Es noticia
Menú
La ciencia explica por qué el cable de tus auriculares siempre se enreda
  1. Tecnología
la teoría de nudos estudia este fenómeno

La ciencia explica por qué el cable de tus auriculares siempre se enreda

Da igual el cuidado con el que los guardes: al volver a sacar los auriculares, el cable está hecho un nudo. Aunque no lo creas, hay una explicación científica

Foto:

A todos nos ha ocurrido: da igual el cuidado que tengas al guardarlos que cuando vuelvas a sacar tus auriculares del bolsillo, el bolso o la mochila, el cable se habrá enredado formando un nudo endiablado que te llevará un rato deshacer. No parece haber forma de evitarlo, excepto utilizando un ordenador de cables que, seamos sinceros, pocos utilizamos más de una vez. De forma que volvemos a encontrarnos con los enredos una y otra vez.

Aunque parezca mentira, esto, igual que todos los fenómenos cotidianos, tiene una explicación científica. Dorian M. Raymer y Douglas E. Smith, miembros del Departamento de Física de la Universidad de California en San Diego, publicaron en la revista PNAS un paper titulado Anudación espontánea de una cuerda agitada en la que demuestran que los enredos de un cable son resultado de una función en la que se relacionala longitud del cable y la agitación a la que este se somete.

Para estudiar este asunto, Smith y Raymer diseñaron un simple experimento: cogieron un cable y lo metieron en una pequeña caja de plástico de forma cuadrada, agitaron la caja durante 10 segundos y la abrieron. Ahí estaba, "un nudo monstruoso, muy complejo", explicóSmith a The New York Times. Repitieron el experimento 3.415 veces, utilizando cables de distinta longitud y cajas de distintos tamaños, intentando encontrar una explicación a la complejidad de los nudos.

Cuanto más largo y más flexible, más enredo

¿Y por qué 3.415 veces? "La respuesta científica es con la vez número3.415 ya teníamos resultados estadísiticos lo suficientemente sólidos. La respuesta humana es que ya no podíamos aguantar ni una mas", dice Smith.

Y sí, después de miles de pruebas, encontraron una explicación: cuánto más largo es el cable, más probabilidad hay de que se enrede. Descubrieron que los cables de 46 centímetros o menos prácticamente nunca se enredaban, mientras que si medía entre 46 y 150 centímetros, la probabilidad de enredo subía dramáticamente. "A medida que el cable se hace más largo, la probabilidad sigue aumentando", decía Smith, al menos hasta alcanzar los 5 metros de cable.

Además de la longitud, observaron otra característica que influye y que resulta bastante obvia: la flexibilidad. Cuanto más flexible era el cable, más probable era que se enredase al agitarlo.

Según sus conclusiones, con un cable que mida como mínimo 46 centímetros, y si la caja tiene espacio suficiente como para que gire sobre sí mismo, los nudos se forman en apenas unos segundos. Pero además de determinar las circunstancias que provocan los nudos, crearon una clasificación sobre los distintos nudos que pudieron observar.En total, 1.127 veces de las 3.415 obtuvieron como resultado un nudo, y pudieron identificar un total de 120 tipos diferentes, con un mínimo de 11 cruces de cable por nudo

Miles de nudos distintos

Pero estudiar nudos no es algo nuevo para la ciencia. Existe toda una rama de las matemáticas, llamada teoría denudos, que se dedica precisamente a analizar nudos en sus distintas formas y complejidades. Esta teoría está basada en, por decirlo de una forma sencilla, solo hay una forma de que un cable no esté enredado (es decir, que no se cruce consigo mismo ninguna vez), pero prácticamente infinitas formas distintas de que esté enredado.

Esta disciplina sostiene que hay cientos de nudos individuales o primos, que a su vez se pueden combinar de infinitas formas. Según los expertos, podrías vivir toda tu vida sin ver dos nudos iguales.

De forma que un objeto lo suficientemente largo y flexible que toque consigo mismo un número de veces, es prácticamente imposible que no termine enredado, y cuantos más puntos de contacto haya, más tipos de nudos distintos se pueden formar. Y solo hace falta un poco de movimiento. El que creamos al caminar llevando los auriculares en el bolsillo es más que suficiente para crear un buen lío.

A todos nos ha ocurrido: da igual el cuidado que tengas al guardarlos que cuando vuelvas a sacar tus auriculares del bolsillo, el bolso o la mochila, el cable se habrá enredado formando un nudo endiablado que te llevará un rato deshacer. No parece haber forma de evitarlo, excepto utilizando un ordenador de cables que, seamos sinceros, pocos utilizamos más de una vez. De forma que volvemos a encontrarnos con los enredos una y otra vez.

Física
El redactor recomienda