Del caucho al número uno en la trazabilidad con láser
  1. Tecnología
MACSA, UNA PYME PUNTERA

Del caucho al número uno en la trazabilidad con láser

A la pyme catalana Macsa le sucede lo que a muchos otros pequeños negocios en este país: que su marca se conoce más fuera de nuestras

placeholder Foto: Del caucho al número uno en la trazabilidad con láser
Del caucho al número uno en la trazabilidad con láser

A la pyme catalana Macsa le sucede lo que a muchos otros pequeños negocios en este país: que su marca se conoce más fuera de nuestras fronteras que dentro de ellas. Esta compañía de Manresa es la única empresa española fabricante de equipos láser de marcaje y la primera del mundo en desarrollar un láser dinámico para codificación en cadenas de producción. ¿De qué hablamos exactamente? De la trazabilidad, algo en lo que estos catalanes son expertos ya que sus aplicaciones en este campo se aplican a cualquier producto de alimentación o electrónica de consumo: un sencillo ejemplo, la fecha de caducidad y el lote de las latas y los tapones de Coca-Cola llevan el sello de Macsa. Su láser dinámico ha sido patentado en Europa, Estados Unidos y Japón.

La compañía inauguró esta semana una nueva planta en Sant Joan que le permitirá triplicar su capacidad productiva: “Si en 2010 estábamos fabricando unos 1.500 equipos, pasaremos a unos 4.500”, comenta Jordi Piñot, consejero delegado de la firma. Eso ha generado ambién 14 nuevos puestos de trabajo y esperan que la contratación siga aumentando. “Nuestra exportación creció un 85% en 2010 y eso nos llevó a buscar otras instalaciones más grandes”, añade. Si el área de marcaje en packaging va bien, también está aumentado la demanda del marcaje industrial y para hacer frente a ello la empresa ha abierto dos nuevas oficinas de representación en México y en Singapur.

Y es que esta pyme familiar, cuyo origen se remonta a 1908 cuando Francisco Muntconill, tío bisabuelo de Piñot, montó un taller de sellos de caucho, no sabe lo que significa la palabra crisis: cerró sus cuentas de 2010 con un aumento del 36% con respecto a 2009, y su previsión de facturación para este año es de 22 millones de euros. Actualmente, la exportación representa casi la mitad del total de la cifra de negocio. Este porcentaje se explica por la alta penetración en países del Sureste Asiático como Corea del Sur, China y Australia, donde tienen acuerdos con empresas como Samsung, LG y Hyundai.

Pastas Gallo, McDonald’s, Nutrexpa o Procter & Gamble son otras de las potentes referencias que tienen entre sus clientes. Pero no sólo cuentan con importantes compañías como clientes sino que además realizan proyectos de lo más interesantes: por ejemplo, a raíz de los atentados terroristas de Madrid y de Londres surgió una normativa europea que obligaba a la trazabilidad de todos los componentes explosivos. “Nosotros ganamos varios concursos relacionados con este tema y hemos vendido equipos de trazado a fabricantes de explosivos”, finaliza Piñot. Esto es lo que se dice diversificar viniendo del modesto sello de caucho…