Una iniciativa busca acabar con el testeo en animales en la Unión Europea
  1. Sociedad
Iniciativa Ciudadana Europea (ICE)

Una iniciativa busca acabar con el testeo en animales en la Unión Europea

La ICE solicita a los legisladores europeos que protejan la prohibición y se comprometan a establecer una hoja de ruta para eliminar las pruebas en animales en la UE

Foto: Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

A menudo existen dudas sobre si se puede recurrir a animales para realizar experimentos en productos cosméticos. En la Unión Europea, la respuesta corta a esa pregunta es no; la larga, también no, pero con excepciones.

En 2009 la UE dio el primer paso, prohibiendo los test de ingredientes cosméticos en animales. Cuatro años más tarde, en 2013, siguió avanzando: en aquel momento se prohibió testar cosméticos en animales, así como vender productos de este tipo que hubiesen sido testados de esta manera. Es decir, aunque un producto hubiese sido fabricado y testado en animales fuera de la UE, donde sí fuera permitido, no podría venderse aquí. Esta normativa tenía la clara intención de despejar cualquier duda entre los usuarios: si compras un cosmético en la UE, puedes estar seguro de que no ha sido testado en animales.

¿Hay excepciones a esta norma? Lo cierto es que sí. Dichas excepciones están marcadas en el Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de las Sustancias y Preparados Químicos (Reach, por sus siglas en inglés), que establece los preceptos en los que dichos testeos sí son legales. El Reach marca que, en aquellos casos en que un producto lleve un ingrediente potencialmente tóxico, sí se podrá recurrir a los animales para probar su eficacia y efectos inmediatos.

placeholder Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Así pues, las empresas que quieran testar sus productos en animales deberán obtener una autorización de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA). Para ello deberán someter sus métodos a evaluación de la Agencia y especificar todas las propuestas de ensayo. La autorización será concedida o no en función de lo imprescindible de ese testeo y de las sustancias empleadas, teniendo en cuenta factores de salud humana y medioambiente.

Las marcas, unidas contra "la crueldad"

Lo cierto es que, aun con la normativa y sus respectivas excepciones, son muchas las empresas que no experimentan con animales y que no quieren volver a la época en la que estos testeos sí eran legales. Las marcas cosméticas Dove y The Body Shop se han unido a la lucha de grupos de protección animal para pedir que los consumidores firmen una Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) para acabar definitivamente con los ensayos en animales.

Dichas marcas aseguran que "la ECHA solicita nuevas pruebas en animales para productos que se han utilizado de forma segura en productos de consumo y se han manipulado de forma segura en las fábricas durante muchos años". Y eso es precisamente lo que quieren evitar.

Junto a socios como Cruelty Free Europe, Humane Society International, Eurogroup for Animals y la Coalición Europea para Terminar con los Experimentos con Animales, han lanzado la ICE que solicita a los legisladores europeos que protejan la prohibición y se comprometan a establecer una hoja de ruta para eliminar definitivamente las pruebas en animales en la UE. Abierta a todos los ciudadanos europeos, que pueden firmarla en este enlace, la ICE es un mecanismo formal para que los consumidores puedan ayudar a desarrollar leyes en la UE. El objetivo es alcanzar el millón de firmas requerido lo más rápido posible.

"No existe ninguna razón para probar productos cosméticos o ingredientes en animales"

Para Ana Palencia, directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever en España, "no existe ninguna razón para probar productos cosméticos, o los ingredientes utilizados en ellos, en animales. Las propuestas de la ECHA plantean una amenaza significativa al progreso que ha realizado nuestro sector para terminar con las pruebas en animales para garantizar la seguridad de productos cosméticos y otros productos de consumo".

Además, Palencia advierte de que "si estas propuestas progresan, cientos de miles de animales podrían sufrir pruebas innecesarias, cuando las estrategias innovadoras sin animales basadas en ciencia y tecnología de vanguardia ofrecen alternativas fiables a las pruebas en animales. Decimos utilizar ciencia, no animales".

ECBrands