quince meses después de ser nombrado

Pelotazo y fuga: Elop, ex CEO de Nokia, abandona Microsoft

Microsoft empezará el nuevo curso con cambios en la plantilla. Stephen Elop, que se embolsó 18,8 millones en la venta de Nokia, abandona la dirección de la división de 'hardware'

Foto: Pelotazo y fuga: Elop, ex CEO de Nokia, abandona Microsoft

Un poco más de un año ha durado uno de los nombramientos más chocantes del sector tecnológico. Stephen Elop, ex CEO de Nokia y principal beneficiado de la venta de la finlandesa a Microsoft, abandona ahora su puesto como responsable del departamento de hardware.

La plantilla ha recibido la noticia en un correo electrónico firmado por el consejero Satya Nadella: "Estamos organizando nuestros esfuerzos de ingeniería, así como nuestras capacidades, en nuestros tres objetivos principales". Aunque no los nombra, Nadella ha explicado este año que los core business de la compañía pasan por reinventar los procesos de productividad para empresas, idear una nueva experiencia de usuario y aportar inteligencia a su plataforma en la nube. También cesa en su actividad Mark Penn, vicepresidente ejecutivo de Microsoft, cuyo destino no ha sido desvelado.

Los cambios servirán para reorganizar el organigrama de la compañía. Así, Terry Myerson, también vicepresidente, se pone al frente de un nuevo equipo destinado a mejorar la interacción de Windows con el usuario, mientras que otro de sus homólogos, Scott Guthrie, amplía sus atribuciones en la nube corporativa, una rama en la que descansa gran parte de las expectativas de beneficio de Microsoft.

Liquidación completa

Muchos señalaron a Elop, sobre todo desde Finlandia, como el detonante de la venta de Nokia, tesoro nacional, a Microsoft. Natal de Canadá, Elop se convirtió en 2010 en le primer CEO de Nokia nacido fuera de Finlandia con el objetivo de reflotar la marca. Sin embargo las suspicacias finesas se dispararon con una de sus primeras medidas, despeñar Symbian, un sistema operativo propio que había funcionado extraordinariamente en el mercado, en favor de Windows Phone, que a la postre se ha demostrado ineficaz a la hora de plantar cara al androide de Google.

Elop desplomó el valor de Nokia en bolsa, ajustó la plantilla y vendió demasiado barato a Microsoft Fue el primer acto de un acercamiento progresivo a Microsoft que culminó en septiembre de 2013 con la venta de la firma. Días después, revisando la documentación del traspaso, se descubriría que Elop se había asegurado casi 20 millones en la operación, de los cuales el 30% saldrían directamente de las arcas maltrechas de Nokia. Incluso el ministro de Trabajo de Finlandia llegó a reconocer que Elop había llegado a Nokia no con la intención de sacarla del agujero, sino de ponerla en forma de cara a una venta planeada tiempo atrás.

Elop se ha convertido en el gran villano del pueblo finés, que criticó duramente al ejecutivo desde el primer día, ya que recibía una remuneración cercana al millón de euros mensuales para un resultado paupérrimo que derivó en un importante ajuste de plantilla, la caída de un 40% del valor de la acción y su posterior venta. Hoy, quince meses después, el liquidador ha completado su labor y la gran tecnológica europea está en manos norteamericanas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios