de limpiar tu casa a vender sus datos

Tienes un 'espía' en el hogar: las Roomba ahora venderán los planos de tu casa

¿Tienes uno de esos pequeños robots que limpian tu hogar de punta a punta sin chocarse con nada? Pues su creador quiere vender todos los datos que ha recogido de tu casa

Foto:  (Foto: iRobot)
(Foto: iRobot)

Los robots de limpieza llevan ya unos cuantos años entre nosotros y el sector no para de crecer. La innovación ha hecho que estas pequeñas máquinas mapeen tu hogar, aprendan de ello y funcionen de forma completamente autónoma. Sin embargo, lo que ahora pocos se imaginaban es que esos mismos datos, los mapas (anónimos) con cada rincón de tu casa, agregados a millones de datos más de otros hogares, van camino de ponerse a la venta a las grandes tecnológicas.

Ese es justo el plan de Colin Angle, CEO de iRobot (creador del famoso Roomba). El directivo ha explicado a Reuters su plan de vender los datos de los planos que ha ido recogiendo su invento durante estos años en millones y millones de casas con el fin de mejorar la tecnología de los hogares inteligentes. ¿Por qué hacerlo?

Porque hay compradores dispuestos a pagar por ello, sobre todo Google, Amazon o Apple. Estos gigantes ya han lanzado diferentes asistentes personales (Google Home, Alexa o HomePod) y les vendría genial esta información para optimizar la experiencia de sus usuarios. Según palabras del Angle, "hay un ecosistema completo de cosas y servicios que un hogar inteligente puede ofrecer si tiene en su poder un mapa actualizado de la casa que el usuario ha permitido compartir". De momento, ya han llegado a un acuerdo con Amazon para que su sistema se integre con Alexa, y están cerca de cerrar otro con Google y Apple.

Ahora la cuestión delicada está clara: la privacidad. ¿Cómo van a establecer esos acuerdos para que datos privados de las casas no acaben vendidos a terceros? Y más importante: ¿nos fiamos de que no 'hackeen' iRobot y los datos de nuestras casas acaben publicados en internet?

Roomba 980 (Foto: Reuters)
Roomba 980 (Foto: Reuters)

De nuevo la letra pequeña

La clave de todo este asunto, como suele ocurrir en estos casos de privacidad, está en la letra pequeña. Dentro de la política de privacidad de las Roombas ya está la cláusula que permite vender la información recogida por el robot. Se encuentra en los términos y condiciones que el usuario debe aceptar obligatoriamente antes de empezar a usar el aparato.

La empresa deja claro que "podemos compartir su información personal con terceros en relación con cualquier transacción de la compañía, como una fusión, venta de la totalidad o una parte de los activos o acciones, reorganización, financiación, cambio de control o adquisición de la totalidad o una parte de nuestro negocio por otra empresa o en caso de quiebra o procedimiento similar".

iRobot tendrá que explicar muy, muy bien qué tipo de datos vendería, a quién y cómo. De lo contrario se enfrenta a una posible huida de clientes

Es la típica frase con la que cualquier compañía se cubre las espaldas por si algún día decide vender esos datos, pero ahora parece que iRobot está más dispuesta a hacerlo que nunca. Ahora mismo, la ambigüedad se encontraría en si el texto da libertad total a la compañía para vender tu información o solo lo podría hacer en caso de que esas empresas interesadas en sus datos compraran parte de iRobot. Pero la empresa podría también actualizar en cualquier momento su política de privacidad en cuanto esté lista para vender los datos.

En cualquier caso, iRobot tendrá que explicar muy, muy bien qué tipo de datos vendería, a quién y cómo. De lo contrario se enfrenta a una posible huida de clientes hacia otros fabricantes que, a cambio de un producto tal vez inferior tecnológicamente, ofrezcan algo muy valioso para cada vez más gente: privacidad.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios