UN AÑO MÁS DE ESPERA PARA LOS RESIDENTES EN SABADELL

El recorte sanitario aumenta la desigualdad en los tiempos de espera de la sanidad catalana

Operarse, recibir un tratamiento determinado o ser incluido en una lista de espera para recibir una prótesis de cadera depende en Cataluña de la localidad donde

Foto: El recorte sanitario aumenta la desigualdad en los tiempos de espera de la sanidad catalana
El recorte sanitario aumenta la desigualdad en los tiempos de espera de la sanidad catalana

Operarse, recibir un tratamiento determinado o ser incluido en una lista de espera para recibir una prótesis de cadera depende en Cataluña de la localidad donde uno resida. Al menos esas son las conclusiones del sindicato CCOO. A pesar de que el servicio de sanidad ciudadana es universal y en Cataluña el sistema sanitario público está concertado en su gran mayoría por parte de la Generalitat, existen diferencias en los tiempos de espera para ser intervenido en el quirófano, por ejemplo, si una persona reside en una ciudad barcelonesa o en la provincia de Gerona.

El sistema público sanitario catalán cumple el tiempo de garantía de seis meses para intervenciones quirúrgicas, aunque se acrecientan las diferencias en los tiempos de espera entre zonas y hospitales, de forma que por una prótesis de rodilla se pueden esperar 765 días en Sabadell y 182 en Terrassa. 583 días de diferencia entre ambas ciudades, o lo que es lo mismo, un año y medio de espera a favor de Terrassa.

Así lo denuncia el responsable de política sanitaria de Comisiones Obreras en Cataluña, Toni Tuà, que alerta que bajo la estadística media que confirma que el sistema sanitario catalán cumple el tiempo de garantía para las 14 operaciones más comunes se esconde un gran desajuste entre hospitales y regiones sanitarias, que en algunos casos llegan a una situación de "colapso".

Otras fuentes sanitarias de hospitales públicos como el Vall d’Hebrón o el Hospital Clínico de Barcelona aseguran a El Confidencial que “evidentemente los recortes en el gasto sanitario por la crisis y para reducir el déficit de las arcas de la Generalitat está teniendo un efecto en los tiempos de espera para algunos tratamientos, puesto que se están congelando las plantillas, lo que está provocando retrasos”, aseguran.

Diferencias de equidad

Uno de los casos más paradigmáticos es lo que ocurre con las prótesis de rodilla, que de media en Cataluña requieren 7,79 meses. Mientras que en el Pirineo los pacientes esperan 2,37 meses para ser intervenidos, en el Hospital Parc Taulí de Sabadell este tiempo de espera se amplía hasta los 25,5 meses (765 días), el periodo más elevado de la comunidad. Esta situación, según CCOO, es aún más grave si se tiene en cuenta que en dos centros muy cercanos al Parc Taulí, situados a apenas diez minutos en coche, la demora es mucho menor: 263 días en el Hospital de Terrassa y 182 en la Mútua de Terrassa.

Esta situación se vuelve a repetir en el caso de las artroscopias: en el Parc Taulí sufren un tiempo de espera de 527 días (17,58 meses), mientras que en el Hospital de Terrassa la intervención se practica a los 77 días. En el Pirineo en cambio solo tienen que esperar un mes y medio cuando la media en Cataluña es de 5,98 meses.

Las "diferencias de equidad", como las ha definido Tuà, están generalizadas en la mayoría de operaciones y en regiones sanitarias o centros hospitalarios, especialmente en los de Barcelona. Ser intervenido de cataratas en el Hospital de Granollers puede llevar hasta 248 días, mientras que serlo en el de Mollet (situado a apenas diez kilómetros) requiere tan sólo 80 días.

Los responsables sindicales aducen varias causas que explican esta disfuncionalidad de la sanidad catalana, que van desde la falta de recursos económicos y materiales, hasta la actitud de algunos médicos que, según ha denunciado, favorecen la lentitud del sistema público para beneficiar su trabajo en clínicas privadas. También aseguran que algunos gestores de centros públicos aprovechan los tiempos de demora para presionar al Servicio Catalán de la Salud.

Para acabar con esta desigualdad en la demora, la secretaria de Políticas Sociales de CCOO, Aurora Huerga, ha propuesto que se hagan públicas las listas y los tiempos de espera de visitas a los especialistas, que se dé la opción de derivar las pruebas diagnósticas para acortar plazos de espera y que se informe del tiempo de todo el proceso, desde la visita de atención primaria hasta la intervención quirúrgica.

“Sucede en todo el mundo”

Por su parte, la Conselleria de Salud de la Generalitat defiende una reducción de los tiempos y de las personas que se encuentran en listas de espera para una prueba diagnóstica o una intervención quirúrgica en Cataluña, aunque ha admitido algunas "variaciones en las distintas regiones sanitarias, como sucede en otros lugares del mundo", declara el director de la División de Evaluación de los Servicios del Catsalut, Josep Maria Argimon.

En respuesta a las denuncias sindicales sobre los distintos tiempos de espera en función de los lugares de residencia, Argimon ha defendido la "transparencia" de las cifras, que se encuentran colgadas en la página web de su departamento. "Cuando valoramos la accesibilidad debemos hacer una mirada conjunta", ha defendido el directivo, que ha constatado una reducción de los tiempos y las personas en lista de espera mediante cifras.

Si bien en 2004 más de 67.000 personas se encontraban en estas listas; a diciembre de 2009 lo hacían 59.000, y a junio de 2010 -a la espera del cierre total de estas cifras-, eran 53.600. Asimismo, el tiempo de espera ha pasado de cinco meses en 2004 a algo menos de cuatro meses en 2009, todo en el contexto de un "incremento de la población importante", ha aducido Argimon. También ha indicado el esfuerzo del departamento para aumentar la actividad quirúrgica, pasando de 75.000 intervenciones a 2004 a aproximadamente 85.000 en el primer semestre de este año.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
83 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios