¿estrategia de bloqueo o de especulación?

Cisma en el taxi: 50 millones en licencias de Uber y Cabify para un 'jefe' de los taxistas

Se llama Gabriel Moragues Rigo y es el 'jefe' de los taxistas en Baleares. Es además el administrador único de una sociedad que se ha adjudicado 700 licencias VTC. ¿Para qué?

Foto: (EFE)
(EFE)

Ni Uber ni Cabify. Al taxi le ha salido un enemigo inesperado dispuesto a reventar el sector desde dentro. Así lo denuncia una de las grandes asociaciones, Fedetaxi, que ha puesto nombre y apellidos a la nueva amenaza: Gabriel Moragues Rigo. Se trata del presidente de la Federación Independiente del Taxi de las Islas Baleares, pero también es el administrador único de la sociedad Balear de Servicios Discrecionales S.L. El Tribunal Supremo ha concedido a esta empresa 700 licencias VTC para operar con Uber y Cabify. Al precio actual de mercado, Rigo tiene ahora entre manos más de 50 millones de euros. Asegura que la Federación es en realidad la propietaria de esos permisos y que solo se usarán para "proteger al taxi". Sin embargo, parte del sector le acusa de traición y de buscar enriquecerse. El cisma interno en el taxi está servido. Otra vez.

No es la primera ocasión que un 'jefe' del taxi solicita licencias VTC y lo justifica como un movimiento de defensa, de bloqueo de los permisos para evitar que lleguen a manos de Uber y Cabify. La última ocasión más sonada fue la de Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), que pidió 5.000 pero finalmente desistió en su intento en mitad del proceso judicial. Este nuevo caso, aseguran fuentes del sector, es mucho más extraño: Moragues ha llegado hasta el final, hasta el mismo Tribunal Supremo, para intentar hacerse con 1.000 licencias. Y lo ha conseguido con 700.

La sentencia del alto tribunal que da luz verde a esos permisos en Baleares data del 31 de octubre, pero solo ha trascendido recientemente. En el documento (se puede consultar al completo aquí), el Supremo exige a la Dirección General de Transportes de Baleares expedir estas licencias, bloqueadas en 2013, y ratifica la denegación de 300 en Ibiza. Su valor en el mercado secundario puede situarse entre los 35 y 70 millones de euros (entre 50.000 y 100.000 euros por permiso). Fuentes consultadas sitúan su valor ahora mismo en alrededor de 56 millones de euros (80.000 euros cada una). ¿A quién pertenecen exactamente las licencias y qué van a hacer con ellas?

Gabriel Moragues Rigo. (Foto: Gaceta del Taxi)
Gabriel Moragues Rigo. (Foto: Gaceta del Taxi)

"Soy el administrador único de la sociedad pero la Federación Independiente del Taxi de las Islas Baleares es la propietaria. Todo lo que hemos hecho hasta ahora, a diferencia de lo que ocurrió con Julio Sanz, se ha aprobado antes en Asamblea y se seguirá haciendo así. Nos reuniremos el próximo día 20 de diciembre y allí decidiremos qué hacer con ellas, pero hay muchas opciones para ofrecer nuevos servicios. Incluiremos a todos los taxistas, no dejaremos fuera a nadie que quiera entrar", señala Moragues a Teknautas, cuya asociación representa a unos 1.000 taxistas de Baleares, principalmente en Mallorca.

No nos unimos al enemigo. Todo lo contrario. Vamos contra él y lo hacemos con infantería y artillería. Otros solo tienen artillería

Su idea es que los taxistas comiencen a ofrecer servicios de alquiler de coche con conductor (VTC) "a turistas o a agencias de viaje a través de una marca blanca, usando su propia plataforma tecnológica", explica. Sin embargo la plataforma está aún por desarrollar y los servicios y sus precios por definir. ¿Taxistas operando VTCs? ¿No estarían compitiendo contra sí mismos? ¿Serían servicios completamente diferentes para no solaparse? "Todo esto está aún en el aire", dice Moragues. "Lo único que sabemos es que si perdemos parte del mercado, al menos no lo vamos a perder en favor de otros, caerá en manos de los taxistas. No nos estamos uniendo al enemigo. Todo lo contrario. Vamos contra él y lo hacemos con infantería y artillería. Otros solo tienen artillería", señala.

Con ese "otros" Moragues se refiere a las asociaciones del taxi que le acusan de traición. "Se la está tratando de colar a todo el mundo. No me cabe ninguna duda de que lo que busca es beneficio personal. Ya ocurrió antes con Funes [José Luis Funes, expresidente de la Asociación Gremial del Taxi que acabó trabajando para Uber], y con Parrondo [José Antonio Parrondo, otro expresidente de Gremial y ahora al frente de dos de las principales firmas de gestión de coches VTC]. Lo que está haciendo Moragues es una traición", explica a Teknautas Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi, que agrupa al 40% de todo el sector en España.

(Reuters)
(Reuters)

Para representantes como Leal, el argumento de solicitar VTCs como sistema de defensa o bloqueo es absurdo. "Precisamente lo que buscan Uber y Cabify es poner cuantos más permisos en la calle mejor. Tienen muy pocos y necesitan más. Y no es viable crear una plataforma tecnológica paralela, no va a funcionar. Uber y Cabify son las aplicaciones que conoce y usa todo el mundo, tienen que pasar por ahí", dice. Y va más allá. "Incluso si crearan servicios paralelos gestionados por taxistas, se estarían cargando el sector, no defendiéndolo, que es lo que estamos haciendo el resto".

Entiendo que la gente lo llame traidor, no se puede estar en ambos bandos a la vez. Es como ser del Barsa y el Madrid, es imposible

"Entiendo que la gente lo llame traidor, no se puede estar en ambos bandos a la vez. Es como ser del Barsa y el Madrid, es imposible. Pero conociendo a Moragues, creo que no lo hace por especular. Gracias a él Baleares ha sido de las pocas Comunidades Autónomas que impulsó a nivel regional la regla 1-30 de una VTC por cada 30 taxis. Ha hecho mucho por el sector", explica Alberto 'Tito' Álvarez, representante de Élite Taxi, asociación mayoritaria en Barcelona.

Lo que ocurra en Baleares en los próximos meses será un termómetro para analizar la respuesta de una parte del taxi a la amenaza de Uber y Cabify, y la reacción del resto del sector (y el consumidor). Moragues asegura que esperará a que la firma Ares Capital, propiedad de los hermanos Ortigüela, ejecute 200 licencias en Baleares en 2018. Si lo hacen, que se da por hecho, ellos entrarán con sus 700 permisos. Lo que ocurra a partir de ahí es territorio desconocido. "No ocultamos nada y no nos preocupan las críticas", se defiende. "Solo queremos defender al taxi. Y si hay que hacerlo con permisos VTC, lo haremos".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios