Alquila tu plaza de garaje mientras no la usas gracias a Parkfy
  1. Tecnología
el servicio llegará a madrid en pocas semanas

Alquila tu plaza de garaje mientras no la usas gracias a Parkfy

Buscar aparcamiento es una odisea diaria. Esta iniciativa pone en contacto a conductores y dueños de estacionamientos para que alquilen sus plazas

placeholder Foto:

Lunes, 8 de la mañana. Cientos de conductores salen somnolientosde sus garajes para ir a trabajar. Bajo tierra surge un desierto de plazas vacías mientrasen la superficie una jauríade coches lucha poraparcar en una jungla con mucho vehículo y poco estacionamiento. Parkfy esuna nueva startupque se sube al carro de la economía colaborativa para intentar descongestionar las ciudades a través del alquiler de plazas de aparcamiento privadas.

Esta iniciativa sigue la estela de servicios como BlaBlaCar para poner en contacto a personas que posean una plazade parkingcon usuarios que necesiten aparcamiento. De esta forma, cualquiera puede alquilar su plaza que deja vacía durante la jornada laboral, a la vez que consigue estacionar cerca de su trabajo.

El beneficio para los usuarios es, por lo tanto, doble. Los dueños del parking obtienen una remuneración económicade una plaza que hasta ahora quedaba vacía, y los que ocupan los estacionamientos consiguen aparcamiento barato. Requiere, eso sí, permitir el acceso de un desconocido al aparcamiento, algo con lo que no todo el mundo estará de acuerdo.

El cofundador y director ejecutivo de Parkfy, Antonio Linares, calcula que utilizar su plataforma "supondrá un ahorro de entorno al 50% respecto a otros servicios, públicos y privados, de aparcamiento".

El precio lo estipula el propio dueño, que se verá obligado a ser competitivo si desea alquilar su plaza. Linares explica que Parkfy está diseñada para alquileres que vayan "desde minutos a meses y años", aunque considera que la fracción lógica son las horas. Precisamente las horas de la semana en las que la gente está en el trabajo, aunque sin olvidar los fines de semana y las vacaciones.

La plataforma es gratuita, pero el director ejecutivo adelanta que dispondrán de un servicio premium en el futuro. “El dueño de la plaza pagará unos 10 euros al mes para aumentar la visibilidad de la misma”, asegura Linares, lo que hará que sea mucho más alquilada y gane más dinero. Esta por ver si, en caso de éxito, Parkfy se verá obligado a cobrar una tasa, como ya hiciera BlaBlaCar.

De momento lla plataforma ya ha reunido en dos días 50 plazas en Madrid. Linares explica que confían en poder empezar “en tres o cuatro semanas”, una vez que alcancen un número mínimo de plazas de entre 1.000 y 1.500, y espera que el número aumente "exponencialmente" con el tiempo.

La odisea de aparcar en el centro

Los conductores no solo ahorrarán dinero sino también tiempo. “Ir a trabajar supone muchas horas buscando aparcamiento”, explica Linares. De hecho, un estudio de IBM señala que un coche en marcha dedica hasta el 30% de su tiempo a buscar aparcamiento.

En el caso de Madrid, el mismo estudio asegura que casi el 70% de los conductores termina por desistir al no encontrar plaza, y que un 16% tarda más de media hora en conseguir aparcar. La situación no es exclusiva de la ciudad más grande de España: estacionar en el centro de Valencia cuesta casi 20 minutos de media, según asegura Racc.

Por todo ello Linares cree que Parkfy también servirápara descongestionar las ciudades. No en vano, el estudio de IBM también mostró que la búsqueda de aparcamiento genera hasta el 30% de los atascos de una ciudad.

Si el servicio se populariza, Barcelona será la siguiente en disponer de Parkfy“a principios de 2015”, según Linares. Amsterdam también está en sus planes, ya que según el cofundador, “es un sitio muy abiertoa la economía colaborativa”.Linares espera que llegue a más ciudades españolas, y tampoco descarta que se pueda aplicar a poblaciones más pequeñas.

¿El comienzo de una nueva polémica?

La economía colaborativa genera controversia allá por donde pasa. Así ha ocurrido con BlaBlaCar y AirBnb, y Parkfy podría sufrir el mismo problema –y su publicidad asociada–. Linares cree que una regulación “será positiva”, y recuerda que depende del usuario llevar a cabo las operaciones conforme a la legalidad.

El cofundador del servicio defiende la legalidad de Parkfy: “actuamos como intermediarios en un mercado que ya tiene lugar”. Lo que espera conseguir con su plataforma es que aumente la confianza entre las partes De hecho, asegura que en el futuro existirán operarios dedicados a gestionar el intercambio de plazas y garantizar la seguridad.

A pesar de todo habrá que ver qué le depara el futuro a esta startup, ya quelos servicios de aparcamiento públicos y privados podrían ver en esta plataforma una competencia desleal, aunque lo único que haga sea poner en contacto a los usuarios.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Startup
El redactor recomienda