elevan el riesgo de "catástrofe mundial"

Faltan solo tres minutos para el fin del mundo: el Reloj del Apocalipsis se adelanta

El cambio climático y la modernización de los arsenales nucleares hacen que una catástrofe mundial esté más cerca que nunca. El Reloj del Apocalipsis lo refleja

Foto:  Faltan solo tres minutos para el fin del mundo: el Reloj del Apocalipsis se adelanta (iStock)
Faltan solo tres minutos para el fin del mundo: el Reloj del Apocalipsis se adelanta (iStock)

El equipo que compone el Bulletin of Atomic Scientists ha decidido adelantar las manecillas del Reloj del Fin del Mundo dos minutos más cerca de la medianoche. De este modo, solo quedarían tres minutos para que acaeciera una catástrofe mundial que signifcaría la extinción de la vida en la Tierra.

Esta comisión especial de científicos, formada por 18 Premios Nobel que se reúnen dos veces al año para evaluar las amenazas internacionales, ha revelado que el "riesgo de catástrofe mundial es muy elevado", como consecuencia del continuo cambio climático y el empeño por modernizar los arsenales de armas nucleares. 

"En 2015, el cambio climático, la modernización de armas nucleares y los descomunales acopios de este tipo de armas representan una amenaza extraordinaria e innegables a la existencia de la humanidad ", dijo el grupo en un comunicado. "Los líderes mundiales no han actuado con la velocidad o en la escala necesaria para proteger a los ciudadanos de una potencial catástrofe. Estos errores de liderazgo político ponen en peligro cada persona en la Tierra", han añadido.

Desde el 2012, el reloj se mantenía parado a las 23.55, a solo cinco minutos de la medianoche. Ahora quedan dos minutos menos para que el mundo afronte la catástrofe global que le llevará a su extinción.

 

La curiosa historia de este reloj

En 1947, Martyl Langsdorf, una pintora especializada en paisajes abstractos, ilustró con un reloj la portada del Bulletin of Atomic Scientists. Ese reloj marcaba las 11.53, siete minutos antes de medianoche. La hora no era casual, y la imagen del reloj, tampoco. Langsdorf era mujer de uno de los físicos (Alexander Langsdorf Jr.) que participó en el equipo que inventó la bomba atómica.

Dos años antes, en 1945, la creciente preocupación y el debate surgido a raíz de los preparativos para lanzar la bomba sobre Hiroshima y Nagasaki hicieron que Langsdorf y sus compañeros fundaran la publicación conocida como Bulletin of Atomic Scientists, que de ser un mero folleto se convirtió en una consolidada revista.

Esta revista fue la que ilustró Langsdorf, después de descartar la idea de estampar en ella una enorme letra "U" en alusión al símbolo químico del uranio. Sin embargo, el diseño definitivo fue un reloj próximo a marcar la medianoche. La metáfora era clara: la humanidad corría el peligro de autodestruirse con alguno de sus inventos, y la hora estaba cada vez más cerca.

Portada de la primera revista del 'Bulletin of the Atomic Scientists', de 1947
Portada de la primera revista del 'Bulletin of the Atomic Scientists', de 1947

Son ya más de 60 años los que el Reloj del Fin del Mundo, como fue bautizado, lleva haciendo tictac. Cada año, en enero, el consejo de seguridad de la asociación, en consulta con su comité de asesores, fija la nueva hora. 

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios