos) sus problemas

Muchas de las actividades comunes que ocurren en nuestro sistema operativo tienen nombres desconocidos y complejos. Te desvelamos cuáles son las más habituales

Foto: Ver términos raros en nuestra pantalla no siempre deben alarmarnos siempre (Fuente: Pxhere)
Ver términos raros en nuestra pantalla no siempre deben alarmarnos siempre (Fuente: Pxhere)

Cuando algo no va bien en nuestro ordenador, rápidamente intentamos investigar qué puede estar fallando. Entonces nos adentramos, de carpeta en carpeta, en las entrañas del sistema operativo con el fin de hallar la causa. Sin embargo, en todo este periplo, podemos acabar confundidos y frustrados al no dar con la solución.

Acceder al 'Administrador de tareas’ en Windows o al ‘Monitor de actividad’ en OS X significa encontrarnos con un montón de nombres desconocidos que nos será complicado averiguar a qué corresponden si no contamos con ciertos conocimientos. Así que, para que la próxima vez que intentes solucionar algún problema en tu ordenador sepas a qué proceso se refiere cada uno de esos extraños términos, hemos elaborado este glosario con las palabras más habituales para Windows y Mac.

Los procesos más comunes en Windows

Acceder al administrador de tareas de Windows es tan sencillo como utilizar los comandos Control+Alt+Supr y luego elegir la opción de ‘Administrador de tareas’. A continuación, si entras en la pestaña ‘Procesos’, verás una lista con todos los programas que se están ejecutando en ese momento en tu PC.

Administrador de tareas de Windows
Administrador de tareas de Windows

Su longitud dependerá de las tareas que tengamos en primer y segundo plano. Lo común es que, aunque nuestra lista ascienda a más de 50 elementos, no haya problemas de velocidad a no ser que ocurra algún error. En el caso de Windows, la mayoría de esas tareas son archivos .exe, programas ejecutables que se encargan de dar instrucciones paso a paso para que el ordenador lleve a cabo cada función.

Svchost.exe, o qué es el ‘host’ de servicio

Se trata de uno de los nombres que siempre aparecerá (y en varias ocasiones). Su cometido es ejecutar fragmentos de código de los archivos DLL, que contienen funciones comunes de Windows que pueden ser utilizadas por varios programas. Por ejemplo, abrir un documento nuevo puede utilizar el mismo archivo DLL para una hoja de cálculo que para un Word. Para que esa función se ejecute, es necesario un ‘host’ de servicio (o svchost.exe).

Estos archivos se organizan en grupos para evitar que, si uno falla, todo el sistema operativo se colapse. Por ejemplo, un proceso de ‘host’ de servicio ejecuta tres servicios relacionados con el cortafuegos y otro hace lo propio con la interfaz del usuario. Lo normal es que todos estos procesos no ocupen más de 4 MB de memoria y no más de 0,3 MB de disco. Sin embargo, en condiciones excepcionales, algún error puede ocasionar un mayor consumo y, por tanto, una pérdida de rendimiento. Entonces, si no se soluciona al finalizar tarea y reiniciar el ordenador, será el momento de ponerlo en manos expertas.

Los archivos DLL no funcionan sin la ayuda de un host de servicio (Fuente: Pixnio)
Los archivos DLL no funcionan sin la ayuda de un host de servicio (Fuente: Pixnio)

Otro problema que puede ocurrir con estos proceso (así como con el resto de los que explicaremos) es que se nos haya colado un archivo ejecutable malicioso con un nombre semejante. Es el caso de scvhost.exe, un virus que, con un cambio de letra, se hace pasar por el ‘host’ de servicio (svchost.exe). Si a simple vista nos cuesta identificarlo y tenemos dudas sobre cuál es el correcto, lo mejor que puedes hacer es comprobar si se aloja en ‘C:WindowsSystem32’. En caso contrario, será un virus con casi total seguridad.

Rundll32.exe: imprescindible para las ‘apps’

Al igual que svchost.exe, estos programas también se dedican a ejecutar piezas de código compartido de los archivos DLL. En este caso, se encarga de ejecutar los DLL que pertenecen a librerías de terceros, como podrían ser todos los de Adobe que utilizan por igual Photoshop, Premiere o Illustrator. De igual modo, este proceso no deberá afectar negativamente al rendimiento del sistema, a no ser que ocurra algún problema.

Winlogon.exe: más allá del inicio de sesión

Es un archivo clave para el inicio de sesión, pero su función va más allá. Cualquier cambio que ocurra en el registro de actividad de nuestro perfil pasa por este archivo. Así que, al gestionar todo lo que ocurre en él, también es clave para los permisos asociados a nuestro perfil y todo lo que tenga que ver con la gestión de usuarios en Windows. Por ello, será mejor que no lo deshabilites o tu sesión dejará de funcionar correctamente.

Lsass.exe: fundamental para los protocolos de seguridad

Se trata del Servicio de Subsistema de Autoridad de Seguridad Local de Microsoft y es el encargado de que funcionen correctamente todos los protocolos de seguridad del sistema operativo Windows. Tiene un papel clave en la identificación del usuario al inicio de sesión, gestiona los cambios de contraseñas y crea ‘tokens’ de acceso. Cuidado con forzar su cierre porque provoca que el ordenador se reinicie.

Estos procesos se encargan desde gestionar nuestro acceso con contraseña hasta de ejecutar la apertura de un documento (Fuente: Openphoto)
Estos procesos se encargan desde gestionar nuestro acceso con contraseña hasta de ejecutar la apertura de un documento (Fuente: Openphoto)

Wininit.exe: el trampolín de los procesos internos

También se abre al iniciar sesión y debe seguir funcionando durante todo el uso del ordenador. Su función es cargar muchos de los servicios básicos del sistema operativo que se ejecutan en un segundo plano, como el administrador de servicios, el subsistema LSA (relacionado con el proceso lsass.exe) y el administrador de sesiones locales. Al igual que ocurre con el Winlogon, si se finaliza, el ordenador se bloqueará y será necesario reiniciarlo.

Jusched.exe para actualizaciones de internet

Este programa se habrá instalado junto con Java si en algún momento has tenido que descargarlo para consultar algunas webs basadas en este lenguaje de programación. En concreto, su función es determinar si existen actualizaciones disponibles para su funcionamiento.

Aunque es inofensivo, algunos expertos recomiendan desinstalarlo, ya que al estar todo el tiempo pendiente de las actualizaciones consume muchos recursos. Puedes hacerlo accediendo a ‘Panel de control’, luego ‘Programas’, seleccionar Java y la opción ‘Actualización’. Una vez ahí, desactivas la casilla de ‘Buscar actualizaciones automáticamente’ para dejar de usarlo.

Ctfmon.exe: funciones de voz y escritura

Este proceso está vinculado con las funciones de voz y de escritura del ordenador. Es el encargado de reconocer la voz y la escritura, así como su traducción para que el ordenador interprete el idioma adecuado. No ocupará prácticamente espacio y, si lo desactivas, es probable que el teclado deje de funcionar.

Wuauclt.exe: actualizaciones automáticas

Su función es la comprobar las actualizaciones disponibles en la web de Microsoft y ejecutarlas de manera automática. Así, funciona en un segundo plano y de vez en cuando se va descargando parches e instalándolos. Gracias a este proceso, podemos mantener nuestro ordenador al día.

¿Cuál es la actividad más usual en Mac?

Para acceder al ’Monitor de actividad’ del sistema operativo OS X, deberás entrar en la carpeta Aplicaciones y luego ir a Utilidades. O, si lo prefieres, podrás localizarlo rápidamente a través del Spotlight.

Una vez dentro podrás ver los procesos internos de tu Mac, que pueden ir desde las aplicaciones del usuario, las de sistema usadas por macOS o los procesos invisibles en segundo plano. Además, podrás observarlos vinculados a diferentes funciones: el uso de CPU, memoria del sistema, actividad del disco, uso del disco y red. Aunque esto podemos personalizarlo.

Así es el monitor de actividad de un ordenador Mac (Fuente: Apple)
Así es el monitor de actividad de un ordenador Mac (Fuente: Apple)

Accediendo al menú ‘Visualización’ podremos decidir qué información queremos ver en el Dock. De este modo, en lugar de ver el icono de la aplicación podremos ver el uso de CPU, memoria… En todo caso, cuando lo consultamos, nos ocurre lo mismo que en Windows: ¿qué significan los términos que allí aparecen? Te contamos los más comunes.

Kernel_task: el núcleo del sistema operativo

El ‘kernel’. también conocido como núcleo, es la parte central de cualquier sistema operativo y el que se encarga de realizar toda la comunicación segura entre el ‘software’ y el ‘hardware’ del ordenador. De este modo, cuando se enciende el Mac, el ‘kernel’ es lo primero que se pone en marcha. En el monitor de actividad de Mac, verás toda esta actividad bajo el nombre de kernel_task.

Su consumo de memoria y de CPU depende de la actividad que estés realizando en el ordenador. Si tu ordenador no va lento, no tendrás que preocuparte pero si por el contrario parece ralentizarse deberás reiniciarlo y, en la mayoría de los casos, el problema se solucionará.

Cfpresfd: el vigilante de las configuraciones

Se trata de un proceso que se ejecuta en segundo plano (también llamados ‘daemon’). Se utiliza para crear y editar archivos de preferencias, a la vez que permite garantizar que las aplicaciones respetan la configuración predeterminada de todo el sistema. De este modo, se encarga de respetar todas las particularidades que vas integrando en tu Mac.

Muchos de estos procesos se ejecutan en un segundo plano (Fuente: Pixnio)
Muchos de estos procesos se ejecutan en un segundo plano (Fuente: Pixnio)

Este proceso no debería de consumir mucha potencia de CPU; sin embargo, si notas algo anómalo, puede que venga provocado por algo que hayas instalado recientemente. Para saberlo con seguridad, solo tendrás que desinstalar esa última aplicación y ver si se recupera la potencia.

Hidd: el control de los mandos

Este ‘daemon’ (al igual que la mayoría de los programas que acaban en ‘d’) se encarga de interpretar todos los movimientos del ratón y los toques del teclado, por lo que es fundamental si quieres usar tu Mac. Además, permite administrar otros dispositivos de entrada como las tabletas para dibujar o los mandos de juegos. Lo normal es que su consumo no sea excesivo.

Installd: instalación y actualización de ‘apps’

Su nombre ya nos da alguna pista. Efectivamente el proceso ‘installd’ se encarga de la instalación y la actualización de las aplicaciones que se encuentran en la Mac App Store, junto con las actualizaciones del sistema operativo en sí. Principalmente verás este archivo cuando estés instalando, actualizando o eliminando algún programa.

Blued: el amo del Bluetooth

Este proceso se encarga de manejar las conexiones Bluetooth en tu Mac. Así que, cuando conectas cualquier aparato por este método, blued será el encargado de que todo funcione correctamente.

Opendirectoryd: el controlador del directorio

Es el proceso principal de Open Directory, el servicio de directorio de macOS que gestiona la información de cuentas de usuarios, cuentas de ordenadores y recursos de red. Así, este archivo maneja casi todo lo relacionado con la red local, incluso con los usuarios y las carpetas compartidas.

Algunos de los procesos de Mac son más fáciles de adivinar si conoces el lenguaje Mac (Fuente: Max Pixel)
Algunos de los procesos de Mac son más fáciles de adivinar si conoces el lenguaje Mac (Fuente: Max Pixel)

Coreauthd: la seguridad de tu Mac

Se dedica a controlar la autenticación de tu Mac. Así, se encarga de pedirte la contraseña según tus configuraciones y comprueba que el nombre de usuario y la clave introducidos coinciden con los almacenados en su memoria.

Nsurlstoraged: el almacenamiento local

Es el proceso que hace posible el almacenamiento local de los sitios webs que visitas. Principalmente lo usa Safari, aunque también hay otros programas de Apple como Mail, Calendar e iCloud que lo utilizan para guardar sus datos.

Mdworker, clave en la herramienta de búsqueda

Es la tecnología que hay detrás de la herramienta Spotlight. Su trabajo es unir los metadatos de tu Mac y sus archivos y crear un índice legible para que puedas encontrarlos rápidamente a través de su buscador. Todo esto depende del proceso padre ‘mds’ que es el servidor de metadatos primario que ejecuta ‘mdworker’. Por lo general, los verás trabajando juntos en el monitor de actividad.

Ahora, la próxima vez que accedas a tu Administrador de tareas o al Monitor de actividad en busca de respuestas, ya sabrás la utilidad de muchos de los procesos. Procura no cerrar el que no debes si quieres que el ordenador siga funcionando como de costumbre. Y si lo que buscas es la fuente de un fallo, asegúrate de que ningún ‘malware’ esté intentando suplantar a alguno de estos procesos frecuentes.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios