SE INFILTRAN ENTRE SU PLANTILLA

Turno de noche en Amazon: un pedido cada 33 segundos

Situaciones de estrés, altas exigencias o caminatas de 17 kilómetros de noche. Son algunas de las condiciones que impone Amazon a sus trabajadores

Foto: Turno de noche en Amazon: un pedido cada 33 segundos

Situaciones de estrés, altísimas exigencias o caminatas de 17 kilómetros en pleno horario nocturno. Estas son solo algunas de las condiciones que impone Amazon a sus trabajadores para poder cumplir con los objetivos. Algunos médicos las consideran como posibles causas de enfermedades físicas o mentales, pero la tienda minorista se defiende: "las condiciones son similares a las de otras compañías".

El periodista de la BBC Adam Littler ha estado trabajando encubierto durante algunos días en una de las bodegas de Amazon ubicada en Swansea, Gales. Littler logró grabar con una cámara oculta todo lo que ocurría en un turno nocturno.

El periodista fue contratado como un seleccionador, la persona encargada de tomar las órdenes de compra en una bodega de 74.000 metros cuadrados. Con un escáner, podía saber qué objeto escoger y ponerlo en un carretilla. Después se le asignaba una cantidad de segundos para cumplir la tarea y se iba realizando un conteo regresivo. Si cometía un error, el aparato pitaba.

"Somos máquinas, somos robots. Nosotros conectamos el escáner, pero perfectamente ese aparato podía estar conectado a nosotros", dijo el reportero. Y añadió que "no podemos pensar, tal vez ellos no confían en nosotros para que pensemos como seres humanos".

Unas condiciones poco saludables

A Michael Marmot, especialista en estrés laboral en Reino Unido, se le enseñó un video grabado de forma secreta de los turnos nocturnos en una bodega de la empresa, que incluyen caminatas de 17 kilómetros y donde un trabajador debe seleccionar una orden de compra cada 33 segundos.

El profesor dijo que las condiciones en la bodega son "todas las cosas que no se deben hacer, al mismo tiempo". Además explicó que "las características de este tipo de trabajo, lo que muestra al menos la evidencia, es que pueden incrementar el riesgo de una enfermedad mental y física".

"Siempre van a ser trabajos de baja categoría, sin embargo se pueden hacer peores o mejores. Y entre la demanda de eficiencia y el costo de la salud de las personas, siempre tiene que haber un balance", concluyó Marmot.

Por su parte, Amazon informó que las inspecciones de seguridad realizadas por la compañía no han alertado sobre el tema y que una evaluación de un experto independiente afirmó que las condiciones del trabajo de seleccionador son "similares a los trabajos en otras industrias y no incrementan el riesgo de una enfermedad mental ni física".

Un rendimiento bajo es sinónimo de acción disciplinaria

Lo cierto es que el escáner que tenía el reportero tomaba los datos y enviaba el rendimiento a los supervisores. Cuando fue muy bajo, le dijeron que él podía afrontar una acción disciplinaria.

Si la labor involucra trabajo pesado o tensión mental, el empleado no debe trabajar más de ocho horas en un periodo de 24 horasDespués de estar 10 horas y media trabajando de noche, con un descanso de una hora, el periodista anotó "tuve que caminar un poco más de 15 kilómetros. Estoy agotado. Mis pies son la parte del cuerpo que más me molesta en este momento".

Amazon dijo al respecto que al personal nuevo se le advierte que algunas posiciones son físicamente demandantes y que algunos trabajadores buscan estos trabajos para disfrutar la "naturaleza activa del empleo". La compañía también afirmó que los estándares de productividad eran determinados de forma objetiva, basada en previos desempeños alcanzados por la fuerza de trabajo.

Expertos consultados por la BBC dijeron que los turnos de 10 horas y media podrían ser una infracción en las regulaciones de los tiempos laborales, por el exceso de tiempo y la extenuante naturaleza del trabajo.

El abogado Giles Bedloe explicó que "si la labor involucra trabajo pesado o tensión mental, el empleado no debe trabajar más de ocho horas en un periodo de 24 horas". Pero Amazon argumenta que el turno nocturno cumple con todos los requerimientos y exigencias legales, y que la seguridad y la salud de sus empleados "es su prioridad número uno".

La tienda minorista, en el punto de mira

No es la primera vez que Amazon es acusada de imponer unas más que cuestionables condiciones de trabajo a sus empleados. En Alemania se denunciaron las prácticas que llevaban en algunas de sus bodegas como pagar menos cuando el reloj detecta un retraso, trabajos mediante subcontratas que pagan peor y alojan a los extranjeros en pésimas condiciones o un control orwelliano de sus empleados temporales.

El francés Jean-Baptiste Malet también estuvo trabajando tres meses en un almacén de Amazon en Francia. Su experiencia la relató en un libro titulado En los dominios de Amazon. Relato de un infiltrado.

Malet narró que delatar a un compañero que roba o a otro que critica a la empresa, se premia. También, que en invierno la temperatura del almacén no llega a los 15 grados y los empleados están ateridos de frío, y que las normas de la empresa prohíben divulgar información relacionada con la actividad, los reglamentos, la dirección y el personal. Y lo mejor de todo es que el libro se puede comprar en Amazon...

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios