Cinco tecnologías que podrían mejorar la cámara de tu próximo 'smartphone'
  1. Tecnología
La guerra por los megapíxeles llega a su fin

Cinco tecnologías que podrían mejorar la cámara de tu próximo 'smartphone'

Existe una batalla entre los fabricantes de móviles por dotarlos de mejores cámaras, pero el campo de los megapíxeles se agota. ¿Cómo llevar ventaja?

placeholder Foto:

En los últimos años hemos asistido a una batalla feroz entre los fabricantes de móviles por dotarlos de cámaras más avanzadas. No en vano la calidad de ese componente es una de las cosas que marca más claramente la frontera entre los móviles de gama media y los de gama alta. Pero esta carrera puede estar a punto de tocar a su fin. Al menos de momento.

La culpa la tiene un término que a los que no son fotógrafos probablemente les suene a chino: la longitud focal, que no es otra cosa que la distancia entre el objetivo y el sensor de imagen de la cámara. El diseño extraplano de los actuales móviles hace que esta distancia sea muy pequeña, lo que impide que se puedan usar sensores de imagen de gran tamaño, que son los que proporcionan mayor calidad de imagen.

Nokia y Samsung han sido las únicas empresas que han lanzado teléfonos con cámaras de calidad que han alterado el típico diseño de los móviles. El primero en llegar fue el Nokia N8, que ya contaba con una pequeña protuberancia en su parte posterior para alojar un sensor similar al de una cámara compacta avanzada. Después llegaron el Nokia 808 y el Lumia 1020, cuyas cámaras se hacían notar con bastante rotundidad.

Samsung hizo algo similar con el Galaxy S4 Zoom primero y después con el Galaxy K Zoom. En el caso del fabricante surcoreano su estrategia ha pasado por romper con el diseño extraplano para dotar a estos dos móviles con un objetivo de tipo zoom, una de las cosas que más echan algunos en falta al hacer fotos o grabar vídeo con un móvil.

Pero lo cierto es que no es fácil vera alguien con cualquiera de estos móviles de Nokia y Samsung. Así que parece que la mayoría se resiste a comprar teléfonos con un diseño fuera de lo común, por muy buena que sea la calidad de las fotos y los vídeos que sean capaces de lograr.

El actual diseño extraplano de los móviles impone un límite para el tamaño del sensor de imagen: 1/2.3'', que son las mismas dimensiones que tienen los sensores de muchas cámaras compactas sencillas. Los Sony Xperia de la serie Z, los Nokia Lumia 930 y 1520 así como Galaxy S5 de Samsung usan sensores en sus cámaras con un tamaño similar.

¿Entonces cómo se logra la cuadratura del círculo? ¿Es posible lograr aumentar la calidad de imagen de las cámaras de los móviles sin alterar su actual diseño? Sí, pero los fabricantes de telefonía tendrán que cambiar su estrategia de marketing renunciando a la guerra de los megapíxeles y apostar por nuevas tecnologías que de verdad aporten algo. Estas son algunas de las posibles alternativas que existen.

La cámara de 16 objetivos de Pelican Imaging

La principal razón por la que una cámara con un sensor de gran tamaño, como es el caso de una réflex, le da sopas con honda a la de un móvil es porque el tamaño de cada célula del sensor encargada de registrar la luz es mucho mayor. Eso evita que esta se disperse por los píxeles cercanos añadiendo ruido a la foto, sobre todo cuando hay poca luz.

La empresa Pelican Imaging parece haber dado con una tecnología que paliaría este problema. La cámara que están desarrollando para móviles usa 16 diminutos objetivos. Cada uno de ellos capta una longitud de onda de la luz diferente para evitar los errores que producen los actuales sensores.

Además, esta cámara permitiría analizar fácilmente los diferentes planos de profundidad de la imagen de forma similar a como lo hacen las cámaras Lytro, lo que permitiría variar el enfoque de una foto una vez realizada esta. Aunque Pelican Imaging también propone usos más extraños: como la posibilidad de generar figuras en 3D que podrían moldearse con una impresora tridimensional.

Entre los inversores con los que cuenta esta startup están Nokia, Panasonic y Qualcomm. Pero a pesar de eso y de las ventajas que en teoría tiene su tecnología también debe tener algún punto flaco que no conocemos, pues desde que la empresa anunció en 2011 su proyecto sigue sin haber planes concretos para la comercialización de esta cámara.

viles de cámaras intercambiables

Uno de los proyectos más interesantes que existen actualmente en la industria de la telefonía es el proyecto Ara de Google, que pretende lograr que un móvil pueda configurarse mediante piezas desmontables. Algo que permitiría por ejemplo elegir una cámara con un sensor de imagen y un objetivo de mayor o menos calidad y tamaño en función de nuestras necesidades.

En el terreno de la fotografía Ricoh ya lanzó hace cuatro años su serie GXR, un sistema de cámaras fotográficas que permitía intercambiar el objetivo y el sensor de imagen. Apple también ha patentado una tecnología que permite hacer lo mismo en un teléfono. Quizá algún día la veamos en un iPhone.

Pero lo que es una realidad son las cámaras pensadas para usar con teléfonos mediante conexiones wifi y NFC. Un camino que Sony ha abierto con las QX 10 y QX 100. A pesar de que no han sido un éxito comercial otros fabricantes, como la empresa china Oppo, han lanzado propuestas similares.

Dos objetivos para lograr el mismo resultado que un zoom óptico

La empresa israelí Core Photonic dispone de un sensor con dos objetivos similar al que usa el HTC M8, aunque en este caso su utilidad es mucho mayor que imitar malamente el desenfoque selectivo que logra una cámara de cierta calidad. Los dos objetivos del sensor de esta empresa tienen un alcance diferente. Uno capta imágenes en primer plano y el otro en segundo plano que al combinarlas mediante software ofrecen el equivalente a un objetivo con zoom óptico, pero manteniendo el diseño extraplano del móvil.

Otra ventaja de esta tecnología es que como son objetivos fijos permiten tener una abertura de diafragma superior a lo que estamos acostumbrados a ver en uno objetivo de tipo zoom. Lo que se traduce en una mayor luminosidad. Algo que siempre viene bien para evitar tener que aumentar la sensibilidad ISO cuando hay poca luz y que el ruido digital emborrone nuestra foto.

Sensores curvos

¿Qué tienen en común las cámaras de los iPhone y las de muchos teléfonos de Samsung? Que el sensor de imagen es de Sony. Pero no son las únicas firmas que incorporan sensores de la empresa japonesa, que es la principal productora a nivel mundial de estos componentes. Por eso no es de extrañar que muchos fijen su atención en su catálogo de sensores para saber cómo pueden evolucionar las cámaras de los teléfonos.

La última innovación que han presentado son los sensores curvos. Sony asegura que a diferencia de lo que sucede con los sensores planos, estos mejoran la calidad de imagen en el centro de cada foto y en los extremos. Estarán disponibles para toda clase de cámaras, incluidas las de los móviles. Habrá que ver cómo se comportan cuando lleguen al mercado.

Mejorar la velocidad de proceso

Un procesador potente, mucha memoria ram y el software adecuado pueden jugar un papel fundamental al hacer fotos y vídeos con un teléfono. Dos buenos ejemplos de esto son el nuevo modo HDR del Samsung Galaxy S5, que es tan rápido que pudimos comprobar que puede usarse incluso en escenas en las que hay objetos en movimiento. Además es posible previsualizar el resultado antes de captar la foto.

También resulta muy interesante la técnica para lograr fotos de 50 megapíxeles que usa la cámara de 13 megapíxeles del potente Oppo Find 7. Esta consiste en disparar una ráfaga de fotos a gran velocidad que, gracias al software interno del terminal, se fusionan en una única imagen con esa enorme resolución.

La estrategia de Apple: mejorar el 'cocktail'

Todas estas tecnologías sobre el papel tienen buena pinta. Pero en ocasiones tras una supuesta innovación anunciada a bombo y platillo puede haber sólo humo. Nadie tiene muy claro lo que falló en la denominada tecnología Clear Pixel de OmniVision que equipa el Moto X. Lo que si sabemos es que después de anunciarse que esta proporcionaría una mayor calidad de imagen la cámara de este móvil resultó ser su principal lastre.

Por eso tiene interés la estrategia de Apple con la cámara de los iPhone, que resulta engañosamente conservadora. Aunque no han presentado ninguna tecnología rompedora en sus últimos modelos, a excepción del flash dual del iPhone 5s, la empresa californiana ha sabido combinar bastante bien las tecnologías que ya existen en su móvil de referencia.

Gracias a limitar la resolución a ocho megapíxeles y aumentar ligeramente el tamaño del sensor que Sony produce en exclusiva para Apple se ha logrado que el tamaño de cada píxel sea considerable. Otros puntos fuertes del iPhone 5s son el software interno de procesamiento de la cámara, quizá el mejor del mercado; el apostar por un objetivo muy luminoso para evitar tener que aumentar la sensibilidad ISO, y con ella el ruido en las fotos hechas con poca luz; e incluir detalles en apariencia menores pero que resultan importantes, como el cristal de zafiro que protege de suciedad y arañazos el objetivo.

¿Cómo podría mejorar la cámara el iPhone 6 si Apple sigue con su corriente de optimizar las tecnologías que ya existen? Usando un estabilizador de imagen óptico en lugar de uno digital y aumentando el tamaño de su sensor ligeramente, pero apostando nuevamente por una resolución comedida e implantando un sistema de enfoque híbrido como el del Galaxy S5, que es el más rápido que hemos tenido ocasión de probar.

También se pueden realizar mejoras en el software del móvil. Aunque eso no es una especulación, pues ya se ha anunciado que con iOS 8 los desarrolladores pueden incorporar a las aplicaciones de cámara controles manuales de velocidad de disparo, abertura de diafragma y sensibilidad ISO. También podrán acceder a la imagen en bruto, sin procesar, de la cámara. Unas funciones que por cierto están disponibles en los Nokia Lumia desde hace algún tiempo.

Pero, claro, esto además de hacerlo Apple puede hacerlo cualquier fabricante. Aunque para eso hay que vencer al enemigo que cada uno tiene en casa. Los departamentos de marketing suelen preferir que cada nuevo terminal incluya tecnologías con nombres exóticos detrás de las que a veces no hay nada.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Imagen Móviles Tecnología
El redactor recomienda