Es noticia
Menú
PocketParker, la aplicación que te ayuda a encontrar aparcamiento
  1. Tecnología
no requiere la instalación de sensores

PocketParker, la aplicación que te ayuda a encontrar aparcamiento

Buscar sitio libre puede ser uno de nuestros pasatiempo más exasperante, sin embargo, una aplicación quiere ahorrarnos tiempo, sin pagos ni intermediarios

Foto:

El centro de las grandes ciudades suele estar a menudocolapsado de coches, zonas restringidas al tráfico, taxistas con prisa y sí, las famosas einacabables obras. Buscar aparcamiento suele convertirse de esta formaen toda una tortura, sin embargo, ya existen diferentesaplicaciones que le pueden ayudar a la hora de encontrar un sitio libreo, incluso, a recordarle el lugar en el que dejó su coche. Tal vez muchas,pero no todas ofrecenunservicio de forma totalmente gratuitani unperímetro de actuación que abarca todos los espacios.

Así esPocketParker. Estanueva aplicación diseñada por la Universidad Estatal de Búfalo (Nueva York)puede conocer nuestra ubicación y facilitarnos la tarea al aprovecharse de unossensores instalados en nuestros dispositivos electrónicos,los llamados acelerómetros.

Según los investigadores, el servicio hace lo que ellos denominan como pocketsourcing, es decir, convertir nuestros smartphones en sensores pasivos que sean capaces de hacer un seguimiento de las actuacionesde otros usuarios, conocer, por ejemplo,quiénes están estacionando los coches en un momento dado oaquéllos que están a punto de abandonar su lugar.

El acelerómetro de nuestro móvil, el chivato

La aplicación PocketParker utiliza el acelerómetro de nuestro teléfono para medir y reportar nuestro comportamiento. Éste es un dispositivo encargado de detectar el movimiento o el giro, es decir, capaz de responder con una señal eléctrica ante una perturbación inducida por la aplicación de una fuerza.

En otras palabras, un tipo de sensor que llevan los tablets o los smatphones para averiguarsi el móvil está en horizontal o en vertical, o si se ejecuta con ellos una determinada acción, como puede ser la de agitarlo en el aire. Con él, se podría ser capaz de reproducir pulsaciones del usuario sobre la pantalla táctil, distinguir palabras con un 80% de acierto o, inlcluso, predecir un terremoto. ¿Por qué no un sitio libre?

A través de esta tecnología, el equipo remoto se encargadedeterminar si el usuario en cuestiónbuscaun sitio o se dispone a salir de él, todo a través de un control de sus acciones: un ritmo más lento de lo normal puede indicar que está buscando aparcamiento, o tal vez el cambio a modo a pie señalar que lo ha encontrado.

Para el estudio, los creadores hicieron que 105 usuarios de móviles inteligentesutilizaran su aplicación durante un mes y medio, generando un total de 10.827 llegadas y salidas de automóviles. Además, se instalaron cámaras en los aparcamientos para comprobar su trabajo, con las que pudierondeterminarque PocketParker era capaz de predecir correctamente el número de lugares disponibles 19 veces de cada 20.

"Nuestro objetivo es evitar que la gente de vueltas continuamente", comenta Geoffrey Challen, profesor de informática y coautor del estudio.

Con Google Maps en mente

Mediante el análisis de la información de las personas que habían instalado la aplicación en sus teléfonos y las referencias cruzadas de datos de estacionamiento (fácilmente disponibles en cualquier servicio de mapas, como por ejemploOpenStreetMap), PocketParker puede hacer un análisis de lossitios libres que seencuentran cerca de su coche y en función de sus dimensiones.

Aunque su utilidad está clara,cuenta a su vez con serios inconvenientes que podrían poner en juego su práctico objetivo: la aplicación solo puede analizar a aquellos conductores que utilicen esta app en cuestión. "Las aplicaciones de este tipo no suelen funcionar bien porque dependen de la cantidad de personas que la utilicen, el problema de la gallina y el huevo", comenta Challen.

Sin embargo, se trata de un defectocon arreglo. Su creador se sincera y asegura que no prevé PocketParker como una aplicación independiente, en cambio, sí podría ser presentada dentro de una aplicación similar como puede ser el caso de Google Maps, que ya integra datos de tráfico en su sistema, y con la que se ganaría llegar a mucha más gente.

La aplicación, que todavía no está disponible pero que se ha presentadoesta semanaen la conferencia de computaciónUbicomp,deSeattle, tiene por delante retos como el de diferenciar aquellos usuarios que buscan un aparcamiento de los que simplemente van más despacio por otras razones.

Gratuita y sin la necesidad de ningún tipo de infraestructura, PocketParker podría ayudarnos enuna tarea que nos quita tiempo y, por qué no, cordura.

El centro de las grandes ciudades suele estar a menudocolapsado de coches, zonas restringidas al tráfico, taxistas con prisa y sí, las famosas einacabables obras. Buscar aparcamiento suele convertirse de esta formaen toda una tortura, sin embargo, ya existen diferentesaplicaciones que le pueden ayudar a la hora de encontrar un sitio libreo, incluso, a recordarle el lugar en el que dejó su coche. Tal vez muchas,pero no todas ofrecenunservicio de forma totalmente gratuitani unperímetro de actuación que abarca todos los espacios.

El redactor recomienda