Es noticia
Menú
El fiscal quiere registrar la iglesia donde rezaban los McCann tras detectar los perros olor a cadáver
  1. Sociedad

El fiscal quiere registrar la iglesia donde rezaban los McCann tras detectar los perros olor a cadáver

El caso Madeleine sigue siendo primera página de los medios de comunicación portugueses. Después de que el martes el Fiscal general del Estado remitiese el proceso

Foto: El fiscal quiere registrar la iglesia donde rezaban los McCann tras detectar los perros olor a cadáver
El fiscal quiere registrar la iglesia donde rezaban los McCann tras detectar los perros olor a cadáver

El caso Madeleine sigue siendo primera página de los medios de comunicación portugueses. Después de que el martes el Fiscal general del Estado remitiese el proceso al Juez de Instrucción para que autorice nuevas diligencias, este miércoles la prensa aseguró que entre éstas están las autorizaciones para registrar la Iglesia de la Praia de Luz, para que la empresa de alquiler de coche le facilite la lista de las personas que lo alquilaron antes que los McCann, volver a interrogar a Kate y analizar su diario y confiscar los juguetes de Maddie para analizarlos, entre ellos el peluche rosa del que no se separa su madre.

Diario de Noticias se centró en la importancia del coche, el Reanult Scenic alquilado por el matrimonio McCann 25 días después de la desaparición de la pequeña. El rotativo asegura que la Policía quiere que el juez autorice su confiscación para poder analizarlo con más detalle, después de que los análisis de los restos demostraron que en el vehículo había fluidos, sangre y cabellos de la pequeña, al parecer en bastante cantidad. Además, quiere que la empresa de alquiler de coches les facilite la lista de las personas que alquilaron el vehículo antes de los McCann.

Correio da Manha apuntó que los perros rastreadores detectaron olor a cadáver cerca de la iglesia de Praia da Luz, de la que Kate y Gerry tenían llave. La iglesia no fue registrada, ya que al ser un recinto religioso, necesita de autorización del juez y la presencia del mismo durante las búsquedas, indica el rotativo que sugiere que ésta fue una de las peticiones realizadas al juez de instrucción.

Ambos rotativos coinciden en que la PJ quiere analizar el peluche favorito de Madeleine, del que su madre no se ha separado ni un momento, pero también analizar el resto de los juguetes de la pequeña. Mientras, las televisiones apuntaban que otra de las autorizaciones judiciales sería para que la Policía pueda analizar y estudiar el diario de Kate McCann e invadir así su privacidad.

Fondos donados

Por otra parte, los padres de Madeleine no utilizarán para su defensa judicial el fondo creado con donaciones de particulares para ayudar a encontrar a la niña, según informó el portavoz de la familia, David Hughes. "Ellos han decidido que no recurrirán a esos fondos para su apoyo legal", después de que la Policía portuguesa les declarase sospechosos de la desaparición de la menor, señaló Hughes.

"La opinión de Gerry y Kate es que, si utilizan el dinero del fondo, es posible que al noventa por ciento de la gente que hizo donaciones no le importe. Pero si al diez por ciento le molesta, (entonces) no quieren decepcionarles", agregó el portavoz, quien puntualizó que los McCann desean evitar cualquier controversia.

El denominado 'Fondo Madeleine' cuenta con unos 1,4 millones de euros y los seis directores que lo controlan tenían previsto reunirse pronto para decidir si el dinero podía ser utilizado en caso de que los McCann sean acusados de la desaparición de la niña.

El diario The Daily Telegraph señaló que si los McCann querían recurrir al fondo para hacer frente a los gastos legales de su defensa, la medida podía enfurecer a muchas personas que hicieron aportes con el objetivo exclusivo de ayudar a buscar a la niña, desaparecida el pasado 3 de mayo de la habitación de un complejo turístico en el Algarve (Portugal). Se estima que los McCann -ambos médicos- ganan 120.000 libras (unos 178.000 euros) brutas al año, pero no han vuelto al trabajo desde mayo.

El matrimonio británico, que ha manifestado su indignación por las sugerencias de que mataron accidentalmente a la niña y ocultaron el cadáver, regresó el pasado domingo a su país tras dejar la casa que habían alquilado en el Algarve.

El caso Madeleine sigue siendo primera página de los medios de comunicación portugueses. Después de que el martes el Fiscal general del Estado remitiese el proceso al Juez de Instrucción para que autorice nuevas diligencias, este miércoles la prensa aseguró que entre éstas están las autorizaciones para registrar la Iglesia de la Praia de Luz, para que la empresa de alquiler de coche le facilite la lista de las personas que lo alquilaron antes que los McCann, volver a interrogar a Kate y analizar su diario y confiscar los juguetes de Maddie para analizarlos, entre ellos el peluche rosa del que no se separa su madre.

Madeleine McCann