de Rocinante a bojack horseman

Por qué el caballo es el animal más importante de la historia

De la agricultura a la guerra, pasando por el transporte, los caballos nos han acompañado desde hace miles de años. Sin ellos, la historia del 'Homo sapiens' sería muy diferente.

Foto:

Rocinante, Babieca, Bucéfalo, Ártax, Sombragrís... historia y ficción están repletas de caballos inmortalizados por ser las monturas de héroes reales e imaginarios. La importancia de este animal en la mitología sólo se explica por el crucial papel que jugó durante los albores de la civilización humana. De la agricultura a la guerra, pasando por el transporte, los caballos nos han acompañado desde hace miles de años en nuestro viaje. Sin ellos, la historia del 'Homo sapiens' sería muy diferente.

"La domesticación del caballo en la estepa póntica hace unos 5.500 años representa uno de los mayores puntos de inflexión en la historia de la humanidad", asegura a Teknautas el investigador de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) especializado en genética equina, Ludovic Orlando. Y eso que los jamelgos tardaron en llegar a nuestras vidas: el primer animal domesticado fue sin lugar a dudas el perro, hace más de 15.000 años. Después vinieron los animales de consumo como las ovejas, y los de carga como los burros.

En cierto sentido, la guerra fue creada por el caballo

El caballo doméstico apareció 'sólo' hace algo más de 5.000 años, aunque no aprendimos a montarlo hasta hace unos 4.000. Hasta entonces, había sido una presa salvaje de la que alimentarse, demasiado grande para su captura y control. Con este animal, más rápido y fuerte, comenzó una revolución sólo comparable a la llegada del sedentarismo, la invención de la rueda y el dominio del fuego.

Orlando ordena de menor a mayor importancia las aplicaciones más importantes del caballo. En tercer lugar se encuentra la agricultura: el caballo era mucho más grande y fuerte, aunque otros animales ya habían ejercido esa función desde la invención de la ganadería. "Los caballos de granja tuvieron una gran repercusión en la productividad agrícola, sobre todo a finales de la Edad Media".

El transporte ocupa el segundo lugar para el investigador. "Con los caballos, los seres humanos pudieron viajar por primera vez muy por encima de su velocidad habitual y acarrear sus gérmenes, cultura y genes a lo largo de vastas áreas geográficas".

Jinete húngaro. (Reuters)
Jinete húngaro. (Reuters)

Pero Orlando sitúa, en primer lugar, la guerra como el rol fundamental que hizo que el caballo cambiara la historia de la humanidad para siempre. Jacob Bronowski ya lo dijo en 'El ascenso del hombre': "En cierto sentido, la guerra fue creada por el caballo". Resulta irónico que un animal nacido en los asentamientos del sedentarismo fuera aprovechado por los nómadas para este fin. Hunos, frigios y mongoles dominaron la monta conforme la selección artificial de la domesticación aumentó el tamaño de los corceles.

Orlando coincide con Bronowski: "El desarrollo de carros y caballería fue decisivo para la aparición de imperios transcontinentales. Piensa en las caballerías romanas y persas. O en Genghis Kahn, cuyo imperio fue levantado gracias a los caballos". El mito del centauro nació por el terror de los griegos a los jinetes escitas, y bien conocido es el pánico que sembraron los españoles en las Américas con estos animales.

Los seres humanos pudieron viajar por primera vez por encima de su velocidad y acarrear su cultura y genes a lo largo de vastas áreas geográficas

Con el caballo, el hasta entonces simple pillaje aumentó su planificación y cooperatividad para transformarse en guerra organizada. Las hordas móviles dieron fruto a una mayor estrategia y, al final, los nómadas mongoles cayeron en el sedentarismo al tener que aceptar el modo de vida de los pueblos conquistados. Hoy, el nomadismo es un estilo de vida anecdótico.

¿Significa esto que el caballo ha sido el animal más importante para el ser humano? En opinión de Orlando, sí. Ningún otro animal ha impactado tanto en la historia. Ni siquiera el perro: "No había caballería de perros, ni perros de tiro, y fueron usados de forma marginal para el transporte".

Condenado hoy a un papel secundario, la relevancia del caballo como moldeador de la historia humana sobrevive arraigado en el recuerdo. En EEUU, por ejemplo, comer carne de caballo es un tabú que recuerda al salvaje oeste donde, lejos de la pequeña Europa, un jinete que perdiera su corcel estaba condenado a morir en medio de la nada. Aquí la montura se convertía en compañero y amigo, un vínculo de más de 5.000 años.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios