introduce un gps en el cuadro para geolocalizarla

Bike Hawk, la 'startup' que promete terminar con el robo de bicicletas

El transporte urbano en bicicleta es muy común en grandes ciudades de Europa, y algunos usuarios invierten grandes cantidades en su bici. Bike Hawk quiere ayudarles a protegerlas en todo momento

Foto: John Pryce-Robertson y Daniel Pamplona, fundadores de BikeHawk (Vía: BikeHawk)
John Pryce-Robertson y Daniel Pamplona, fundadores de BikeHawk (Vía: BikeHawk)

Candados infranqueables, luces de seguridad, baterías acoplables a cualquier modelo... Las bicicletas se han convertido en los últimos años en protagonistas de su propia revolución tecnológica y la startup Bike Hawk, española al 50%, quiere hacer su aportación a este cambio: su intención es que nadie vuelva a sufrir el robo de su bici.

Daniel Pamplona, nacido en Girona pero residente en Londres, es uno de los creadores de Bike Hawk. Nos cuenta desde allí su invento, que está a punto de salir a la venta. Se trata de un pequeño localizador con GPS y una tarjeta 2G que se introduce en la potencia de la bici, la pieza que une el manillar con el cuadro. Desde fuera es invisible, y cuenta con un pequeño cable que recarga la batería acoplada, que dura aproximadamente unos dos meses.

El dispositivo se complementa con una app, que lanzarán en diciembre para iOS y en marzo para Android aunque ya funciona en su versión web para ambos, enviando una alerta al móvil de su dueño para avisarle de que su bicicleta se está moviendo, a pesar de que la dejó aparcada, así como el mismo aviso vía SMS. Además, en cualquier momento puede obtener las coordenadas de su bici y localizarla en el mapa. 

"No impide los robos, pero sí los dificulta"

"Bike Hawk no hace completamente imposible que roben tu bici, pero es una barrera más", reconoce Pamplona. Politólogo de formación, hace algo más de un año se asoció con el inglés John Pryce-Robertson, programador, que tuvo la idea original para Bike Hawk después de que le robaran su propia bici. "Aquí en Londres mucha gente va a trabajar en bici, y hay muchos robos".

En España esto no es tan común, cuenta, pero sí hay gente que tiene bicicletas de calidad, en las que ha invertido hasta mil o dos mil euros y quiere protegerlas. En nuestro país también están hablando con ciclistas profesionales o aficionados que quieren proteger su equipo de entrenamiento. "Hablamos con el dueño de un equipo profesional. Sus bicicletas cuestan hasta quince mil euros, y les han robado en total unas trece. No han vuelto a verlas".

BikeHawk en plena instalación (Vía: BikeHawk)
BikeHawk en plena instalación (Vía: BikeHawk)

Gracias a la financiación de una aceleradora, su producto saldrá a la venta a finales de septiembre, de momento a través de internet, a un precio de 120 euros. Aseguran que no hacen falta conocimientos avanzados para instalarlo, y que están en conversaciones con fabricantes para crear un modelo de bicicleta que lleve su dispositivo integrado de fábrica.

Eso solucionaría un problema obvio: que el ladrón extraiga el dispositivo para evitar sea localizado. Pamplona reconoce esa posibilidad, aunque la considera poco probable, ya que para ello tendría que tomarse el tiempo de sacarlo, además de saber que está ahí y reconocerlo a simple vista. "Ojalá llegase un día en que los ladrones buscasen un BikeHawk antes de llevarse una bici, eso significaría que nuestra idea ha sido un éxito", bromea. De momento, no cree que sea un riesgo, y en cualquier caso, el dueño habría recibido una alerta en su móvil antes de que el ladrón tuviese éxito en su intento.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios