gran 'smartphone' a gran precio

Huawei Mate S, análisis: la gama alta china convence más que nunca

La marca china empieza a convencer en la gama alta de 'smartphones' con un excelente diseño y buenas características

Foto: Foto: Daniel Muñoz
Foto: Daniel Muñoz

Huawei ha logrado una gran popularidad entre otras cosas gracias a los patrocinios de equipos de fútbol. Conocida por sus móviles económicos, la empresa china lleva tiempo intentando cambiar su percepción de marca barata con equipos de gama alta.

Ahora que es el segundo fabricante en ventas de móviles en España, por detrás de Samsung, con Huawei Mate S la compañía quiere ir también al otro extremo: sorprender en diseño, características, autonomía y rendimiento. Lo hemos probado a fondo.

Huawei Mate S: China quiere conquistar la gama alta de smartphones

Ahora sí, Huawei sabe hacer móviles 'premium'

Es difícil encasillar en una sola categoría a este smartphone, pero apostamos por una gama premium (por encima incluso de la gama alta) por su precio, características técnicas, cámara, pantalla y servicios en su sistema operativo.

Su pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas ocupa casi todo el frontal del terminal y logra una gran calidad de imagen. Viendo fotos y vídeos tomados con su cámara puedes comprobar que la pantalla muestra unos colores vivos y un buen control del contraste. Y eso es lo que importa: la calidad de tus instantáneas puede variar, pero cuando haces una buena foto o vídeo, en este móvil se ven fenomenal.

Foto: Daniel Muñoz
Foto: Daniel Muñoz

Huawei vuelve a usar el aluminio en la fabricación de Mate S y prestando atención a los mínimos detalles. Cuando en un smartphone que sobrepasa los 500€ vemos fallos de diseño, es algo que chirría. Aquí la compañía china apuesta por un diseño simple, quizá similar al de otros fabricantes, pero que funciona.

Un cambio importante en su diseño respecto a Mate 7, la edición anterior, es que sus bordes pierden el escalón, ahora son curvos. Al contrario de otros diseños similares, no se resbala en la mano.

La posición de la cámara es la adecuada, en el centro del terminal. El sensor de huellas está situado justo debajo, algo raro porque a veces acabas poniendo el dedo en la lente de la cámara. Los botones de volumen y encendido en el lateral derecho tienen la elevación justa para identificarlos con el tacto. Todo esto embutido en un cuerpo de aluminio y cristal que tiene 7,2 milímetros de grosor y pesa unos 156 gramos. No está nada mal.

Es cierto que el modelo del año pasado tenía una batería de mayor capacidad, pero con el Huawei Mate S se consigue que dure más de un día dándole un uso intensivo. Existe una opción de control de batería en los ajustes que da unas horas más, aunque impacta en el rendimiento.

Foto: Daniel Muñoz
Foto: Daniel Muñoz

 

Lector de huellas a la velocidad de la luz

Huawei no inventa nada incrustando un lector de huellas en un móvil. Samsung, Apple, HTC, OnePlus y otros fabricantes de smartphones también lo usan con menor o mayor fortuna. Aunque la posición es extraña, en la parte trasera debajo de la cámara, es un sitio cómodo porque al sujetarlo con una mano tan solo tienes que mover el dedo índice para desbloquear la pantalla.

Con la pantalla apagada, en el momento en el que pones el dedo en el sensor, esta se activa. Es prácticamente inmediato.

Foto: Daniel Muñoz
Foto: Daniel Muñoz

Aunque la diferencia de velocidad frente a sus competidores es de milésimas, esta característica funciona tan bien que supera al de otras marcas. No servirá para hacer más seguro tu móvil (eso se consigue cifrando el contenido) pero sí que hace rápido desbloquear la pantalla olvidándote de patrones, códigos PIN o contraseñas.

Es un móvil para 'selfies' con cámara trasera

Imagen tomada con Huawei Mate S y recorte al 100%
Imagen tomada con Huawei Mate S y recorte al 100%

Huawei Mate S tiene una cámara principal de 13 megapíxeles capaz de grabar vídeos en resolución 1080p. Su cámara frontal monta un sensor de 8 megapíxeles y es esta la que más destaca de las dos.

La calidad de la cámara principal es más que aceptable. No estaría dentro del top 3 de los móviles de su categoría, pero en condiciones de luz normales los resultados son buenos. El enfoque no es excesivamente rápido (algo que Huawei debería mejorar en alguna actualización) pero tiene detalles que compensan, como el control de la exposición tras una pulsación prolongada de la pantalla o el ajuste manual para los que quieren el control total de la toma.

Si hay que destacar algo de las cámaras es que Huawei haya decidido montar un sensor de 8 megapíxeles en la frontal. Sí, es para selfies. Si cada vez hay mejores cámaras en el frontal de los móviles es porque cada vez hay más gente que lo demanda. Tiene tanto protagonismo en este móvil que han añadido un flash frontal con control de intensidad.

Si tienes curiosidad, este álbum tiene fotos tomadas con el Huawei Mate S.

Android (mal) vitaminado

Huawei no ha conseguido mantener el alto nivel de diseño del exterior en el interior. El móvil usa Android 5.1.1, que a la hora de escribir estas líneas es la última versión disponible proporcionada por Google. Pero, encima, como muchos otros fabricantes, lleva una capa visual llamada EMUI (en este equipo la versión 3.1).

Tiene cosas buenas y cosas malas. Una de las malas es que Huawei ha querido estandarizar el tamaño de los iconos de una forma, digamos, algo chapucera. Si la aplicación es famosa, esta capa cambia el icono por un diseño propio. Es el caso de Instagram, por ejemplo. Pero en el resto de las millones de aplicaciones disponibles, lo que hace es darles un color de fondo, creando un efecto feo. La intención era buena, pero la ejecución deja mucho que desear.

Existen características que pasan desapercibidas y que son de bastante ayuda. En las comunicaciones, Huawei integra tres mejoras interesantes. Wi-Fi+ permite que el teléfono elija automáticamente una red wifi o la red de datos dependiendo de cuál sea más rápida. Además identifica una red conocida para conectarse automáticamente. Signal+ detecta cuándo estás viajando, como por ejemplo un tren, aumentando el nivel de peticiones a la red. Y la función Roamaing+ en teoría selecciona la red en itinerancia más rápida, pero no hemos podido comprobarlo.

Una característica casi oculta es que la aplicación de SMS permite bloquear remitentes para que no vuelvan a aparecer sus mensajes. Como el uso del SMS está desapareciendo, esto queda como una forma de bloquear telemarketing.

Puedes controlar la temperatura de color de la pantalla y añadir movimientos. Por ejemplo, que al voltear el móvil se active el modo silencio, al levantarlo en una llamada entrante baje el volumen o agitarlo para organizar los iconos de la pantalla principal.

Uno de los detalles que más nos ha gustado son los gestos con los nudillos. Pulsar dos veces encima de la pantalla la desbloquea. Dibujar un círculo con los nudillos hace una captura de pantalla de ese recorte y dos pulsaciones capturan toda la pantalla. También permite dibujar una letra para abrir una aplicación concreta.

Son los detalles los que hacen que te guste usar un móvil y en este Mate S hay bastantes que descubrir.

¿Me lo compro?

Foto: Daniel Muñoz
Foto: Daniel Muñoz

Si vienes de usar móviles de Huawei y estás acostumbrado a su peculiar interfaz, es una gran actualización. Si tienes un smartphone de gama media y buscas algo mejor, es un móvil a tener en tu lista de posibilidades.

Lo malo del Huawei Mate S es que es un móvil premium que no hace nada realmente nuevo frente a su competencia directa, como el Samsung Galaxy S6 Edge (alrededor de los 590€), LG G4 (unos 450€) o los próximos Sony Xperia Z5 y iPhone 6s. Tampoco ayuda que por defecto Huawei integre aplicaciones y juegos preinstalados, recuperando el crapware (la instalación de aplicaciones y juegos por acuerdos comerciales) tan común en los portátiles.

El móvil tiene algunos problemas muy localizados en su peculiar personalización de Android, pero a nivel general nos encontramos con un gran smartphone de gama alta, que cuesta desde 649€ por la edición de 32GB de memoria y que no defraudará a los usuarios que piden el máximo. Cuando Huawei arregle algunos de sus problemas de diseño de interfaz, lo bordará.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios