La socorrista de una piscina recibirá 2.100 euros de indemnización por una agresión
  1. Sucesos
EN PALENCIA

La socorrista de una piscina recibirá 2.100 euros de indemnización por una agresión

Dos personas de etnia gitana agredieron a una socorrista cuando les pidió que salieran de la piscina por bañarse vestidos en ropa interior y de calle

placeholder Foto: La piscina de Villamuriel de Cerrato, donde sucedieron los hechos (R. Casao)
La piscina de Villamuriel de Cerrato, donde sucedieron los hechos (R. Casao)

El 6 de julio de 2019, Alba trabajaba como socorrista en la piscina municipal de Villamuriel de Cerrato, una localidad de 7.000 habitantes muy cercana a Palencia. Ese día, dos personas (un hombre y una mujer) de etnia gitana y unos 40 años aproximadamente decidieron meterse en el agua vestidos con ropa interior y de calle respectivamente, por lo que la socorrista se acercó hasta ellos para llamarles la atención.

Lo que no esperaba era la respuesta que iba a recibir: "Vete a la mierda, vamos a hacer lo que nos dé la gana; vete a tomar por el culo, dónde vas con esas carnes flácidas, sois unos racistas, os vamos a denunciar por racismo". En vistas de que la situación no mejoraba, Alba decidió llamar a la Guardia Civil para informar del asunto, tal y como establece el protocolo de esta piscina.

Foto: Aspecto de la aplicación impulsada para reducir las agresiones a sanitarios. (SMM)

En ese momento, las dos personas que habían insultado y ninguneado a la socorrista decidieron salir del agua y quisieron abandonar las instalaciones. Sin embargo, Alba no se lo permitió y les pidió que esperaran la llegada de la Benemérita para aclarar lo sucedido. En ese momento, la mujer agredió a la socorrista con varios puñetazos, mientras el hombre le dio una fuerte patada en el abdomen que le hizo caer al suelo.

No hay lesiones

Tras la huida de los agresores, fueron los propios usuarios de la piscina los que llamaron al 112 y solicitaron los servicios de una ambulancia, tal y como explica a El Confidencial Ricardo Casao, responsable de los socorristas de la piscina de Villamuriel de Cerrato. Alba fue trasladada al Hospital Río Carrión de Palencia, donde fue reconocida por los servicios médicos y dada de alta pocas horas después.

placeholder Entrada a la piscina municipal de Villamuriel de Cerrato (Google Maps)
Entrada a la piscina municipal de Villamuriel de Cerrato (Google Maps)

Ahora, dos años después, una jueza ha decidido que los dos agresores, identificados como M.M.H.L. y A.H.M., deben pagar una pena de 120 euros de multa cada uno, además de indemnizar a la socorrista con de 2.145,27 euros de forma conjunta. Sin embargo, la sentencia que recoge Diario Palentino no estima que se haya producido un delito de lesiones.

La magistrada considera probado que hubo "un menoscabo en su integridad física o corporal", pero añade que "partiendo del informe pericial, es diáfano que las lesiones causadas no permiten tipificar los hechos declarados probados como los propios de un delito de lesiones, ya que se indica claramente que resultó curada de su lesión con una primera asistencia facultativa consistente en reconocimiento médico, medicación analgésica antiinflamatoria y modificación de tratamiento ansiolítico previo".

La socorrista volvió a su puesto días después de la agresión y siempre ha estado arropada por sus compañeros, a los que ha querido agradecer públicamente su ayuda con varios mensajes en las redes sociales.

Agresión Xenofobia Palencia Racismo Indemnizaciones
El redactor recomienda