gracias a la tecnología tras el bitcoin

La 'startup' que está creando un internet paralelo donde el usuario controle sus datos

Blockstack aprovecha la tecnología 'blockchain' para permitir que los internautas decidan qué información comparten y cuándo y cómo lo hacen

Foto:

En el principio no había nada. Y Tim Berners-Lee dijo: "Creemos páginas web y conectémoslas mediante hiperenlaces". La red informática mundial, descentralizada en su génesis, ha caído poco a poco en las manos de unas pocas empresas que poseen la información que los usuarios generan. Así han nacido varias iniciativas para 'redescentralizar' internet y devolver a los internautas el poder sobre sus datos. En esta lucha, la tecnología 'blockchain' —el alma tras la criptomoneda bitcoin— jugará un papel esencial.

Cuando visitamos una tienda de zapatillas 'online', la página nos invita a registrarnos a través de plataformas como Facebook en un único y cómodo clic. Este sistema, conocido como Single Sign-On, evita al cliente el tedioso proceso de tener que escribir sus datos. A cambio, Facebook —o Twitter, o Google— se convierte en el garante de nuestros datos: en cualquier momento podemos entrar en la red social y revocar los derechos de acceso a nuestra información que hemos dado a terceros.

No sólo Facebook y Google ven negocio en el control de la información. Telefónica también quiere ser protectora de los datos de los usuarios: en eso consiste su criticada "cuarta plataforma", que presentará en el próximo Mobile World Congress de Barcelona. Frente a todos ellos surge Blockstack, una 'startup' que busca lo mismo... pero utilizando 'blockchain', un sistema que funciona de forma descentralizada y en el que se basa la moneda electrónica bitcoin.

'Blockchain' es una base de datos en la que todas las personas que forman parte de la red cuentan con una copia completa de toda esa información. "Es una red distribuida en la que nadie es el dueño, lo son todos y ninguno a la vez. Por eso los datos se almacenan de forma mucho más segura", explica a Teknautas el Blockchain CTO de Grupo Barrabés, Alberto Gómez.

La 'startup' quiere cambiar cómo nos registramos en una web y cómo compartimos nuestros datos con las empresas

La 'startup' quiere cambiar cómo nos registramos en una web, y cómo compartimos nuestros datos con las empresas. "Quieren llevar el 'blockchain' que hemos visto en el bitcoin a la gestión de identidades", aclara Gómez. La idea les acaba de dar una inversión de cuatro millones de dólares por parte de Union Square Ventures y ha atraído la atención de Microsoft, que ya colabora con ellos para materalizar Blockstack en un 'software' de código abierto que verá la luz este año.

"Empresas como Amazon y Facebook van a competir con este sistema porque quieren convertirse ellas en el Single Sign-On de todas las demás, pero Blockstack está creando sistemas de información que el resto no tiene", comenta Gómez. Tarjeta de crédito, dirección postal, talla del pie.. la 'startup' pretende crear un perfil con toda la información del usuario, cuyo acceso por parte de terceros puede controlar en todo momento.

En el caso de Blockstack, la empresa 'guardiana' es sustituida por un 'software' que los propios usuarios instalan y que almacena los datos de todos los clientes. Gómez asegura que todos guardan toda la información, "pero no pueden leerla porque está cifrada". Los sistemas de criptografía modernos permiten que "solo el cliente y la empresa autorizada" accedan a los datos.

Con Blockstack, la empresa 'guardiana' es sustituida por un 'software' que los usuarios instalan y que almacena los datos de todos

El modelo de negocio, hablemos de Blockstack o de Facebook, es el mismo: cobrar a las empresas por conseguir esos datos. Una tienda 'online' de zapatillas, por ejemplo, puede pagar un céntimo por evitar que el usuario tenga que introducir nombre, país y correo electrónico. Gómez considera que es "muy rentable", ya que la tasa de abandono en los registros es altísima: "¿Ese céntimo hace que más usuarios llenen el carrito de la compra? Sí. ¿Compensa? Ya te digo que sí".

Los sistemas descentralizados como el bitcoin también tienen desventajas, pues detrás no hay un banco o un gigante de la tecnología que se responsabilice en caso de fraude. Por otro lado, algunos usuarios valorarán que sus datos no estén en manos de una compañía, una porción que según la experiencia de Gómez es "muy pequeña".

Blockstack no es el único proyecto que busca volver a descentralizar internet. El padre de la web, Tim Berners-Lee, lleva un par de años trabajando en Solid desde su laboratorio del MIT. La filosofía es la misma: asegurar que el usuario es dueño de sus datos y elige a qué aplicaciones los cede y durante cuánto tiempo. Pronto los internautas tendrán la libertad de elegir si quieren que su privacidad la gestione Facebook... o ellos mismos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios