Uber: Uber vuelve a funcionar en Barcelona. Es la guerra, habrá enfrentamientos. Noticias de Tecnología
Disponible desde este martes

Uber vuelve a funcionar en Barcelona. "Es la guerra, habrá enfrentamientos"

Casi cuatro años después de su prohibición, Uber vuelve a operar en Barcelona con UberX, su servicio de alquiler de coches con conductor. Los taxistas avisan: habrá enfrentamientos

Foto: (EFE)
(EFE)

Uber regresa a su ciudad maldita, Barcelona. Si hace casi cuatro años un juez prohibió su anterior servicio en la Ciudad Condal, UberPop, hoy martes vuelve con UberX, la modalidad de alquiler de coches con conductor bajo licencias VTC con el que lleva operando de forma legal en Madrid desde hace justo dos años. Los propios conductores que comenzarán a usar la plataforma confirman a Teknautas el lanzamiento: "Yo arranco esta noche, a las 3:00 de la madrugada. Llevaba un año usando Cabify, y ahora probaré Uber. ¿Enfrentamientos con el taxi? De eso no quiero ni hablar", explica con miedo uno de los nuevos chóferes de Uber.

Fuentes del sector conocían desde hace días los datos clave del lanzamiento de Uber en Barcelona, y hasta los propios conductores hablan sin tapujos. "Yo aún no he firmado ningún contrato con la empresa, pero empezaré a trabajar esta noche a las 3:00 de la madrugada y, si todo va bien, lo formalizaremos", explica a Teknautas otro chófer que comenzará a usar Uber para captar clientes y competir con Cabify y el sector del taxi al completo.

Por "la empresa", este conductor se refiere a Tibus, una de las sociedades de gestión de licencias VTC que ha contratado a decenas de chóferes. "Las condiciones que yo tenía usando Cabify eran peores. Ahora trabajaré cinco días a la semana, y no seis, doce horas al día, de tres de la mañana a tres de la tarde, y cobraré entre 1.110 y 1.200 euros netos al mes. Todo lo demás lo paga la compañía, gasolina, seguro etc. Y en teoría cobraremos incentivos mensuales si tenemos buenas valoraciones", explica este conductor. ¿Cuánto costará pedir un Uber en Barcelona? Algo más caro que en Madrid.

Mientras que en Madrid el precio por kilómetro es de 1,25 euros, en Barcelona costará 1,42€. El precio por minuto en la capital es de 0,10 mientras que en la Ciudad Condal sube a 0,16. Solo se mantiene invariable la tarifa mínima a pagar independientemente del recorrido o el tiempo empleado: 5,5 euros.

Fuentes del sector consultadas estiman que Uber arrancará en Barcelona con cerca de 150 coches a través de varias sociedades, algunas de las cuales usarán tanto Cabify como la plataforma estadounidense. Cabify cuenta en la Ciudad Condal con cerca de 400 licencias habilitadas, por lo que las 150 adicionales de Uber suponen un nuevo frente de competencia (desleal, según ellos) para los taxistas. Y esa cifra es solo el comienzo.

(Reuters)
(Reuters)

"Uber aspira a superar a Cabify en licencias, por lo que echa cuentas. Nosotros vamos a pedir calma a todos los compañeros, pero no podemos garantizar que esto no se vaya a ir de las manos. Vuelve la guerra y habrá enfrentamientos. ¿Violentos? Eso dependerá de lo que ocurra en las próximas semanas", explica Alberto 'Tito' Álvarez, portavoz de Élite Taxi, la asociación mayoritaria en la capital catalana.

Los taxistas defienden que Uber llega a Barcelona a hacer exactamente lo mismo que en Madrid: a incumplir la ley. La proporción de una licencia VTC por cada 30 taxis hace tiempo que ha saltado por los aires, aseguran. Y denuncian que las "cucarachas", como llaman a los coches negros de Uber y Cabify, se sitúan en zonas de alta afluencia, como estadios de fútbol, discotecas, lugares de ocio o aeropuertos para captar activamente clientes, algo que está prohibido en el actual Real Decreto de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT).

Confiamos que el reglamento presentado por Colau eche todo por tierra. De lo contrario esto será un infierno

"Confiamos que el nuevo reglamento presentado por Ada Colau eche todo por tierra. De lo contrario esto se va a convertir en un infierno", dice Álvarez. La alcaldesa de Barcelona presentó hace unas semanas un nuevo reglamento que se votará entre finales de abril y comienzos de mayo y que, de aprobarse (algo que muy probablemente sucederá), supondrá un duro golpe a Uber y Cabify.

Entre otras medidas, Colau quiere obligar a las compañías de coches VTC a obtener una licencia adicional para operar dentro del Área Metropolitana de la ciudad. El problema para las plataformas tecnológicas es que no se aprobarán más de 350 licencias para mantener la proporción 1/30. Cientos de autorizaciones de Uber y Cabify quedarán en el limbo. Está por ver si el 'plan Colau' saldrá adelante, pero los taxistas juegan con una carta a favor: su capacidad de presión para colapsar una ciudad con huelgas en momentos clave del año como, por ejemplo, la celebración del Mobile World Congress.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios