Consejos, trucos y 'apps' para sacarle partido

Usar la tableta como cámara no es una idea tan ridícula como parece

Es frecuente ver sonrisas burlonas cuando alguien usa su tableta para hacer una foto o grabar un vídeo. Pero este dispositivo tiene más de una ventaja

Foto: Usar la tableta como cámara no es una idea tan ridícula como parece

Es frecuente ver sonrisas burlonas cuando alguien saca su tableta en público para hacer una foto o grabar un vídeo. Incluso existe un blog bastante malévolo sobre el tema cuyo nombre lo dice todo: Look stupid taking photos with an iPad. Pero captar imágenes con una tableta no siempre es una mala idea.

Aunque no es el aparato ideal para usarlo como cámara tiene virtudes importantes. La principal es la más evidente: el gran tamaño de la pantalla por la que observamos la escena que vamos a captar. De la misma forma que muchos fotógrafos no renuncian a encuadrar mirando por el visor de una cámara réflex, las posibilidades de componer correctamente una foto aumentan cuanto mayor es la pantalla con la que observamos lo que vamos a captar.

Una regla que también se aplica a la hora de editar las fotos y vídeos, pues a pesar del crecimiento que han experimentado las pantallas de los teléfonos sigue siendo un auténtico engorro realizar ciertas tareas en ellos, como montar un vídeo. Por eso en ciertos casos puede suponer una gran ventaja poder captar una serie de fotos o videos con el mismo dispositivo con el que vamos a editar ese material.

De esa forma nos ahorramos el tiempo que supone tener que transferir las imágenes desde el móvil o la cámara para trabajar con comodidad en una pantalla grande, algo que es especialmente interesante para los que quieren publicarlas con rapidez en internet, como es el caso de periodistas o blogueros.

Usando el cuerpo como trípode

El principal problema que tiene una tableta para hacer una foto es su nefasta ergonomía, que nos obliga a tener que sujetar con las dos manos el aparato y a la vez pulsar en la pantalla para captar la imagen. Un truco para evitar que las fotos no nos salgan torcidas ni movidas es poner el dedo sobre el botón de disparo de la aplicación de cámara, encuadrar y soltarlo cuando queramos hacer la foto.

Aunque hay que advertir que si usamos un iPad su aplicación nativa de cámara no permite hacer fotos de esa forma, pues al pulsar el botón de disparo comienza a disparar fotos en ráfaga. Pero hay muchas otras aplicaciones de cámara para iPad que si permiten aplicar esa técnica, como Camera+ o ProCam 2.

Otra cosa importante es que las posibilidades de que una tableta acabe rota se multiplican cuando la usamos para captar imágenes. Por eso es importante usar una funda trasera protectora, preferentemente de goma, que nos permita sujetarla con firmeza.

En el caso de que usemos un iPad, la funda magnética Smart Cover de Apple, que sólo cubre la pantalla, resulta especialmente útil para hacer fotos si la combinamos con una funda trasera que sea compatible con ella. La facilidad con la que podemos quitarla hace que sea mucho más sencillo hacer fotos en formato vertical.

Otra pega importante de las cámaras de las tabletas es que hacen muy malas fotos cuando hay poca luz, pues la calidad de sus sensores de imagen suele ser inferior a la de un móvil

Si usamos una funda que cubra tanto la parte trasera como la pantalla del dispositivo es mejor olvidarnos de hacer fotos verticales, pues esa clase de fundas impiden sujetar correctamenta la tableta en esa posición y tienden a tapar el objetivo.

Otra pega importante de las cámaras de las tabletas es que hacen muy malas fotos cuando hay poca luz, pues la calidad de sus sensores de imagen suele ser inferior a la de un móvil. Además no suelen contar con flash. Por eso si queremos hacer fotos de noche o en interiores poco iluminados una buena solución es usar un adaptador para trípodes, algo que a más de uno le resultará excesivo, o bien usar nuestro propio cuerpo como trípode.

Para ello debemos separar los pies sin flexionar las rodillas y apretar los codos hacia dentro sujetando con firmeza el aparato. Incluso si queremos asegurarnos de estabilizar aún más la tableta podemos contener la respiración en el momento de captar la foto.

También podemos usar una aplicación de cámara que cuente con función de estabilización de movimiento. Para iPad las dos que hemos mencionado anteriormente disponen de esa opción. Aunque hay muchas más. En el caso de tabletas que funcionen con Android recomendamos usar Camera Zoom FX y ProCapture.

El punto fuerte: editar fotos y vídeos

Entre las mejores aplicaciones de retoque fotográfico para iPad y para tabletas Android está Phototoshop Touch. Una versión reducida del popular editor de imágenes de Adobe que resulta difícil de usar en un móvil, pero que se maneja perfectamente en una gran pantalla.

Para iPad también recomendamos Filterstorm, una herramienta muy avanzada con la que podemos lograr resultados completamente profesionales. Aunque también podemos usar las que existen para iPhone y móviles Android. Las mejores a nuestro juicio para ambas plataformas son Snapseed y VSCOcam. Ambas gratuitas.

En el caso de que queramos editar vídeo con frecuencia en el iPad aconsejamos comprar Pinnacle Studio. A pesar de que esta aplicación no es precisamente barata logra que no echemos demasiado de menos un ordenador para hacer montajes de calidad. Además, aunque cuenta con numerosas funciones es relativamente sencilla de usar. También podemos optar por editar los vídeos en iMovie, que aunque es menos versátil que la de Pinnacle viene de serie si hemos comprado el iPad recientemente.

En el caso de que usemos una tableta de Samsung la app Video Editor es de las mejores que podemos encontrar en Android. Si buscamos algo similar a Pinnacle Studio para tabletas con el sistema de Google nuestra recomendación es comprar VideoPad. Existe una versión grauita pero la profesional cuesta casi 12 euros.

Un último consejo para los que aún no tengan una tableta o vayan a renovar la que tienen. En el caso de que la usemos con frecuencia como cámara es preferible que no supere las ocho pulgadas. No lo decimos porque si usamos una tableta de mayor tamaño demos bastante el cante, si no porque resulta difícil llevar algo así por la calle. Ademas, cualquiera verá perfectamente lo buena o lo mala que es la foto que vamos a hacer. Aunque eso es lo de menos.
Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios