Roban 150 ordenadores y tablets de un colegio público de Palencia
  1. Sucesos
TAMBIÉN HICIERON PINTADAS CON INSULTOS

Roban 150 ordenadores y tablets de un colegio público de Palencia

Estaban dirigidas a las familias más desfavorecidas del centro escolar, pero no se habían repartido todavía de cara al nuevo curso

placeholder Foto: El colegio Pradera de la Aguilera, en Villamuriel de Cerrato, donde se produjo el robo (Google Maps)
El colegio Pradera de la Aguilera, en Villamuriel de Cerrato, donde se produjo el robo (Google Maps)

Villamuriel de Cerrato es un municipio de casi 7.000 habitantes de la provincia de Palencia, situado apenas a 7 kilómetros de la capital. Allí se encuentra el colegio Pradera de la Aguilera, uno de los dos centros públicos de Educación Infantil y Primaria de la localidad, y es noticia por el robo que ha sufrido en sus instalaciones y que afecta a toda la comunidad educativa.

Los ladrones entraban la semana pasada en el colegio y se llevaban 150 ordenadores y tablets que estaban destinados a las personas más desfavorecidas de la localidad. No solo eso: también forzaron varias dependencias del centro escolar y trataron de abrir la caja fuerte que hay en uno de los despachos, aunque no lo consiguieron.

Foto: La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. (EFE)

Los hechos se conocieron a la mañana siguiente cuando los trabajadores que se encargan de los niños que llegan a primera hora para el turno de 'madrugadores' se dieron cuenta de que alguien había entrado en el colegio. Llamaron rápidamente a la directora del centro, Carolina Ramos, y a la Guardia Civil, que ya ha abierto una investigación para dar con los culpables.

Iban a por el dinero

Carolina Ramos explica a El Norte de Castilla que los intrusos fueron forzando las puertas de las instalaciones en busca de un objetivo económico: "Estamos a principios de curso y creemos que iban a por el dinero. Han forzado la caja fuerte y pensamos que no la han llegado a abrir". Lo que sí encontraron fueron los portátiles y las tablets que aún no se habían entregado a las familias.

Los ladrones tuvieron tiempo de dejar varias pintadas mientras iban forzando las puertas de los distintos despachos

Además, los ladrones tuvieron tiempo de dejar varias pintadas durante su incursión. Una, en la caja fuerte, donde se puede leer "me cago en los muertos"; y otra, la puerta de uno de los despachos, donde escribieron "hijo de puta". Y todo en el momento en el que estaba arrancando el curso escolar más difícil de cuantos se recuerdan en los últimos años.

Carolina Ramos reconoce que hay una gran consternación tras lo sucedido, pero ya se está trabajando para que el robo afecte lo menos posible a los alumnos y sus familias: "Tanto el Ayuntamiento, como la Dirección Provincial y todo el grupo de profesorado estamos aquí tratando de ayudar en este momento complicado. Ese apoyo es primordial dadas las circunstancias".

Robos Colegios Guardia Civil Palencia
El redactor recomienda