LA POLICÍA HA COMENZADO A DETENER A IMPLICADOS

Las denuncias falsas para renovar el móvil se multiplican año tras año

La Policía ya no aguanta más. El viejo escenario de la denuncia falsa para que el seguro pague un producto del que no se disponía ha

Foto: Las denuncias falsas para renovar el móvil se multiplican año tras año
Las denuncias falsas para renovar el móvil se multiplican año tras año
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La Policía ya no aguanta más. El viejo escenario de la denuncia falsa para que el seguro pague un producto del que no se disponía ha crecido exponencialmente en los últimos años. "Coincide con la popularización de smartphones y tablets que cada vez más ciudadanos denuncian robos con fuerza de estos dispositivos cuando no es cierto. Estamos tratando de concienciar a la gente para que abandone esta práctica, que ya está llevando a detenciones", explica Carlos Fernández Guerra, jefe de redes sociales de la Policía Nacional. 


    En efecto, las fuerzas del orden han comenzado a actuar, dado que surgen nuevos focos en cada rincón de España. El pasado mes de febrero siete personas fueron detenidas en Vélez-Málaga por simulación de delito y denuncia falsa. En todos los casos se aducían tirones de bolsos en los que, supuestamente, viajaban teléfonos móviles de gama alta. Algo parecido sucedía con un adolescente pamplonés hace un par de semanas. En la provincia de Alicante los agentes locales identifican una denuncia falsa cada tres días.

    Entre los principales motivos se encuentran la actualización 'gratuita' del smartphone o el capricho por una determinada tableta. Otros muchos acuden a comisaría denunciando robos con violencia cuando lo que en realidad ha sucedido es que han perdido el terminal o que éste se les ha estropeado en un accidente. La diferencia entre el hurto -normalmente tras olvido- y el asalto callejero es determinante, porque marca la diferencia entre que el seguro lo reponga o no. 

    Mentiras con poco recorrido

    Pero los móviles disponen de un número IMEI que identifica unívocamente el aparato, diciendo quién lo ha fabricado, de qué modelo se trata e incluso a dónde se ha llamado. Los más modernos también cuentan con GPS, de modo que a la Policía no le es difícil saber la ubicación del aparato con un margen de diez metros de error. Otros elementos tecnológicos como las cámaras en establecimientos o edificios públicos también le sirven a los agentes para desmontar versiones falaces del ciudadano. 

    Si de recuperar el móvil se trata, las autoridades recomiendan instalar aplicaciones como Find my iPhone (para iOS) o Prey Anti-Theft (para Android), ambas gratuitas y que sirven para localizarlo, además de guardar el número IMEI a buen recaudo. Otro cantar es que puedan recuperarlo con los datos obtenidos: "La tecnología aporta muchas soluciones para encontrar móviles robados, pero existen otras cuestiones que no son fáciles de gestionar", indica Fernández Guerra. Se refiere, con seguridad, a la necesidad de una orden judicial para acceder al domicilio del ladrón.

    Según fuentes policiales, en lo que llevamos de año se han practicado "cientos" de detenciones. Según la Ley Orgánica 10/1995 del 24 de noviembre, el Código Penal establece una pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses para delitos graves de acusación falsa y/o simulación de delito. En los casos más leves la ley establece multas que varían entre los tres y los veinticuatro meses.

    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    10 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios