HA CONTRATADO AL ASESOR DE OBAMA

Uber no está muerta: se rearma con millones y lobistas para regresar al mercado

La tecnológica está buscando dinero para alcanzar la valoración de 50.000 millones de dólares. Al mismo tiempo ha contratado a dos poderosos lobistas y pujado por el servicio de mapas Here, de Nokia

Foto: Uber no está muerta: se rearma con millones y lobistas para regresar al mercado

El pasado mes de diciembre el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ordenó cautelarmente el cese y prohibición en todo el territorio nacional de Uber, la aplicación que pone en contacto de forma online a usuarios y conductores. En un auto contra el que no cabe recurso, el magistrado aceptó de esta forma la solicitud que le hizo el sector del taxi, que hasta entonces se había manifestado contra esta startup norteamericana, se había quejado ante el Ejecutivo e incluso boicoteado los eventos en los que participaba. Uber se limitó a acatar la orden justo el último día de 2014, pero ni de lejos dijo su última palabra.

Esta joven tecnológica está presente en alrededor de 50 países repartidos por todo el mundo, y lo cierto es que en muchos de ellos tiene problemas legales. Además de España, otros como Bélgica, Holanda, India, Alemania o Francia se han opuesto a su funcionamiento. Los de San Francisco interpusieron una queja formal ante la Comisión Europea en abril, momento en el que denunciaron que las medidas adoptadas por algunos de estos países estaban violando la legislación europea. De momento sin éxito.

Desde entonces, Uber se ha dedicado a rearmarse.

¿Para qué necesita una 'app' de transporte tanto dinero?

Tras la rendición temporal de Uber, la Asociación Madrileña del Taxi celebró que se hubiese ganado "la primera batalla" a esta plataforma, aunque también auguró que esta guerra iba a ser muy larga y costosa. Y no les faltaba razón. Desde su lanzamiento en 2009, Uber se ha convertido en la segunda mayor empresa con respaldo de capital de riesgo del mundo, con una valoración de 41.200 millones de dólares (su rival directo, Lyft, está valorado en 2,500 millones de dólares). Y a día de hoy sigue obsesionada con recaudar más dinero.

A pesar de que su actual valoración sitúa a la compañía a la par de empresas cotizadas en bolsa como Times Warner Cable, Delta Air Lines o el banco de inversión Charles Schwab (sólo Facebook tenía una valoración superior antes de salir a bolsa), Uber está buscando aún más dinero para alcanzar los 50.000 millones de dólares.

La compañía que revolucionó el mundo del transporte está actualmente en contacto con potenciales inversores para obtener unos 1.500 millones de dólares más. Si lograse su objetivo, se convertiría en la nueva empresa privada con mayor valoración, superando al fabricante de electrónica chino Xiaomi. Además, se ha reunido con varios bancos para cerrar una línea de crédito por valor de 1.000 millones de dólares, según informó el diario The Wall Street Journal.

Pero, ¿para qué tanto dinero?

'Uber está recibiendo tanto dinero que va a llegar un momento que no va a saber qué hacer con él'

Esta es la misma pregunta que se ha hecho el medio Quartz. Y es que no está claro lo que Uber pretende hacer con tanto dinero. Algunos analistas apuntan a una salida a bolsa y otros a una maniobra estratégica. En lo que sí coinciden todos es en que no parece necesitarlo. "Uber está recibiendo tanto dinero que va a llegar un momento que no va a saber qué hacer con él", llegó a declarar el analista de Morgan Stanley, Adam Jonas.

Quizás se lo gaste en abogados. Uber solicitó recientemente a la CE que inicie un procedimiento de infracción contra España y que, en caso necesario, eleve el caso hasta el Tribunal Europeo de Justicia de la UE. Un proceso que, aunque reconocen que puede extenderse meses o años, aumentará "la presión a escala europea" y obligará a los estados miembros a replantearse su tratamiento legislativo a este tipo de servicios.

Uber se arma antes de mover ficha

En EEUU de momento está sabiendo posicionarse. A principios de este mes Uber robó a Google a Rachel Whetstone. Una de las cabezas más poderosas dentro del lobby tecnológico en EEUU. Whetstone está casada con Steve Hilton, el que fuera un alto asesor de David Cameron antes de renunciar en 2012 y que actualmente es el director ejecutivo de Crowdpac. Antes, la empresa de vehículos contrató también a David Plouffe, principal arquitecto de la elección presidencial de Barack Obama en 2008 y Mark MacGann para defender sus intereses ante los gobiernos de Europa, Oriente Próximo y África.

Cualquier podría pensar que la startup está montando un poderoso lobby a favor del transporte colaborativo para afrontar la guerra que se avecina. Ante estas acusaciones su consejero delegado y cofundador, Travis Kalanick, ha respondido tajante: "Los taxis llevan años y años haciendo lobby y pagando por tener cada vez más influencia en todas las ciudades".

Uber se quiere meter también en el negocio de los mapas y ha ofrecido 3.000 millones de dólares para hacerse con el servicio Here de Nokia

Uber también se quiere meter en el negocio de los mapas y según ha publicado The New York Times ha ofrecido 3.000 millones de dólares (unos 2.660 millones de euros), para hacerse con el servicio Here de Nokia. La finlandesa se encuentra inmersa en la operación de fusión con la francoamericana Alcatel Lucent, de ahí su interés por desprenderse del negocio de mapas. Con esta maniobra la startup podría mejorar notablemente la rapidez de su servicio de transporte de viajeros.

El reto de Uber en un futuro cercano es el de convencer a los reguladores, distintos países y prensa de que no son un negocio de transportistas, "sino de software tecnológicamente innovador que reúne a personas que desean utilizar determinados servicios de transporte ofrecidos por proveedores privados o profesionales". Lo consiga o no, de lo que no cabe duda es que contará con mucha ayuda.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios