Piden 15 años de cárcel para un hijo que asfixió a su madre, la troceó y se comió sus restos
  1. Sucesos
el juicio será el lunes

Piden 15 años de cárcel para un hijo que asfixió a su madre, la troceó y se comió sus restos

Discutieron y él la estranguló. Después, descuartizó su cuerpo y fue guardando algunas partes en plásticos o la nevera para alimentarse de ellos durante "15 días"

placeholder Foto: Será juzgado por homicidio y profanación de cadáveres. Foto: Efe
Será juzgado por homicidio y profanación de cadáveres. Foto: Efe

En febrero de 2019 la Policía Nacional se llevó detenido en el barrio de Salamanca de Madrid a un joven de 26 años. Su madre, a la que familiares, vecinos y amigos llevaban al menos un mes sin ver y cuya ausencia había sido notificada a las autoridades, fue encontrada descuartizada en el mismo piso del distrito del que su hijo salió semanas después esposado. Dos años después, a punto de celebrarse el juicio contra el arrestado, la Fiscalía solicita para él una pena de 15 de años de prisión por asesinar a su madre...y alimentarse de sus restos.

Así lo ha notificado la Fiscalía de la Comunidad de Madrid este viernes, informando de que el juicio contra A.S.G. se celebrará el próximo lunes, 19 de abril, ante la Audiencia Provincial de Madrid, donde se enfrentará a la petición del Ministerio Público de 15 años de cárcel por un delito de homicidio contra su madre y otro de profanación del cadáver al considerar que, tras estrangular a la víctima y trocear su cuerpo, se alimentó "en ocasiones" de sus restos. También solicita una indemnización para su hermano de 90.000 euros.

Según el relato de la Fiscalía, el acusado vivía con su madre en el piso de Madrid donde fue detenido y, a finales del mes de enero o principios de febrero de 2019, ambos discutieron. En el transcurso de la trifulca, el joven sujetó a su madre "fuertemente" por el cuello y lo presionó, con la misma intensidad, hasta estrangularla y provocarle la muerte por asfixia. Después, trasladó el cuerpo hasta una de las habitaciones y lo colocó sobre la cama con la intención, de acuerdo con el escrito, de "hacerlo desaparecer".

Para ello, hizo uso de una sierra de carpintero y dos cuchillos de su propia cocina. Una vez hubo descuartizado el cadáver, el acusado se alimentó "en ocasiones" (durante unos 15 días, según la Fiscalía) de sus restos, "guardando otros restos en varios recipientes de plástico por la vivienda y en el interior de la nevera que había en el domicilio, arrojando también algunos de ellos a la basura dentro de bolsas de plástico".

Sucesos
El redactor recomienda