La abogada de la madre pide imputar a tres familiares de José Bretón por mentir
  1. Sociedad
EL ACUSADO INSISTE EN QUE QUEMÓ “ANIMALES MUERTOS”

La abogada de la madre pide imputar a tres familiares de José Bretón por mentir

Lejos de confesar que los mató, José Bretón, el padre de Ruth y José, los dos hermanos desaparecidos hace 11 meses en Córdoba, reiteró este miércoles

Foto: La abogada de la madre pide imputar a tres familiares de José Bretón por mentir
La abogada de la madre pide imputar a tres familiares de José Bretón por mentir

Lejos de confesar que los mató, José Bretón, el padre de Ruth y José, los dos hermanos desaparecidos hace 11 meses en Córdoba, reiteró este miércoles ante el juez que los perdió en el parque Cruz Conde y que en la hoguera donde se han encontrado restos humanos de dos niños de 6 y 2 años, la edad de los pequeños, quemó animales muertos que tenía en la finca de las Quemadillas, según informó la abogada de la acusación particular, María del Reposo Carrasco.

Aparte del interrogatorio, la abogada de Ruth Ortiz solicitó la imputación de tres familiares de José Bretón por un delito contra la administración de Justicia. Según María del Reposo Carrasco, la acusación se dirige contra la madre de José Bretón, su cuñado José Ortega y su hermano Rafael Bretón. La letrada asegura estar convencida de que estos familiares "no participaron en los hechos" pero sí que han mentido para proteger al acusado.

Bretón se agarra al primer informe forense que redactó la sección Científica de la Policía Nacional y que aseguró que los restos eran de animales. Según la abogada, Bretón declaró ante el juez al ser interrogado que lo que quemó en la hoguera fue "la cabeza de un cordero, un gato y un perro".

El juez, José Luis Rodríguez Laínz, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba, interrogó este miércoles a Bretón tras imputarle un doble delito de asesinato con alevosía y el agravante de parentesco. El magistrado cambió la imputación tras la llegada de hasta tres informes que aseguraban que en la hoguera de Las Quemadillas, que prendió José Bretón la tarde en la que dice que perdió a sus hijos, han aparecido hasta 200 huesos de dos niños de 6 y 2 años.

Tras escuchar a Bretón, Rodríguez Laínz insistió a la Policía Científica que redacte un nuevo informe forense sobre los restos hallados en Las Quemadillas. El objetivo del juez es que la Policía despeje ya todas las dudas sobre los huesos de cara a un futuro juicio en el que la defensa podría agarrarse al error inicial de los agentes.

"Suave y tranquilo" durante el interrogatorio

Durante el interrogatorio, la abogada sólo le hizo una pregunta a Bretón: "Que diga si quemó a los niños para que por fin la familia pueda enterrarlos y que los niños dejen de dar vueltas de laboratorio en laboratorio metidos en bolsas de plástico". Ante esa pregunta, Bretón negó la mayor y dijo que no, que no mató a sus hijos.

Según el testimonio de la letrada, durante el interrogatorio el padre de Ruth y José "ha estado más suave y tranquilo" y sobre los informes forenses que apuntan sin ningún género de duda que lo hallado en la fogata son restos de dos niños, dijo que "eso es absolutamente falso".

Bretón se plantó por quinta vez delante del juez, y por quinta vez dijo que no, que no ha matado a sus hijos y que los perdió en el parque. Sobre este extremo, el juez no le permitió dijese "más tonterías", según María del Reposo Carrasco, y no le preguntó nada sobre lo que pasó en el parque Cruz Conde de Córdoba aquel 8 de octubre.

La tarde en la Audiencia Provincial de Córdoba fue muy complicada. Bretón llegó a bordo de un furgón policial mucho antes de que se iniciara su declaración para evitar incidentes. De hecho, ya desde las 15.30 (la declaración estaba prevista para las 16.30) al menos un centenar de personas rodeaba los juzgados cordobeses gritando y amenazando a Bretón y su familia. Se llegaron a escuchar gritos de "Bretón al paredón".

Esta misma multitud recibió con aplausos y gritos de "tú sí que vales" al juez del caso Bretón y a la abogada de la acusación particular. Cuando ya entrada la tarde Bretón abandonó los juzgados a bordo del furgón policial y camino de la cárcel el vehículo fue pateado y golpeado. Un nutrido grupo de agentes de la Policía Nacional tuvo que emplearse a fondo para evitar incidentes mayores.

A partir de ahora, el caso adquiere una nueva dimensión. Ante el juez aún tiene que pasar la familia de José Bretón, expertos del Infoca que vieron la tremenda columna de humo que hizo Bretón el 8 de octubre y las nuevas pruebas periciales que se están ultimando (intento de encontrar ADN, nuevo informe forense de la Policía). Pese a que Bretón sigue sin confensar, el juez cuenta cada día con más argumentos para sostener su imputación por haber asesinado a sus dos hijos de forma premeditada hace 11 meses.

José Bretón