CON DOS PULGADAS DE PANTALLA TÁCTIL

Auge de las pulseras inteligentes: probamos la Gear Fit de Samsung

Si hay un producto que se ha consolidado en este MWC ese es, sin lugar a dudas, el dispositivo 'wearable'. En Teknautas hemos probado el Gear Fit

Foto: Auge de las pulseras inteligentes: probamos la Gear Fit de Samsung

Si hay un producto que se ha consolidado en este Mobile World Congress, ese es, sin lugar a dudas, el dispositivo wearable. Y es que no hay prácticamente ni un gigante tecnológico que no se haya embarcado ya en esta aventura que supone fabricar un gadget que se pueda vestir.

En cuanto a las pulseras enfocadas a la actividad física se refiere, Huawei ha presentado su pulsera Talkband B1, LG su Lifeband Touch y Sony la Smartband. Pero hay muchas más en el mercado. Aquí en Teknautas sin ir más lejos hablamos hace poco de Fitbit Flex, dispositivo que también ha querido mostrar sus novedades en Barcelona.

Hemos pasado en unos pocos meses de no saber qué son los wearables a disponer de una gran cantidad para elegir. Como no podía ser de otra forma, Samsung, el gigante tecnológico que todo lo abarca, no ha querido ser menos y ha presentado su Gear Fit.

La surcoreana presentó el pasado año su reloj Gear y recientemente su Gear 2. Pero de momento este dispositivo no está teniendo mucho éxito en el mercado debido a sus limitaciones y elevado precio, exactamente igual que otros relojes presentados por otras compañías.

Las pulseras pensadas para monitorizar la actividad física, sin embargo, sí están sabiendo encontrar su público. Son más ligeras, realizan funciones propias de algunos relojes y lo más importante, salen más baratas (aunque no en todos los casos). Prestaciones que esta vez sí, ha sabido captar Samsung.

DISEÑO

El dispositivo consiste en una pulsera de plástico muy ligera que incorpora una pantalla curva de 1,85 pulgadas super Amoled con una resolución de 432 x 128 píxeles. Recuerda, y bastante, al Talkband B1 de Huawei.

Se diferencia de la Fitbit Flex, por ejemplo, en que esta última no cuenta con pantalla ya que se vale de la simplicidad como caballo de batalla. Se limita a cinco puntos LED que son los encargados de contabilizar nuestros pasos y el nivel de actividad, además de ejercer como control del dispositivo.

Desde la pantalla táctil del dispositivo de Samsung se puede llevar a cabo un gran número de funcionalidades. La forma de hacerlo es desplazando el dedo horizontalmente. En una primera toma de contacto, lo cierto es que su manejo resulta muy simple y claro.

El gadget tiene unas dimensiones de 23.4 x 57.4 x 11.95 milímetros y sólo pesa 27 gramos. En la práctica es como ponerse una pulsera normal: casi no se nota que se lleva puesto, lo que lo hace ideal para la práctica de deporte.

Con el objeto que sea más personalizable, las correas son intercambiables. Cabe destacar además que es resistente a agua y polvo.

FACILIDAD DE USO

Gear Fit se caracteriza principalmente por su facilidad de uso, como la mayoría de estos dispositivos.

Como apuntábamos, se maneja desplazando el dedo por su pantalla y el sistema operativo que emplea para ello es Tizen, propio de la compañía.

Entre las utilidades que incorpora se encuentran las notificaciones (que incluye ChatOn, WhatsApp o llamadas entrantes y salientes, aunque todas se pueden configurar desde el teléfono), un control de música que permite manejar el volumen o moverse entre las pistas, entre otras funciones de la música del teléfono, y una herramienta para encontrar el móvil.

Sobre esta última función hay que explicar que lo hace vía bluetooth. Esto quiere decir que localiza el teléfono si este se encuentra más o menos cerca, lo que lo hace útil por ejemplo si no se encuentra en casa. No sirve en las distancias muy grandes.

Además, dispone de un podómetro, un monitor de ejercicio (al que también se puede acceder desde el propio terminal) y un medidor del ritmo cardíaco igual al sensor que incluye el Galaxy S5 debajo del objetivo de su cámara de fotos.

Por último, incluye una cuenta atrás, un cronómetro y unos ajustes desde donde se pueden configurar distintos aspectos de la pulsera tales como el diseño del reloj, el fondo, brillo o la presentación de las funciones.

Gear Fit se conecta al móvil mediante bluetooth y aquí llega uno de sus principales inconvenientes: sólo es compatible con dispositivos Samsung. El Galaxy S5 llevará incorporada la aplicación de forma nativa. Los modelos anteriores de la surcoreana tendrán que descargársela en la tienda online.

BATERÍA

Contar con una pantalla de estas características tiene su precio. El dispositivo incorpora una batería de 210 mAh, lo que se traduce en una autonomía para tres o cuatro días, según ha asegurado la firma a Teknautas.

Comparado con otros dispositivos es poco. El Fitbit Flex, por ejemplo, ofrece hasta cinco días sin cargarla e incluso comprobamos que se puede estirar un sexto.

Lo normal es pensar que en este caso es porque esta última pulsera no dispone de una pantalla que consuma tanta pila. Pero es que según Huawei, TalkBand B1 aguanta seis días sin necesidad de carga y sólo necesita dos horas para cargarse a través de un conector USB.

En cualquier caso, habrá que comprobar sus respectivos comportamientos a largo plazo cuando salgan al mercado. Gear Fit estará disponible a nivel mundial a partir del próximo mes de abril, aunque aún se desconoce el precio de lanzamiento.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios