Es noticia
Menú
ISON se acerca al momento clave para convertirse en 'el cometa de la década'
  1. Tecnología
Pasará junto al sol este jueves por la tarde

ISON se acerca al momento clave para convertirse en 'el cometa de la década'

Una regla no escrita dice que más o menos cada diez años aparece un cometa especialmente brillante. Este jueves sabremos si ISON es uno de ellos

Foto: Imagen del cometa ISON el pasado 15 de noviembre
Imagen del cometa ISON el pasado 15 de noviembre

Existe una regla no escrita en astronomía que dice que más o menos cada diez años aparece un cometa especialmente brillante, lo que los científicos y la prensa científica gustan en llamar el cometa de la década. El último que pudimos ver en el hemisferio norte fue el Hale-Bopp, que cruzó el cielo en 1997.

Ahora, astrónomos y aficionados miran con expectación al cieloesperando el que podría ser el siguiente de la lista, el cometa ISON. Por su tamaño y trayectoria, éste podría ser el próximo, aunque quizá sepa a poco para un elemento que podría haber sido el cometa del siglo.

Los cometas son pequeños cuerpos celestes sólidos y helados que sufren modificaciones a medida que se acercan a una estrella y la temperatura aumenta: el hielo se calienta y sublima (pasa directamente del estado sólido al gaseoso) liberando granos de polvo que reflejan la luz solar y que crean la cola (o colas) del cometa, o bien se producen intensas liberaciones de gas desde el interior del cuerpo que multiplican su brillo.

Esto último fue lo que ocurrió hace ahora dos semanas: ISON experimentó un aumento en la producción de ácido cianhídrico en 48 horas, lo que le volvió repentinamente más brillante, haciéndolo casi visible a simple vista, sin necesidad de utilizar instrumental óptico (ahora, por su proximidad al Sol, no es posible verlo desde la Tierra).

Los cometas, cuerpos impredecibles

Aquel fueun acontecimiento prometedor. El problema es que, como dijo el astrónomo David H. Levy,“los cometas son como los gatos: tienen cola y hacen lo que quieren”. Que ISON sea o no ese cometa de la década depende de lo que ocurra en los próximos días. De momento, solo queda observar y esperar a que se produzcan los acontecimientos.

Pero retrocedamos hasta el principio, hasta el momento en el que ISON fue avistado por primera vez. José Luis Ortiz es investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía, perteneciente al CSIC, y lleva meses observando y estudiando el cometa. “ISON fue descubierto hace más de un año, enseptiembre de 2012, y por lo que se pudo observar en aquel momento pensamos que podía llegar a ser más brillante incluso que la luna llena. Por eso se pensó que llegaría a serel cometa del siglo”, explica. Algo que, poco después, la comunidad científica descartó. ISON no llegaría a brillar tanto como la luna, aunque sí podría igualar a Venus.

En aquel momento, ISON estaba más allá de Júpiter, a gran distancia del Sol, y aunque ya mostraba actividad, aún era difícil predecir lo que ocurriría. Desde entonces, su viaje hacia nuestra estrella ha continuado (parte de ese recorrido puede verse en el vídeo más abajo), y en las próximas horas alcanzará el momento clave: el perihelio, el momento en el que volará más cerca del Sol, a poco más de un millón de kilómetros. Eso ocurrirá este jueves, a las 19:50 hora española.

“ISON pertenece a un grupo de cometas llamados sungrazers, cuya trayectoria les lleva a pasar muy cerca del sol. El problema es que sigue sin ser posible predecir qué va a pasar cuando lo haga. No sabemos si sobrevivirá, y si lo hace, no sabemos cuál será su brillo después”, explica Ortiz. De forma que aún es pronto para colgarle el título de cometa de la década.

Una de las posibilidades que barajan los astrónomos es que la altísima temperatura y la radiación aumenten la sublimación, no solo del hielo, sino de los silicatos y metales que componen el cometa, lo que liberaría gran cantidad de polvo y aumentaría su brillo de forma espectacular, y en ese caso volvería a ser visible desde la Tierra a principios de diciembre.También podría ocurrir que el núcleo de ISONse fragmente o termine vaporizándose, como ha ocurrido con miles de sungrazers en las últimas décadas.

Información sobre el nacimiento del Sistema Solar

Ortiz lleva observando a ISON desde febrero de este año, gracias al instrumental especializado que se encuentra en el Observatorio de Calar Alto, en Almería. Es uno de sus proyectos dentro del Departamento del Sistema Solar, y su interés en el cometa va más allá de su espectacularidad. “Nosotros estudiamos la composición del polvo que libera el hielo, porque contiene información sobre los primeros instantes del Sistema Solar”.

Y es que ISON contiene importantes respuestas en su interior sobre la formación de nuestro sistema planetario. Según la órbita estimada por los científicos, ISON proviene de la nube de Oort, que rodea todo el Sistema Solar y que es lo que queda de la nebulosa que formó el Sol y todos sus planetas, entre ellos la Tierra, hace 4.600 millones de años.

Ortiz explica que para estas observaciones son necesarios unos instrumentos muy especializados, complejos y de gran calidad, y que algunos de ellos solo se pueden encontrar en el observatorio de Calar Alto. “Ahora que ISON está cerca del Sol, solo puede verse con telescopios espaciales que pueden tapar la luz de nuestro astro rey, porque ésta es tan potente que no deja ver nada más. Pero desde aquí hemos estado utilizando instrumentos muy poco habituales, entre ellosun espectropolarímetro y un espectrógrafo,para analizar esas emisiones o reflejos e intentar sacar conclusiones sobre la composición del cometa”.

El mayor observatorio de Europa continental, en Almería

Este observatorio forma parte del Centro Astronómico Hispano Alemán (CAHA), situado en la sierra de Almería. Es el centro astronómico más grande de Europa continental, y se ubica en la provincia andaluza porque es un lugar privilegiado para la observación y el estudio del espacio: “Almería es una de las regiones de Europa con más días de cielos despejados y clima suave. Imagínate intentar estudiar el cielo en Alemania, que está nublado tan a menudo”, cuenta Ortiz.

Sin embargo, trabajadores del centro denuncian que este proyecto, y muchos otros del casi centenar de investigaciones internacionales que se llevan a cabo allíestán en peligro por culpa de los recortes. El CAHA depende del CSIC y del MPIA (homólogo del CSIC en Alemania), y ambos organismos han firmado para este año una reducción del 70% en el presupuesto, lo que ha supuesto una rebaja general de sueldos, dificultades para el reponer el material de mantenimiento e incluso se plantea el despido de todo el personal de limpieza y cocina.

Jens Helming es trabajador del observatorio, del departamento técnico que mantiene los telescopios y demás instrumental: “En el último año, hemos perdido cinco plazas de astrónomos, de las que solo una ha sido cubierta, con lo que ni siquiera tenemos ya personal suficiente para cubrir todas las noches. El resultado de todo esto es que en unos pocos meses ya no podremos ser competitivos, y gran parte de los científicos que hasta ahora observaban aquí se irán a trabajar fuera de España”.

Existe una regla no escrita en astronomía que dice que más o menos cada diez años aparece un cometa especialmente brillante, lo que los científicos y la prensa científica gustan en llamar el cometa de la década. El último que pudimos ver en el hemisferio norte fue el Hale-Bopp, que cruzó el cielo en 1997.

Espacio Almería CSIC
El redactor recomienda