sigue siendo cara y casi no tiene contenidos

¿Pensando en una televisión 4K para Reyes? Mejor esperar

Ha pasado más de un año desde que aterrizaron en el mercado, pero ha cambiado poco el panorama de los televisores 4K: siguen siendo caros y no hay contenidos

Foto: ¿Pensando en una televisión 4K para Reyes? Mejor esperar

Ha pasado más de un año desde que aterrizaron al mercado de la mano de unos pocos fabricantes, pero poco ha cambiado el panorama de los televisores 4K. Si bien es cierto que sus precios han bajado un poco y se pueden encontrar algunos contenidos más (sólo en internet), sus carencias son similares a las de hace 365 días: pocos contenidos en la máxima resolución y unos precios todavía un poco inflados.

¿Merece la pena comprarse un televisor 4K esta Navidad? Según ha explicado a Teknautas la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), todavía conviene esperar un poco más. La razon principal la pueden encontrar en la relación contenido/precio. "El incremento de contenidos y la bajada de precios en los productos suelen llegar a la par. Ocurrió con el full HD. De un año a otro tenías infinidad de modelos a un precio asequible justo cuando empezaron a emitir en los canales de televisión. Esto todavía no ha ocurrido con el 4K. Probablemente al consumidor le interese alargar a medio plazo esta compra", han argumentado desde la organización.

La diferencia de precio entre los distintos televisores 4K suele estar en el procesador. Esto lo que te proporciona es escalar correctamente la imagenNo les falta razón. A pesar de que se pueden encontrar en las tiendas modelos de televisores 4K más baratos que el año pasado (aunque también de dudosas prestaciones), en cuanto a contenidos hay muy poca novedad.

La tecnología 4K, que es el estándar de los llamados televisores de ultra alta definición (UHDTV), es capaz de mostrar una resolución de hasta 4096 × 2160 píxeles, lo que supone cuatro veces más calidad que las actuales pantallas de alta definición. La barrera principal que separaba a estos televisores del público general era su elevado precio, además de su gran tamaño. Aunque los primeros que aparecieron eran de 84 pulgadas, ahora ya se pueden encontrar a partir de 42, algo que los ha hecho más adaptables a cualquier salón y también ha bajado sus precios, pudiéndose encontrar desde poco más de 500 euros. Otra cosa es que merezcan la pena estos modelos.

Televisores 4K a bajo coste, una mala compra

"La mayoría de televisores 4K de menos de 1.000 euros no merece la pena. Hay que tener en cuenta que la diferencia de precio suele estar principalmente en el procesador de imagen. Esto lo que te proporciona es escalar correctamente a 4K imágenes estándar o full HD. Muchos lo hacen erróneamente pixelando la imagen. A otros les han quitado tantos componentes técnicos para venderlos a un precio competitivo que tampoco compensan. Por no hablar de los que dicen que emiten en 4K cuando la realidad es otra bien distinta". El que habla es Aitor Urraca, director de la revista especializada en imagen y sonido On Off.

Pero estos modelos de menos pulgadas tienen otros inconvenientes. El principal es que no se aprecia la calidad de imagen en pantallas pequeñas. Según Javier Revilla, experto en imagen y sonido y socio de Cine Audiorema, "para que de verdad se note el 4K tiene que verse en tamaños muy grandes. Estoy hablando de más de 70 pulgadas. Si la pantalla es más pequeña te tienes que poner a un metro y medio cuando normalmente se debe estar a tres metros o tres metros y medio".

Otros expertos sitúan las pulgadas mínimas para apreciar este formato en el umbral de las 55. En cualquiera de los casos, la mayoría coincide en que si queremos comprarnos un televisor 4K decente, lo mínimo que tendremos que gastarnos es entre 2.000 y 4.000 euros. Y de ahí en adelante.

El problema es que estaremos pagando por un producto del que prácticamente no podremos disfrutar porque sencillamente sigue sin haber contenidos.

La tecnología, por delante de los contenidos

"Los canales de televisión ni siquiera están emitiendo en full HD, por lo que no están aprovechando los televisores estándar. ¿Cómo van a hacerlo para el 4K?", ha añadido Aitor Urraca.

Si nos ponemos a buscar contenidos como películas, documentales, series o deportes el panorama es prácticamente igual de desolador. En internet podemos encontrar algo en canales como YouTube pero de poca duración. Algunas marcas como Sony cuando te vende un televisor 4K te regala un disco duro con cinco películas en 4K a elegir. Pero ni esto es real.

Los canales de televisión ni siquiera están emitiendo en full HD, por lo que no están aprovechando los televisores estándar. ¿Cómo van a hacerlo para el 4K?Según Javier Revilla "están sacando películas 4K que no son 4K. Es la misma masterización de 1.080 p pero un poco mejor hecha. Le ponen la pegatina de 4K pero es mentira. Los consumidores tienen que entender que no existe ningún contenido en esta calidad. Actualmente no hay DVDs ni reproductores 4K. Sólo Sony ha anunciado que lanzará uno de 4K, que será el primero, pero esto ocurrirá en diciembre del año que viene. Y si llega".

Los pocos privilegiados que ya tienen un televisor 4K sí están visualizando contenidos propios con esta calidad de imagen gracias a las nuevas cámaras de vídeo que incorporan esta tecnología. Algo escaso para un producto por el que estamos pagando de más.

De lo que no cabe duda es que la tecnología 4K, como muchas otras que han aterrizado antes, va por delante de los contenidos. La pregunta que se hacen muchos ahora es si tendrá o no futuro, como ya sucedió con el 3D. De momento son muchas las voces que apuntan a que sólo es un paso para el 8K.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios