ENFRENTAMOS EL LUMIA 1020 CON UNA NIKON D5300

¿Puede competir el móvil con mejor cámara contra una réflex?

Las cámaras de los 'smartphones' cada vez tienen menos que envidiar a las de las compactas. Comparamos el Nokia Lumia 1020 con la Nikon D5300

Foto: ¿Puede competir el móvil con mejor cámara contra una réflex?

No es ningún secreto a estas alturas que las cámaras de los móviles cada vez tienen menos que envidiar a las de las compactas más sencillas. Pero en noviembre saltaba la alarma entre los fabricantes de réflex. La causa fue la difusión de un informe de la consultura IDC que indicaba que los teléfonos también estaban frenando las ventas de estas cámaras. Algo verdaderamente sorprendente pues las diferencias entre una réflex y la cámara de un teléfono parecen insalvables. ¿O quizá no es así? Hemos decidido comprobarlo.

Hace unos días, Nokia lanzó la actualización que permite disparar fotos en RAW al teléfono con la mejor cámara del momento, el Lumia 1020. Así que hemos contrastado la calidad de imagen que es capaz de lograr frente a una réflex básica de última generación: la Nikon D5300.

Que hayamos escogido el Lumia 1020 para realizar la prueba no sólo se debe a que puede captar archivos RAW y a que cuenta con un sensor de imagen extraordinario. También dispone de controles manuales que nos permiten modificar la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO. Algo que es imposible de hacer con un iPhone o con la inmensa mayoría de teléfonos Android.

De hecho, que nosotros sepamos el único terminal con Android que cuenta con esa prestación es el Samsung Galaxy S4 Zoom. Que por cierto, también podría estar en el punto de mira de los que se les haya pasado por la cabeza dejar la réflex en casa y usar un teléfono para hacer fotos de cierta calidad. Aunque este terminal no permite trabajar con archivos RAW.

Entre las cosas que hemos tenido que tener en cuenta para realizar esta prueba está una de las características principales del Lumia 1020: su tecnología PureView que permite usar un zoom digital de tres aumentos.

A diferencia de lo que sucede con otros móviles al echar mano de esa función, en este caso la calidad de la imagen sigue siendo muy alta. Para lograrlo se reduce la resolución de 38 a 5 megapíxeles. Aunque las fotos realizadas con zoom sólo se almacenan en Jpeg.

Las únicas fotos en RAW que podemos descargar son de 38 megapíxeles. Estas únicamente reflejan la distancia focal real del objetivo Zeiss, 26 mm. Por eso las fotos de la Nikon D5300 con el objetivo Nikkor 18–55mm f/3.5–5.6G VR, que es el que hemos usado en la prueba, las hemos hecho con una distancia focal casi idéntica a la del Nokia.

Principales diferencias entre Lumia 1020 y Nikon D5300

La principal diferencia entre la cámara del teléfono y la réflex es el tamaño de sus sensores de imagen y su resolución. El del Lumia 1020 tiene un tamaño 2/3”. Mucho mayor que el de la mayoría de cámaras compactas pero casi 6 veces más pequeño que el de formato APS-C de la Nikon.

Su resolución de 41 megapíxeles, necesaria para lograr el zoom digital sin perdida de calidad mediante la técnica del sobremuestreo, provoca que el tamaño de cada pixel de su sensor sea tres veces más pequeño que el del sensor de 24,2 megapíxeles de la Nikon: 1,12 micras el primero frente a las 3,84 micras del segundo.

Esa diferencia es fundamental. Cuanto mayor es la superficie que registra la luz de cada uno de los píxeles más precisa es la imagen captada. Para realizar la prueba hemos puesto en apuros a los sensores de imagen del Nokia y la Nikon enfrentándolos a dos escenas complicadas: un contraluz y una toma nocturna. Con el contraluz hemos querido ver hasta qué punto dan de si ambas cámaras al captar detalles en las zonas más luminosas y más oscuras de la imagen.

La escena nocturna nos ha permitido observar el ruido que suelen mostrar las fotos hechas con poca luz. Teniendo en cuenta eso, usamos un trípode para hacer las fotos con ambas cámaras y disparamos siete con cada una en ambas escenas. Una por cada uno de los valores de sensibilidad ISO que permite el Lumia 1020 (100, 200, 400, 800, 1600, 3200 y 4000 ISO).

La Nikon D5300 tiene un abanico mucho mayor de sensibilidades ISO, desde los 100 a los 25.600 ISO, pero las fotos las hicimos con los mismos valores que en el Nokia para igualar la prueba.

La réflex es la clara vencedora de esta prueba. Pero eso no quiere decir que el Lumia 1020 no dé la tallaTambién hemos tenido en cuenta que el diafragma del objetivo del Lumia 1020 sólo ofrece un valor único de f/2.2. Para compensar la gran luminosidad del objetivo al hacer fotos en situaciones en las que la luz ambiental es intensa, Nokia ha dotado al teléfono de una velocidad máxima de obturación bastante alta: 1/16000. De hecho, tuvimos que recurrir a ese valor al hacer fotos con las máximas sensibilidades ISO en la escena de contraluz.

Para lograr que las imágenes disparadas con la Nikon en esa misma situación fuesen similares ajustamos su obturador al valor máximo que permite, 1/4000, y elegimos un diafragma de f/8. En las tomas nocturnas pudimos reducir el valor del diafragma a f/3.5, el mínimo que permite el objetivo Nikkor. Finalmente, procesamos los archivos RAW de ambas cámaras con Adobe Lightroom 5. Aunque sólo hemos alterado los valores de altas luces, sombras y negros para recuperar detalles que se habían perdido en las zonas más oscuras y más luminosas de las fotos. Sin modificar otros parámetros como el nivel de enfoque o la reducción de ruido.

Los resultados de la prueba

Como puede observarse en el vídeo que publicamos y en los archivos RAW que podéis descargar de la Nikon D5300 y del Lumia 1020, la réflex es la clara vencedora de esta singular prueba. Algo que por otra parte era de esperar.

Pero eso no quiere decir que el Lumia 1020 no de la talla. De hecho, nos ha sorprendido muy positivamente lo fácilmente que hemos podido recuperar detalles en las zonas de luz y sombra al procesar sus archivos RAW. Incluso en las imágenes disparadas con las sensibilidades más altas. Es más, no echaremos demasiado de menos una cámara réflex si tenemos a mano este teléfono y nos interesa obtener imágenes ricas en detalles.

Las cosas cambian si analizamos el ruido de ambos sensores. Aquí es donde menos sorpresas nos llevamos. La Nikon se impone con absoluta rotundidad. De hecho, las fotos hechas con ambos aparatos sólo son comparables si ajustamos la sensibilidad al valor mínimo permitido: 100 ISO. De la Nikon nos ha parecido excelente su comportamiento disparando en sensibilidades altas. Incluso las fotos hechas a 4000 ISO en ambas escenas serían perfectamente aprovechables. En cualquier caso no es descabellado hacer fotos con el Nokia a 800 o 1600 ISO, dependiendo del nivel de calidad que cada uno exija a sus fotos. Unos valores que si recurrimos a ellos en la mayoría de móviles sólo obtendremos fotos pixeladas y borrosas.

Lo que desaconsejamos por completo es disparar a 3200 o 4000 ISO con el Lumia 1020. Con esos valores las fotos que obtenemos sólo valen la pena para publicarlas a pequeño tamaño en internet. Además, hemos apreciado que el teléfono se vuelve misteriosamente loco al medir la luz y tiende a subexponer al disparar con esos valores ISO.

Pero lo que se hecha verdaderamente de menos al usar el Lumia 1020 es la velocidad que ofrece la Nikon al disparar. Pues sencillamente no es posible disparar en modo ráfaga con este teléfono. Tampoco la velocidad de respuesta desde que apretamos el botón de disparo hasta que se capta la foto es comparable.

Conclusiones: ¿Lumia o Nikon?

Aquellos que apenas cambian el objetivo de su cámara réflex, suelan usarla en modo automático o semiautomático y sólo la llevan consigo cuando necesitan captar imágenes de noche o en interiores no la echarán mucho de menos si usan el Nokia Lumia 1020. Sobre todo si lo equipan con la funda que le permite disponer de empuñadura, botón de disparo, batería adicional y una ranura para anclarlo a un trípode. Nosotros hemos usado ese accesorio en la prueba y nos ha encantado.

Aquellos que apenas cambian el objetivo de su cámara réflex, suelan usarla en modo automático o semiautomático y sólo la llevan consigo cuando necesitan captar imágenes de noche no echarán de menos una réflex si usan el Nokia Lumia 1020El Lumia además cuenta con un objetivo más luminoso que los que vienen de serie con muchas réflex y dispone de estabilizador de imagen. Algo que resulta ideal para hacer fotos con poca luz.

Los que necesiten más versatilidad a la hora de hacer sus fotos, busquen una calidad de imagen superior, pero sobre todo más rapidez al enfocar y disparar tendrán que seguir usando una cámara réflex o una EVIL.

Pero también hay algo bastante importante que marca la diferencia entre la cámara de un teléfono y una cámara réflex: el visor. La sensación de aislamiento del entorno y la mayor concentración que ofrece un visor óptico al hacer una foto es clave para seguir usando una cámara réflex en vez de la cámara de un móvil o cualquier otra.

Además, hay que tener en cuenta que cada vez serán más las réflex que, como la Nikon D5300, dispongan de una conexión wifi de serie para enviar al teléfono las fotos que hacemos con ella y de allí a internet.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios