No uses tu móvil para estas fotos

No hagas estas fotos con tu 'smartphone', jamás saldrán bien

Captar objetos a gran velocidad, paisajes nocturnos con cielos estrellados o edificios con líneas completamente rectas. Son algunas de las escenas que jamás podrás fotografiar bien con un móvil

Foto: No hagas estas fotos con tu 'smartphone', jamás saldrán bien

Cada vez que se avecina algún fenómeno astronómico espectacular, como una lluvia de estrellas o el reciente eclipse de Luna, muchos intentan captarlo con las cámaras de sus teléfonos móviles. El intento suele terminar con un puñado de fotos desastrosas y cierta frustración. Sobre todo si se ha empleado un móvil con una cámara de última generación.

Hace unos pocos años casi nadie se le hubiese pasado por la cabeza hacer ciertas fotos con un teléfono. Pero la publicidad de los fabricantes sobre las cámaras que equipan los terminales de gama alta, uno de los elementos que mejor los diferencia de los de gama media, han propagado la falsa idea de que un teléfono con una buena cámara, algún accesorio y una aplicación específica es todo lo que necesitamos para captar casi cualquier escena.

La campaña de Apple sobre la cámara del iPhone 6 es la mejor prueba de ello. Pero el diablo está en los detalles. Si analizamos las fotos que aparecían en esta publicidad vemos que sus autores con gran habilidad explotaron al máximo las limitadas posibilidades que al fin y al cabo tiene la cámara de un móvil. Lo mismo sucede con las fotos que aparecen en la página de Apple hechas con el nuevo iPhone 6s. Entre ellas por ejemplo no encontramos ninguna disparada de noche o en interiores que no estén iluminados con luz natural.

Dos tipos de escenas en las que casi ningún teléfono da la talla. Los únicos teléfonos que despuntan en ese sentido son el Panasonic DMC-CM1, un móvil que en realidad la firma vende como cámara, y el casi obsoleto Nokia Lumia 1020, al que en su día pusimos a prueba enfrentándolo con una cámara réflex.

Fotos de noche o en interiores que no estén iluminados con luz natural. Son escenas en las que casi ningún teléfono da la talla

El Sony Xperia Z5, el LG G4, el Samsung Galaxy S6 Edge, el Nexus 5x o el iPhone 6s, los terminales con las cámaras más avanzadas que se han visto en los últimos meses, siguen estando bastante limitados a la hora de captar muchos tipos de fotografías. Algunas de ellas bastante corrientes. Estas son algunas de las situaciones en las que puede ser buena idea olvidarse de la cámara del móvil.

Captar objetos a gran velocidad

Muchos teléfonos son capaces de congelar un instante de forma incluso más rápida que algunas cámaras profesionales, pero con frecuencia esto sirve de poco. Si probamos hacer fotos con buenas condiciones de luz en las que aparecen objetos cercanos que se mueven rápidamente nos toparemos con el denominado efecto rolling shutter, más conocido como efecto gelatina.

Esa acusada distorsión de los objetos se debe a la ausencia de un obturador mecánico, como el que equipan las cámaras réflex, y a los sensores de imagen con tecnología CMOS que usan la mayoría de teléfonos. Estos no captan la imagen de una sóla vez, lo hacen con un barrido de arriba hacia abajo. Por eso usar un teléfono para captar escenas de acción, como las deportivas, no es una gran idea.

(Foto: Travis Juntara - Flickr, bajo Creative Commons)
(Foto: Travis Juntara - Flickr, bajo Creative Commons)

Paisajes nocturnos con cielos estrellados

(Foto: OakleyOriginals, Flickr, bajo Creative Commons)
(Foto: OakleyOriginals, Flickr, bajo Creative Commons)

Incluso si usemos un trípode especialmente pensado para móviles y tengamos un terminal con controles manuales avanzados, es poco probable que logremos inmortalizar un paisaje nocturno y salir bien parados en el intento. Sobre todo si pretendemos adornarlo con un cielo estrellado. El problema para lograr una foto de esa clase es que las cámaras de los móviles no están pensadas para captar la luz durante un tiempo superior a un segundo. Tampoco captan buenas fotos cuando superamos una sensibilidad de 200 o 400 ISO.

Aunque hay algunas aplicaciones especialmente pensadas para lograr fotos con exposiciones de varios segundos, como NightCap Pro para iPhone o Camera FV-5 para Android, a la hora de la verdad los resultados que se obtienen no son precisamente espectaculares.

Edificios con líneas completamente rectas

Los fabricantes de móviles utilizan en sus cámaras objetivos de tipo gran angular. Estos tienen la ventaja de que logran abarcar una gran área del espacio y facilitan la labor de componer la imagen. El problema es que también distorsionan las línea rectas convirtiéndolas en curvas. Sobre todo si estas se encuentran a corta distancia.

Esto supone un gran problema cuando queremos hacer fotos de arquitectura y en general de motivos geométricos. Para corregir esa aberración no queda más remedio que utilizar alguna aplicación tras hacer la foto. Probablemente la mejor para iPhone es una que no tiene un nombre fácil de memorizar: SKRWT, disponible para iPhone y próximamente también para Android.

(Foto: Lawrence Wang - Flickr, bajo Creative Commons)
(Foto: Lawrence Wang - Flickr, bajo Creative Commons)

Enfocar un único elemento

Los diminutos sensores de imagen de los teléfonos móviles captan imágenes con una gran área enfocada, es lo que en fotografía se denomina una amplia profundidad de campo. Esto facilita la labor de enfocar pero también crea un problema cuando queremos desenfocar una zona amplia de la imagen para enfatizar la importancia del área que queda enfocada. Algo que resulta muy característico en las cámaras con grandes sensores de imagen.

HTC utilizó dos cámaras frontales en su móvil One M8 para intentar imitar el desenfoque selectivo que es tan típico de las cámaras réflex, pero el resultado no era demasiado convincente. También existen numerosas aplicaciones que permiten aplicar un filtro de desenfoque. Algunas de ellas de hecho vienen por defecto incorporadas a la aplicación de cámara del fabricante. Pero este recurso sigue siendo un sucedáneo.

(Foto: Vox Efx, Flickr bajo Creative Commons)
(Foto: Vox Efx, Flickr bajo Creative Commons)

Congelar una acción con luz

En los últimos años se ha mejorado la potencia de los flash de tipo led de los móviles, que consumen mucha menos energía que los de tipo xenon de las cámaras de fotos estándar, pero estos no pueden competir ni con el alcance ni con las cualidades estéticas que proporciona los flashes tradicionales.

La principal diferencia está en que un flash led no es capaz de congelar una imagen como lo hace uno de tipo xenon. Por contra, los flashes led permiten emitir luz continua. Lo que los hace ideales para grabar vídeo con poca luz.

(Foto: Laszlo Ilyes, Flicker bajo Creative Commons)
(Foto: Laszlo Ilyes, Flicker bajo Creative Commons)

Fotografiar a pulso en penumbra

Esta es la limitación más evidente de los móviles. A nadie se le escapa que incluso los teléfonos con mejores cámaras captan imágenes demasiado pixeladas y con colores erróneos cuando la luz escasea. Ese es uno de los problemas que los fabricantes más se afanan por atajar en los últimos tiempos usando mejorando los sensores de imagenobjetivos estabilizados y luminosos, mejorando los sensores de imagen y su procesado.

Desde hace un par de años ya no es raro que una foto hecha sin demasiada luz con un móvil tenga un nivel de calidad aceptable. Pero los móviles con las mejores cámaras del mercado a duras penas logran buenas fotos a 400 ISO, mientras que muchas cámaras más o menos sencillas logran fotos bastante buenas con sensibilidades más altas.

Captar objetos lejanos sin recortar la foto

Foto: James Loesch, Flickr bajo Creative Commons)
Foto: James Loesch, Flickr bajo Creative Commons)

Los que fotografiaron el fenómeno de la luna roja con un móvil al principal problema con el que se enfrentaban era lograr que esta no fuese sólo un punto luminoso y lejano en la imagen. La ausencia de objetivos con varias distancias focales, el conocido zoom, es una de las principales trabas de las cámaras de los móviles.

El problema de incorporar un objetivo de esa clase a un teléfono es que se rompe el clásico diseño extraplano. Algo que prácticamente ningún fabricante está dispuesto a asumir. De momento la única empresa que parece estar apostando por dotar de un zoom a un móvil es Asus, como se pudo ver en la última edición de la IFA. Aunque existen diferentes objetivos que se pueden acoplar frente a la lente de un teléfono, estos proporcionan imágenes muy poco nítidas.

Para lograr ampliar las posibilidades fotográficas de los teléfonos existen varias tecnologías que se están investigando que ya vimos en su día. Pero hoy por hoy para lograr captar muchas escenas el único camino parece estar en utilizar una de las cámaras especialmente adaptadas a móviles de Sony o la que ha lanzado recientemente DxO. Por supuesto también podemos olvidarnos del teléfono y usar una cámara de verdad.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios